primera ola de tracking IMOP para El Confidencial

La coalición preferida tras el 28-A es la de PSOE-Podemos, seguida de PSOE-Cs

Ninguno de los pactos posibles para formar un Ejecutivo tras las elecciones del 28-A acapara adhesiones mayoritarias, aunque gana terreno la opción del bloque progresista

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en Moncloa. (EFE)

Las mayorías absolutas forman parte del pasado y el próximo Gobierno de España será casi con total probabilidad, y por primera vez en la historia de la democracia moderna, de coalición entre dos o más formaciones políticas. Con todos partidos alejados de las mayorías suficientes para gobernar en solitario y el tablero electoral polarizado en dos grandes bloques con toda una suerte de cordones sanitarios y vetros cruzados entre los actores que los integran, las preferencias de los electores son igualmente plurales, como la oferta electoral, y ninguna de las coaliciones posibles para formar un Ejecutivo tras las elecciones generales del 28-A acapara adhesiones mayoritarias. La opción que recogería más apoyos se reduciría al 20,9% del respaldo de la ciudadanía y sería la de un Gobierno de progreso formado por PSOE y Unidos Podemos, según los resultados de la primera ola del 'tracking' de IMOP Insights para El Confidencial.

Si estas dos formaciones necesitasen del apoyo de partidos nacionalistas e independentistas, reeditando el bloque de la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa, o lo que sus oponentes políticos denominan 'Gobierno Frankenstein', el porcentaje de electores que se inclinan por esta opción como su preferida se reduce al 12,9%. En términos absolutos, las dos alternativas para que se forme un Gobierno progresista, ya sea con el apoyo o no en la legislatura de independentistas y nacionalistas, alcanzan el 33,8% del apoyo popular y se sitúan como la opción que genera mayores simpatías. Más de siete puntos por delante de lo que suman las dos opciones para que se forme un Gobierno conservador.

La alternativa de un Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos recibe el 12,1% de los apoyos, situándose como la quinta opción, por detrás incluso de un pacto a la andaluza, esto es, un Ejecutivo conjunto entre ambas formaciones que recibiese el respaldo en la legislatura de Vox. Un 18% de los votantes de Cs son partidarios de incorporar la formación liderada por Santiago Abascal a un hipotético pacto de gobierno de su partido con el PP. El modelo de coalición andaluz es, sin embargo, la opción que arrasa entre los votantes de Vox, puesto que un 83% elige importar este modelo a la Moncloa.

Entre los votantes populares existe menos unanimidad, pero la primera opción pasaría por un pacto solo con Ciudadanos, sin menospreciar que un nada desdeñable 28% opta por que este Ejecutivo conjunto reciba el apoyo externo de los de Abascal. En conjunto, ambas opciones para que gobiernen las derechas solo convencen a uno de cada cuatro españoles, frente al pacto para un Gobierno progresista encabezado por los socialistas, que sería el preferido para uno de cada tres electores.

El clima de opinión y las fobias y filias actuales de los votantes ante los distintos encajes para una coalición poselectoral no parecen concordar con algunas de las decisiones políticas de los partidos. Así, la segunda opción preferida por los españoles es la de un Ejecutivo formado por PSOE y Ciudadanos, reeditando el fallido pacto del abrazo entre Pedro Sánchez y Albert Rivera en la investidura de 2016, a pesar de que la ejecutiva de la formación naranja decidió por unanimidad en el arranque de la precampaña no pactar con los socialistas tras el 28-A. Un cordón sanitario, justificado en la apertura de vías de diálogo con partidos independentistas, que ya se ha hecho extensible al nivel autonómico en plazas como Madrid, donde el candidato de Cs, Ignacio Aguado, ha vetado al socialista Ángel Gabilondo para gobernar tras las elecciones del 26 de mayo.

El pacto PSOE-Ciudadanos cuenta con un apoyo importante, especialmente entre los votantes socialistas (27,8%) y los de la formación naranja (28,2%). Sin embargo, el 40,3% de los votantes afines al PSOE considera que el aliado natural de esta formación es Podemos, mientras que el 34,4% de los votantes del partido liderado por Albert Rivera entiende que su socio preferente es el PP.

Nada está escrito sobre los diferentes encajes después de las elecciones generales, a pesar de los planteamientos expuestos durante la campaña electoral, de cara a evitar un bloque institucional que vuelva a hacer asomar el fantasma de la repetición electoral, como ocurrió en 2016. Con todo, Podemos ha tendido ya su mano al PSOE para formar un Gobierno conjunto, mientras los socialistas buscan ampliar sus apoyos para evitar dependencias y en el bloque de las derechas PP y Ciudadanos compiten por la hegemonía de este espacio con la gran incógnita del papel que jugará Vox. De hecho, los votantes de Podemos se inclinan fundamentalmente por un pacto con el PSOE, superando el 60% del apoyo. Unas preferencias que se reducen al 34% a la hora de incorporar las formaciones independentistas —ERC y PDeCAT— y nacionalistas —PNV— a un pacto de legislatura.

Los apoyos externos, de independentistas y nacionalistas en el caso de PSOE-Unidos Podemos, y de Vox en el de PP-Cs, cuentan con un bajo respaldo entre el electorado de ambos bloques. Mucho más residuales todavía son opciones como las de la gran coalición, que asomó en 2015 ante el auge de las formaciones emergentes consideradas populistas, como Podemos, dado que ya solo el 3,5% se inclina por esta alternativa. Un 3,6%, en el caso de que esta gran coalición sea todavía más transversal incorporando a Cs.

Ficha técnica

-Universo: personas de 18 años y más residentes en el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias. 

-Tamaño muestral: 1.399 entrevistas, 200 diarias. 

-Diseño muestral: 'tracking' diario a través de encuestas telefónicas a fijos y móviles. 

-Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 45% de las entrevistas se realizaron a individuos localizados a través de teléfono móvil.

-Equilibraje: con el fin de minimizar posibles errores de campo y ajustar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio x CC.AA.; sexo x edad x comunidades autónomas y equipamiento telefónico en el hogar.

-Margen de error de muestreo: ±2,7 puntos porcentuales para p=q=50% y nivel de significación del 95%, siempre en el supuesto de un muestreo aleatorio simple.

-Fechas de campo: del domingo 17 al sábado 23 de marzo de 2019.

-Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, SA.

*IMOP Insights se acoge al código internacional CCI-ESOMAR para la práctica de la investigación social y de mercados. IMOP Insights cumple con los requisitos establecidos en la Norma UNE-ISO 20252.

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios