EN 'EL OBJETIVO' DE LA SEXTA

El debate económico de los cuatro grandes partidos

Los responsables de economía de las cuatro principales formaciones políticas han expuesto sus propuestas económicas de cara al 26-J. Un debate sobre una cuestión clave

Foto: El debate económico de 'El Objetivo'
El debate económico de 'El Objetivo'

La campaña electoral ha arrancado y los responsables del área económica de las cuatro grandes formaciones se enfrentan en un cara a cara por defender su programa. Luis de Guindos (PP), Jordi Sevilla (PSOE), Alberto Garzón (Unidos Podemos) y Luis Garicano (Ciudadanos) confrontan en una cuestión considerada como clave y que desde hace años viene siendo campo de batalla para los partidos políticos. 

Comienza el debate económico con la petición de una medida concreta en caso de llegar al Gobierno tras el 26-J

- Garicano: "Lo más importante es un pacto nacional por la educación. Es la asignatura pendiente de nuestro país. Uno de cada cuatro estudiantes fracasan. La medida completa serían 1.000 euros para las escuelas que acojan a estudiantes desfavorecidos".

- Garzón: "Tendría que haber un plan de cambio productivo para generar un empleo y parar los recortes".

- Sevilla: " Nuestra primera medida sería un plan de emergencia social y derogar la reforma laboral"

- De Guindos: "Hay que continuar la reducción del déficil público, creando empleo, con el saneamiento de nuestras cuentas y nuestro sistema financiero. Hay que crear medio millón de puestos de trabajo al año".

Jordi Sevilla analiza el paro: "Hay que tomárselo en serio. Hay que poner en marcha un plan de lucha contra el paro estructural. Hay que subvencionar la contratación". 

De Guindos replica aludiendo a la destrucción de trabajo cuando llegó el PP al Gobierno. "No es verdad, mírate las cifras", contesta a Sevilla sobre contrataciones. "Hay una cuestión muy importante: el empleo no se puede gravar. Es factible mantener los objetivos". 

Garzón carga contra el "modelo del empobrecimiento" del Partido Popular basado en la austeridad: "La legislación laboral no crea emplea, sólo afecta a su calidad".

Guindos se defiende con la valoración "bien" de Mario Draghi. "El ladrillo ha sido sustituido por las exportaciones. Han pasado del 25 al 35% de la economía española. Eso sí es un cambio de modelo productivo", replica a Garzón. "El éxito de la economía alemana es que se dedican a industria de alto valor añadido", vuelve a señalar el representante de Unidos Podemos.

Habla Garicano para defender la creación de empleo de autónomos y emprendedores: "Tenemos que eliminar las trabas". Pide un complemento salarial para quienes tienen "sueldos de miseria" e invertir en la formación de los parados de larga duración. "Se usan para robar por algunos partidos pero no para formar", lanza en alusión velada a los de Andalucía. 

Vuelve Garzón: "Necesitamos parar el modelo del PP, que ha fracasado. Sólo se ha crecido en 2015, cuando el Partido Popular ha dejado de recortar el gasto". "España lleva creciendo tres años", recoge el guante De Guindos, que insiste en que no ha habido recortes sociales. "En España, en protección social, se gasta 50.000 millones de euros más de lo que se gastaba en 2007 y 5.000 millones más en Sanidad que en 2007", pone sobre el tapete el ministro.

"No se puede comparar el número de contratos", se defiende De Guindos tras una precisión del equipo de datos de 'El Objetivo" que ha señalado que un 90,6% de los contratos en 2016 han sido temporales. 

Sevilla le tira una puntada a Garzón: saca una resolución del PCE en la que insta a romper con la Unión Europea y a la salida del euro. "No nos entendimos en marzo", balbucea el portavoz socialista cuando el de Unidos Podemos le recuerda que "estamos condenados a entendernos". Garzón pasa a ocuparse de De Guindos. 

"Ahora le voy a comentar los cambios que van a aprobar sus hermanos de ideología en Grecia", agita el titular de Economía en alusión al Gobierno de Syriza. "El próximo miércoles, en el Eurogrupo, vamos a analizar los recortes de Grecia", pasa al ataque, que describe el recorte en pensiones, el 'tijeretazo' al PIB griego, etc. "También podemos hablar de quién trampeó las cuentas", responde Garzón.

"Un nuevo modelo productivo se hace mirando a países que funcionan", entra al trapo Garicano, que señala dos requisitos: "Un Gobierno honesto y transparente con una Administración sin corrupción e invertir en educación y conocimiento".

Sevilla vuelve a pedir la derogación de la reforma laboral y a retomar el ataque a Unidos Podemos: "Sigo sin saber si el señor Garzón quiere sacarnos de la UE y con qué gorro quiere sacarnos: si con la del Partido Comunista o la de Podemos". El exministro de José Luis Rodríguez Zapatero mantiene el guión de deslizar la denominación "comunista" en las alusiones a Unidos Podemos. 

De Guindos se viene arriba en mitad de la réplica de Garzón a Sevilla: "¡La inflación lleva tres años en negativo, por favor!". 

Garicano entra en el hundimiento de las cajas de ahorro y De Guindos no hila muy fino: "En el tema Bankia qué me va a contar usted a mí". "La politización de las cajas estaba jugando con el futuro de todos los españoles e hicieron un agujero enorme", concluye el de Ciudadanos en su cruce de floretes con el ministro.

Bloque de impuestos

Abre turno Garicano defendiendo los cambios sobre la bajada de impuestos en el programa de C's aludiendo a "ser prudentes" y comprometiéndose a bajarlos aunque "no ahora".

Sevilla justifica que el PSOE no baje impuestos porque "la última nos ha costado una multa". De Guindos tercia: "No va a haber ninguna multa, créame". "Hay muchos que no pagan o no pagan lo que deben. Vamos a esforzarnos por recaudar en la lucha contra el fraude fiscal, a reforzar impuestos por altos patrimonios y a poner en marcha la imposición ecológica", asegura Sevilla, cifrando las medidas en 22.000 millones de euros de ingresos. También golpea a C's por "electoralismo" aludiendo a que no piensan bajar el IVA cultural.

"Ustedes nos dejaron un agujero de 30.000 millones de euros en 2011", ataca De Guindos. Cruce de acusaciones entre Sevilla y el titular de Economía. Garicano y Garzón asisten como espectadores. "Ustedes los socialistas se cargaron el impuesto de patrimonio", golpea otra vez el ministro.

"La promesa del señor Guindos de bajar los impuestos es la misma que hicieron en las elecciones anteriores", afirma Garicano sacando una carta de Mariano Rajoy al presidente de la Comisión Europea en la que se compromete a adoptar "nuevas medidas". "En las elecciones de 2008 se ocultó la crisis y en las de 2011 se ocultó que iba a haber que hacer recortes", señala el portavoz económico naranja.

Juego de palabras. De Guindos habla de "ajuste presupuestario". "Nosotros ya tenemos la senda trazada con Bruselas", insiste el ministro. Sevilla vuelve a sacar la quiebra de Lehman Brothers jugando con el hecho de que De Guindos era su hombre en España. 

Otra enganchada Sevilla-De Guindos, que acusa al socialista de "demagogo".

"Vamos a eliminar las Diputaciones, un nivel entero de gasto inútil", pone sobre la mesa Garicano, que sigue desgranado propuestas: "Vamos a eliminar la amnistía fiscal del Partido Popular". 

"El objetivo prioritario es atajar la emergencia social y generar riqueza", explica Garzón, que pone como ejemplo la deuda del Ayuntamiento de Madrid atajada por el actual equipo de Manuela Carmena. 

De Guindos pide turno de replica aludiendo a un "tripartito contra el Gobierno, o a una troika". "Si lo hubiera habido no estaría usted en funciones", contesta Sevilla. "Estoy dispuesto a pelearme con los tres pero no se quiten la palabra ustedes", replica zumbón el ministro. 

"No le vamos a negar que la economía española está creciendo pero no nos vamos a conformar con eso", asume Garicano, que también lanza dardos a los 'ayuntamientos del cambio': "La Comunidad de Madrid crea empleo y el Ayuntamiento lo destruye". "Con ustedes es que no hay ni crecimiento", ahonda. 

Garzón obvia el ataque de Ciudadanos: "Ustedes han rescatado a la banca, no a los ciudadanos". "Aquí no se ha rescatado a ningún banquero. Lo que se ha hecho es evitar que los depositantes tuvieran que pagar los agujeros", replica De Guindos. "Cuando deje de estar en funciones y pise la calle se va a llevar una sorpresa", augura Sevilla. "¿El señor Zapatero quebró Lehman Brothers?", vuelve a atacar tras una alusión a los tres millones de parados. De Guindos se cuadra: "No se ponga nervioso, no vaya por cuestiones personales". 

Bloque de pensiones

Sevilla se compromete a que suban las pensiones porque con los socialistas siempre han subido. Eso sí, "hay que hacer un impuesto específico", aludiendo a la riqueza, señala el socialista: "Hay que ir a buscar ingresos en sitios que no sean los de los trabajadores". 

"Las pensiones en España están perfectamente garantizadas", replica De Guindos a Sevilla y a Garicano, que ha hilado un discurso sobre la inversión. El ministro sí valora que hay un impacto demográfico sobre la hucha de las pensiones. Elogia una medida de Zapatero: retrasar la edad de jubilación. 

Garzón considera que se reduce la capacidad adquisitiva pero no los precios. "Los salarios de los nietos son las pensiones de los abuelos", argumenta. "Ustedes no han hecho nada por la conciliación familiar. ¿Quiere que hablemos con los que se han tenido que ir de España?", carga el de Unidos Podemos. 

Receso en el debate: De Guindos se lleva la palma de intervenciones por las interpelaciones, seguido por Garzón, Sevilla y Garicano como 'farolillo rojo'.

Abre turno Garicano tras el descanso apuntando que para mantener las pensiones hay que trazar un "plan de futuro" para el país. 

Sevilla sigue el contendiente más 'macarra': acusa a Garzón y "al partido al que representa" de haber hecho piña con Rajoy para no sacar adelante un "gobierno del cambio". 

Tramo final. Garzón se queja de las "políticas neoliberales" que no generan empleo. "Lo hemos hecho en otras épocas" es el recurso de Sevilla para justificar el voto al PSOE. El representante socialista ataca de forma velada a las políticas de PP y Unidos Podemos y a la "confrontación". De Guindos reinvidica el "giro más impresionante de la historia económica reciente de España". 

El broche lo pone Garicano: "Nuestro voto servirá para que España cambie a mejor. Nosotros queremos que el país sea gobernable". 

Los cuatro representantes económicos finalizan el debate esperando que no haya que repetir otras elecciones. 

 

 

Elecciones Generales