EL CAMINO HACIA LA INVESTIDURA

Sánchez descarta cambiar el 'no' y pide a Rajoy fijar fecha de investidura en 48 horas

El líder socialista ha exigido que se fije una fecha de investidura en un plazo máximo de 48 horas. De lo contrario, ha adelantado, el PSOE presentará una iniciativa parlamentaria

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (2d), junto a la presidenta, Micaela Navarro (2i); el secretario de Organización, César Luena (d), y el portavoz parlamentario, Antonio Hernando (i), durante la reunión de la Ejecutiva. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (2d), junto a la presidenta, Micaela Navarro (2i); el secretario de Organización, César Luena (d), y el portavoz parlamentario, Antonio Hernando (i), durante la reunión de la Ejecutiva. (EFE)

La pelota que Mariano Rajoy dejó este mediodía en el tejado de Ferraz ha sido devuelta a Génova pocos minutos después. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha descartado que el PSOE se vaya a abstener en la hipotética investidura de Mariano Rajoy tanto por razones "ideológicas" como "éticas". Después de que el candidato popular lo citase esta semana para decidir si va a la investidura, Sánchez lo ha acusado de "bloqueo" y ha exigido que fije una fecha de investidura en un plazo máximo de 48 horas. De lo contrario, ha adelantado, el PSOE presentará una iniciativa parlamentaria este mismo viernes para que la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, cite al presidente en funciones con el objetivo de no demorar más la mencionada investidura. 

Tras la reunión conjunta de la ejecutiva permanente y la dirección del grupo parlamentario en la que se ha reafirmado el 'no' a la investidura de Mariano Rajoy, el líder socialista ha sacado toda la artillería contra el candidato popular, tanto por su "comparecencia impropia de un candidato" tras su comité nacional, que también tildó de "tomadura de pelo", como por su "indefinición", al no confirmar ni fecha de investidura ni si acepta las exigencias de Ciudadanos para emprender las negociaciones entre ambas formaciones. "No tiene derecho a mantener cautivas las instituciones y la democracia", añadió en un tono crispado que mantuvo durante toda su intervención.

Sánchez ha extendido sus críticas hacia el candidato popular al entender que desde el día en que aceptó el encargo del Rey para acudir a la investidura “lo que hemos visto es que no hay ningún avance”. En lugar de dialogar, ha añadido, "Rajoy exige sumisión de todos grupos a su propuesta para seguir siendo presidente. No solo pide apoyo para la investidura, sino para la gobernabilidad". Sus intenciones, ha remachado en varias ocasiones, pasarían por "gobernar sin oposición". Una hoja de ruta por la que ha acusado al PP de "chantaje" y de "desdén" hacia el resto de fuerzas con representación parlamentaria. "El único dilema del Pp es demostrar si es capaz de articular una mayoría suficiente, y eso no se hace con chantajes", ha aseverado.  

La reaparación del secretario general de los socialistas en el Congreso, tras dos semanas alejado de los focos, no ha aportado novedades en la posición del PSOE marcada por su comité federal el pasado 19 de julio, más allá de la crítica "valoración de urgencia" sobre la intervención de Rajoy, desplazando la responsabilidad hacia el líder del PP y descartando al mismo tiempo explorar una vía alternativa. Esta segunda opción, que es el escenario hacia el que trata de empujar Podemos, no se valora en Ferraz. Al menos, de momento, puesto que por respeto institucional y tras el encargo del Rey apuntan que "es el tiempo de Mariano Rajoy".

Aun sin renunciar a mantener un encuentro con el líder del PP, Sánchez fía cualquier nuevo movimiento a que se fije previamente una fecha para la investidura. Ciudadanos, que hoy esperaba una aceptación de sus condiciones para negociar que finalmente no ha llegado por parte de Génova, tmabién establecía como punto de partida para buscar un acuerdo con los populares que se marcase en el calendario el día de la investidura. La "idenfinición" de Rajoy, en palabras de Sánchez, ha roto los esquemas de todas las formaciones políticas. De hecho, el propio vicesecretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, ha retrasado su intervención en el Congreso, prevista para este mediodía coincidiendo con la finalización de la ejecutiva del PP, para media tarde de este miércoles.

Ni la presión de otras fuerzas políticas para fijar fecha ni el calendario -este domingo se cumplirán 300 días de gobierno en funciones- están condicionando a Mariano Rajoy en su estrategia para pasar de sus 137 diputados actuales a los 176 que le darían mayoría absoluta en la investidura. Más bien al contrario, trata de trasladar la presión a Ciudadanos y PSOE agitando el fantasma de una nueva repetición electoral, que ya valora como escenario plausible aunque remarcando que de ocurrir España se convertiría en el primer país desde la Segunda Guerra Mundial en experimentar esta situación.

Desde el PSOE entienden que “por coherencia” Ciudadanos debe exigir igualmente al PP que se ponga una fecha para la investidura este mismo miércoles, pues de lo contrario no tendría sentido sentarse a negociar con un candidato que no es tal. Mientras tanto, comienza la cuenta atrás para el inicio de la campaña de las elecciones vascas y gallegas, convocadas para el próximo 25-S.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios