QUIERE ESTUDIAR A FONDO DONDE DUERMEN

Aguirre, preocupada por los mendigos de la calle, ya que "afectan" al turismo

La candidata ha apuntado que "antes venía el Samur Social y ofrecía a las personas que dormían en la calle un albergue y si no querían les hacía una valoración sanitaria y después se limpiaba toda la zona"

Foto: Aguirre y Bauza en su reunión con agentes del sector turístico (EFE)
Aguirre y Bauza en su reunión con agentes del sector turístico (EFE)

Esperanza Aguirre quiere "estudiar a fondo" dónde duermen los 'sin techo' de la capital para que "no afecten al turismo". Además la candidata a la Alcaldía insta a que parte de las manifestaciones que se celebran en el centro se desarrollen en otros sitios porque "ahuyentan" a los visitantes.

Así lo ha destacado este lunes tras reunirse, junto con el presidente de las Islas Baleares, José Ramón Bauzá Díaz y con los principales agentes del sector turístico. Aguirre ha considerado que el Ayuntamiento y la Comunidad "tienen servicios sociales para albergar y alojar a aquellas personas que en algún momento de su vida lo necesiten".

En este sentido, ha destacado que su lema es "ocuparse primero de las personas que lo necesiten" y que otra cosa es "que se haya decidido que dormir en la calle esté permitido", causa que ha señalado pretende "estudiar a fondo" para saber "cuál es la razón por la que antes venía el Samur Social y ofrecía a las personas que dormían en la calle un albergue y si no querían les hacía una valoración sanitaria y después se limpiaba toda la zona".

En este sentido, ha afirmado que en barrios céntricos como el Barrio de las Letras, o la Plaza Mayor, entre otros, "la mayor queja de los vecinos" es que hay "una serie de personas, generalmente de origen extranjero, formando parte de organizaciones y de mafias que están organizadas no solamente para sobrevivir sino tener un buen vivir a base de estas cuestiones que hay que estudiar y erradicar", ha indicado.

Otras medidas contra la mendicidad

No es la primera vez que en nuestro país se ponen sobre la mesa medidas de control de la indigencia. En 2006, el 'Tripartito' de Cataluña, a través de la ordenanza de civismo y convivencia de la ciudad de Barcelona, propuso perseguir la mendicidad organizada, estableciendo multas que iban desde los 750 euros hasta los 1.500 euros.

Sin embargo, la normativa distinguía los supuestos de indigencia por causas de exclusión social. En este caso, los agentes y los servicios sociales tenían el deber de "informar" de la existencia de dependencias municipales habilitadas al efecto. Solo si había condiciones climáticas especialmente duras la obligación de los agentes era trasladar a los sin techo a estos centros. La norma fue motivo de discordia entre los miembros del Tripartito, ya que los verdes votaron en contra de su aprobación. 

Otro caso más reciente es el del portavoz popular del ayuntamiento de Tarragona, que propuso que se elaborara un censo de mendigos para "expulsarlos de la ciudad". Los vecinos "no tienen por qué aguantar no poder entrar en un cajero o en los comercios, o ser molestados en plena calle", afirmaba el PP en un comunicado. Afortunadamente, la medida no llegó a ver la luz.

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda