MAS DICE QUE SUS MALOS RESULTADOS SON POR LOS ATAQUES DEL ESTADO

España, en manos de ERC, un partido que quiere dar un portazo y romper el país

CiU y ERC sumaban 1.260.000 votos en los anteriores comicios y tenían 19 escaños. Hoy, ERC, Democràcia i Llibertat y UDC suman poco más de 1.050.000 sufragios

Varapalo a todos. Es lo que se desprende del resultado de las elecciones en Cataluña: han perdido los partidos tradicionales y ha perdido el bloque independentista, que esperaba que el 'tsunami' secesionista les diese la definitiva luz verde para justificar su salida de España por las bravas. Pero ese bloque pinchó, a pesar de que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) salió airosa de la situación al triplicar sus tres escaños. Podemos barrió a todos y acaparó más de 800.000 votos, el 24,6% del voto emitido.

Los números son demasiado fríos para el bloque secesionista: CiU y ERC sumaban 1.260.000 votos en los anteriores comicios y tenían 19 escaños. Hoy, atesoran 532.000 de ERC y 503.000 de Democràcia i Llibertat (la marca de Convergència) entre ambas fuerzas. Si a ellos les sumamos los 57.000 de UDC, el resultado no puede ser más desalentador: solo tienen poco más de 1.050.000 sufragios. Además, pierde este bloque en escaños (ahora tiene 17 diputados) y en porcentaje: los dos grandes partidos independentistas suman el 31% frente al 36,5% de 2011.

[Resultados de las elecciones generales por municipios y comunidades]

Lo cierto es que los republicanos son la segunda fuerza, por debajo de En Comú Podem, la plataforma que engloba a ICV y a Podemos, entre otros. Pero también es verdad que pueden ser clave para la formación de Gobierno en Madrid. Es un sarcasmo histórico: el partido que quiere ir a Madrid para decir que busca romper con España es una de las piezas indispensables para que España pueda ser gobernada. La pregunta ahora es sencilla: ¿podrá Esquerra decir que no a facilitar un Gobierno de izquierdas en una ocasión histórica?

 

Desde las filas republicanas se guarda silencio absoluto sobre el tema. Se han de valorar los resultados y calibrar las posibles salidas a la situación. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, se limitó a hacer una lectura residual de los resultados: “Hemos obtenido los mejores resultados de la historia moderna en unas elecciones españolas”, subrayó, para rematar que “hace cuatro años había tres diputados independentistas en el Congreso. Hoy somos 17. Es una suma nunca vista”.

[Siga en directo las novedades de las elecciones generales 20-D]

Pero es una verdad a medias. Democràcia i Llibertat (DiL), la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido de Artur Mas, fue uno de los perdedores de la noche: pasó de primera fuerza a tercera. CiU había obtenido más de un millón de votos en 2011. El domingo se tuvo que conformar con 500.000 y pasar de 16 a solo ocho representantes. La gran mayoría de esos diputados eran de CDC y continúan en ella. Por tanto, si ahora se cuentan como independentistas, ¿por qué Junqueras no los cuenta ya como tales en la anterior legislatura si los últimos años han seguido las consignas soberanistas dictadas desde Barcelonanbsp;Porque, de ese modo, disimula el bajón del bloque secesionista en su conjunto.

Las excusas de Artur Mas

¿Y cómo se traduce ese fracaso para Convergència? Su candidato, Francesc Homs, afirma que el resultado obtenido es un “resultado razonablemente bueno”. Pero Artur Mas ya tiene su propia teoría: “Democràcia i Llibertat ha sido despiadadamente, brutalmente atacada por parte de los poderes del Estado, que han ido a por ella porque es una pieza clave de la cadena soberanista”. La culpa, de nuevo, de Madrid. Y no se quedó ahí el ‘president’: le recuerda a Pablo Iglesias “que dijo que no apoyaría una investidura de ningún presidente ni apoyaría a ningún partido que no defienda un referéndum vinculante en Cataluña y el derecho a decidir”.

Le espetó también que la aportación de los catalanes a Podemos “es importante y la base de Podemos en Cataluña es la defensa del derecho a decidir. Y además de las bases de Podemos, también tenemos a ERC y a DiL que defienden lo mismo. Por tanto, asumimos el resultado de En Comú Podem, el de ERC, el de DiL y el derecho a decidir”.

España, en manos de ERC, un partido que quiere dar un portazo y romper el país

Minutos antes, el candidato de En Comú Podem, Xavier Domènech, había avisado de que “en dos meses, una nueva fuerza política catalana ha ganado las elecciones en Cataluña. Y ahora somos el primer grupo parlamentario catalán en el Congreso”. Su intervención ante un público entregado terminó con un “sí a los derechos sociales, sí a la democracia real, sí al derecho a decidir y sí a un referéndum”.

Pero los resultados han permitido que se oigan opiniones para todos los gustos. Jordi Cuixart, recién estrenado presidente de Òmnium Cultural, reivindicó los escaños de Podemos como si fuesen para “el proceso”. Aquí el que no se consuela es porque no quiere, porque casi todos juegan a la ambigüedad.

[Para más información y consultar otros datos, puede descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y 'tablets' de Apple]  

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios