no se establece un mínimo para hacerla vinculante

Podemos se vuelca para evitar que la baja participación deslegitime su consulta

Las expectativas de movilización de las bases son reducidas y han ido decayendo, por lo que no se impondrá un listón mínimo de participación para que la consulta sea vinculante

Foto: El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y el secretario general, Pablo Iglesias, durante un acto con los círculos en Barcelona el pasado sábado. (EFE)
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y el secretario general, Pablo Iglesias, durante un acto con los círculos en Barcelona el pasado sábado. (EFE)

La caída de la participación en las primarias internas de Podemos es una constante que ha marcado los últimos procesos internos del partido, amenazando ahora con deslegitimar los resultados de la consulta a sus bases para decidir si se apoya “el pacto Rivera-Sánchez” o se cierran filas con la “propuesta de Gobierno de cambio”. Para evitar el fantasma de la desmovilización, se ha preparado una campaña exprés que tendrá a las redes sociales como principales aliadas, pero que también contará con actos públicos en los que se movilizará a los dirigentes de la formación en lugares como Madrid o Zaragoza. Las expectativas de movilización de las bases son reducidas, por lo que no se impondrá un listón mínimo de participación para que la consulta sea válida y vinculante.

Pablo Iglesias ya arrancó la campaña por el no el pasado sábado en Barcelona, donde fue recibido en un encuentro con los círculos al grito de “que no queremos pacto”. El secretario general anunció que asumiría responsabilidades, insinuando que presentaría su dimisión, si el resultado de la consulta era favorable al acuerdo firmado entre Sánchez y Rivera. Un escenario improbable, a tenor de las insalvables diferencias con Ciudadanos, máxime con la opción de la abstención descartada entre las preguntas, por lo que los temores se deben más bien a que la participación no sea lo suficientemente elevada como para considerarla “un mandato popular”.

Podemos se vuelca para evitar que la baja participación deslegitime su consulta

En las primarias para la elección de los órganos autonómicos gallegos, celebrados este fin de semana, la participación se redujo al 15,7% del censo. Unas cifras que suponen un retroceso de cinco puntos con respecto a las primarias del pasado año. En las primarias vascas, donde las expectativas de participación eran elevadas debido a los resultados cosechados el 20-D, convirtiéndose en primera fuerza superando incluso al PNV, la participación fue del 21,5% del censo. En el proceso de primarias para La Rioja, celebrado el pasado mes de marzo al igual que en Euskadi, se produjo una situación similar, limitándose la participación al 16,5% del censo.

Con cerca de 400.000 inscritos, el techo de participación en una consulta interna se produjo en Vistalegre, para ratificar a Pablo Iglesias como secretario general. Entonces fueron 107.488 militantes y simpatizantes quienes participaron en la votación. Un año y medio después, la participación en las primarias del pasado mes de julio para configurar la lista de candidatos en las elecciones generales descendió hasta los 59.280 electores. El censo de inscritos por aquel momento ya superaba los 380.000.

La consulta que marcará el futuro de la formación de Gobierno o la repetición de elecciones está en manos de 393.714 inscritos. Una cifra que corresponde al censo registrado a las 10:00 del sábado 2 de abril, cuando Pablo Iglesias propuso la realización del referéndum en el consejo ciudadano estatal, máximo órgano de decisión del partido entre asambleas.

"Decisión crucial"

La formación ya inició la campaña de 'mailing' este lunes, enviado un correo informativo sobre el referéndum a todos sus inscritos. Cuando se abra la consulta, este jueves, volverá a enviarse otro correo con el enlace correspondiente a la plataforma de votación, que será exclusivamente telemática. Tampoco se descarta enviar un tercer correo coincidiendo con el último día de la consulta, el sábado 16. Los resultados no se conocerán hasta el próximo lunes. “Es muy importante que todos y todas participemos en esta decisión tan crucial para el futuro de la gente, para el futuro de nuestro país”, exhorta el correo enviado a los militantes.

Podemos se vuelca para evitar que la baja participación deslegitime su consulta

El primer gran acto público de campaña para movilizar a las bases se producirá esta miércoles en Madrid. Allí estarán presentes el portavoz en el Senado, Ramón Espinar, la diputada Carolina Bescansa, el secretario general autonómico, Luis Alegre, y el secretario municipal, Jesús Montero. En el ecuador de la consulta se celebrará otro gran acto en Zaragoza, adonde se desplazará la diputada y jefa de gabinete del secretario general, Irene Montero, y en el que también estará presente el secretario de Organización, Pablo Echenique.

En la carta remitida por correo electrónico a los inscritos, acompañada de las dos preguntas, la formación explica que en la reunión a tres del pasado jueves 7 de abril, “nuestros interlocutores nos dejaron clara una cosa: el pacto Rivera-Sánchez solo admite 'retoques' y es incompatible con la presencia de Podemos y sus confluencias en el Gobierno. Además, el PSOE se ha negado explícitamente, en reiteradas ocasiones, a explorar la vía de un Gobierno progresista”. Es por ello que defienden la redacción de las preguntas y añaden que “es inédito que un partido político pregunte a sus bases y a sus simpatizantes acerca de una propuesta que le han hecho otros partidos, pero en Podemos nos sentimos orgullosos de liderar y promover la democracia directa y la participación de la gente”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios