EN UNA TRIBUNA EN 'EL PAÍS'

Felipe González se suma a los líderes socialistas que piden dejar paso al PP

El que fuera presidente del Gobierno considera que ha llegado el momento en el que el PSOE debe dar un paso al lado, esperando que sea Rajoy quien deba "mover ficha"

Foto: Felipe González, durante su único mitin de campaña del 26-J, el pasado 24 de junio en el madrileño distrito de Villaverde. (EFE)
Felipe González, durante su único mitin de campaña del 26-J, el pasado 24 de junio en el madrileño distrito de Villaverde. (EFE)

Después del 26J, una lectura se extrae de manera clara en el PSOE: algunos barones abogan por ver cómo su partido se coloca en la oposición, dejando paso in extremis (y a última hora) al PP de Mariano Rajoy para que intente gobernar, aunque sea en minoría. Los resultados obtenidos en la últimas elecciones, donde el Partido Socialista perdió cinco escaños (pasó de 90 escaños en el 20-D a 85 en los últimos comicios) han provocado que se replantee su nueva estrategia, lo que ha dado lugar a que buena parte de los pesos pesados vean claro el plan a seguir: es el momento de hacer oposición y no obstaculizar al PP.

El último en continuar por esta línea ha sido Felipe González, quien, a dos días del comité federal del PSOE, pide al partido de Pedro Sánchez que se siente a dialogar con el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, de cara a la posible investidura del líder popular y reclamó a los socialistas que no obstaculicen un Gobierno en minoría del PP. En una tribuna publicada en 'El País' bajo el título '¿Investidura cuanto antes?', el expresidente rechaza además la idea de gran coalición y apuesta por un Gobierno liderado por el PP a través de acuerdos con otro partidos, como Ciudadanos, para poner cuanto antes el Ejecutivo en marcha.

Guillermo Fernández Vara o Josep Borrell son algunos de los socialistas que se pronunciaron en las últimas semanas de la misma manera que lo ha hecho González, considerando que la mejor opción para el PSOE pasa por hacer una oposición "responsable", lugar desde el que el propio partido socialista debería pensar en su reconstrucción en busca de formar un opción que sea más atractiva para los ciudadanos. Otros, como ha sido el caso de Miquel Iceta o Francina Armengol piden no tirar la toalla e intentar formar gobierno en caso de que Rajoy no lo consiga, algo con lo que no está muy de acuerdo González. 

Excluyendo la coalición y el apoyo al PP en la investidura, [el PSOE] no debe ser un obstáculo para que haya un Gobierno minoritario

Felipe González defiende que, tras unas elecciones en las que el PP mejoró en 14 escaños su resultado electoral del pasado 20-D, el PSOE debe "ocupar su sitio en una oposición responsable" y centrarse en "reconstruir su propio proyecto como alternativa" a los populares con "vocación de mayoría". El expresidente del Ejecutivo recuerda que la fragmentación parlamentaria salida de las urnas impide una mayoría alternativa coherente y, en este sentido, la solución para evitar unas terceras elecciones pasa por "un Gobierno del PP o encabezado por el PP". Así, llama a Mariano Rajoy a abandonar el "modo reposo" que ha tenido hasta ahora.

Felipe González se suma a los líderes socialistas que piden dejar paso al PP

En ese marco, el que fuera secretario general del PSOE reclama a su partido que atienda la "responsabilidad" de aceptar el diálogo que le ofrece el líder del PP, "aun dejando claro que no tiene intención de formar parte de un Gobierno de coalición con el mismo". "Excluyendo la coalición y el apoyo al PP en la investidura, en caso de necesidad, no debe ser un obstáculo para que haya un Gobierno minoritario", defiende Felipe González. En esta línea argumental, reitera su rechazo a una gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos: "Si no se puede formar Gobierno, tampoco se puede obstaculizar que ese Gobierno se forme", afirma.

Pide a Rajoy que deje "de esperar"

Pero para ello, recuerda a Mariano Rajoy que la "táctica de esperar y ver" se agotó y es el PP el que tiene que moverse ahora, aunque le advierte que "sin pretender contratos de adhesión". "Pero del diálogo hay que pasar al pacto, lo que exige renuncias y esfuerzos de aproximación a los grupos que se crean más compatibles para pasar la investidura y para hacer un Gobierno", defiende. Sobre este punto, recuerda que el jefe del Ejecutivo en funciones "seguro que ya sabe las exigencias de Bruselas" en materia de déficit: "Ahora es heredero de sí mismo y deberá explicar si mantiene su promesa de no seguir con los recortes e impuestos".

"Puede y debe haber investidura antes que acabe el mes de julio, o en los primeros días de agosto", defiende el exjefe del Ejecutivo en 'El País'

En cualquier caso, apuesta por la unión de PP y Ciudadanos e incluso Coalición Canaria "en cualquiera de las formulaciones posibles". Y advierte, no obstante, que el PSOE solo podrá fijar posición sobre propuestas concretas. "Si pretende que las fije sobre el programa electoral del PP, ya deben conocer su oposición", subraya. El expresidente del Gobierno considera que "puede y debe haber investidura" antes de que acabe el mes de julio o en los primeros días de agosto para "cerrar este confuso capítulo de la democracia española" y para que España pueda tener un Ejecutivo cuanto antes "capaz de tomar decisiones", afirma.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios