ROTOS DE CAMPAÑA EN IZQUIERDA UNIDA A UN MES DE LAS GENERALES

Alberto Garzón minimiza las dimisiones de miembros de su equipo de campaña del 20-D

El candidato de IU sostiene que "no hay ninguna baja real", pues los dirigentes que han salido de su comité electoral siguen en la dirección. El diputado presenta sus medidas de memoria histórica

Foto: Alberto Garzón, durante la presentación de las propuestas de IU-Unidad Popular, este 20 de noviembre en la cafetería del teatro Quevedo de Madrid. (José Camó)
Alberto Garzón, durante la presentación de las propuestas de IU-Unidad Popular, este 20 de noviembre en la cafetería del teatro Quevedo de Madrid. (José Camó)

En Izquierda Unida se ha acusado el golpe, pero se intenta seguir hacia delante pese a las adversidades. Esta vez, el golpe vino desde dentro, cuando varios miembros del equipo de campaña del candidato, Alberto Garzón, decidieron salir del comité electoral. A sólo un mes de las generales del 20 de diciembre. El diputado intenta poner buena cara y este viernes minimizó esas bajas.

Salidas que, para él, no son "fugas" en su núcleo de confianza. Esas marchas, que adelantó ayer jueves El Confidencial, tienen nombre propio: se trata de Lara Hernández y Ramón Luque, coordinadores de la estrategia política dentro del comité de campaña del 20-D. Ninguno de los dos, no obstante, deja su cargo en la ejecutiva federal: ella es secretaria de Convergencia -un puesto de la máxima confianza de Garzón y desde el que ha pilotado todas las negociaciones con Podemos y con otras fuerzas- y él, de Acción Electoral. 

Los dos eran favorables a la alianza con Podemos, bloque que no pudo cuajar por el portazo de Pablo Iglesias, según el relato de IU. En el caso de Hernández, ha pesado esa decepción y también las discrepancias con la línea política. En el caso de Luque, la crisis abierta en EUiA, el partido hermano de IU y al que él pertenece. Este fue de los que más se fajó para conseguir que EUiA entrara en la coalición con ICV, Podemos y Barcelona en Comú. El pacto se consiguió in extremis, pero incomodó a parte de IU, que no creía acertada la negociación -sólo obtiene el número siete por Barcelona y la cabecera de cartel por Tarragona en los primeros 18 meses de legislatura, los siguientes son para Podemos- y que se quejaba por las formas. Alberto Garzón, junto con José Luis Centella y Adolfo Barrena, los tres nombres fuertes de la cúpula federal, advirtieron a la militancia de que no habían sido "informados" previamente del acuerdo. Luque, sin embargo, niega la mayor y arguye que mantuvo al corriente a la dirección.

Una campaña en ascenso y "estimulante"

Las tensiones acabaron estallando esta semana y se materializaron en estos dos abandonos. Hernández divergía de la estrategía política y del parecer de la vieja guardia, el círculo más próximo a Cayo Lara, como Willy Meyer o José Antonio García Rubio. Las razones de Luque, según explicó hoy mismo a El Confidencial, son otras.

Primero, porque quiere centrarse en la campaña catalana. Y también por tiranteces existentes puertas adentro: "Hay gente en la dirección de IU que han puesto palos en la rueda de la unidad popular, y no es de recibo que se pongan obstáculos al despliegue de la misma en Cataluña, cuando fue aprobada por los órganos de dirección de IU, y esas resoluciones son de obligado cumplimiento para todos. En EUiA respetamos igualmente lo que deciden los extremeños o los andaluces, aunque no nos guste". El dirigente no quiere "señalar a nadie" para no "perjudicar" a IU. Hablará sobre los aciertos y errores cometidos por la federación, pero tras el 20-D, cuando se abra el debate interno.   

A estas marchas hay que sumar otras dos: la de Carlos Martínez Núñez, asesor económico de Garzón, miembro de su equipo de campaña y líder de Jóvenes de IU, que comunicó por Facebook su salida tanto de la federación como del PCE, y la de Alfredo Almendro, del gabinete de comunicación del candidato. Además, también se marchó de IU el coordinador federal del Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS), Pablo Iglesias, para integrar las listas de Podemos en Extremadura. 

Alberto Garzón, junto con la dirigente Esther López Barceló y Julián Rebollo, portavoz de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, este 20 de noviembre. (José Camó)
Alberto Garzón, junto con la dirigente Esther López Barceló y Julián Rebollo, portavoz de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, este 20 de noviembre. (José Camó)

Garzón, cuando fue preguntado este viernes, quitó hierro a las dimisiones. Subrayó que no hay "ninguna baja real", ya que tanto Hernández como Luque siguen en la dirección (no en el comité electoral): ella seguirá participando en el montaje de actos y protagonizará algunos de ellos, y él continuará con su tarea de análisis de encuestas y se centrará en la campaña catalana, en la que EUiA participa dentro de la coalición En Comú Podem, a la que Garzón desea que obtenga "los mejores resultados", pese a que sus votos no se imputarán a IU y, por tanto, no contarán a su favor para poder montar grupo en el Congreso. "Y el resto de cargos sigue en el mismo sitio, y contando con cada vez más gente", hasta el punto de que habrá una "espectacular" campaña gracias a la suma de voluntarios, apuntaló, imprimiendo normalidad a lo sucedido. 

El aspirante palpa una subida “modesta y continua“ y dará “la sorpresa“. La nueva coordinadora de la estrategia será la dirigente madrileña Sira Abed

El aspirante a La Moncloa sostuvo que está convencido de que el viaje hacia el 20-D es y será "estimulante", en la medida en que servirá para "reafirmar la capacidad de transformación" de su candidatura, IU-Unidad Popular. Garzón enfatizó que percibe una "subida modesta, progresiva y continua" de sus expectativas, así que mantiene que IU logrará "dar la sorpresa" en exactamente un mes. 

Fuentes de su entorno abundaron en los argumentos suministrados por él mismo. Explicaron que la estrategia de campaña ya estaba diseñada y no se va a cambiar a estas alturas, de modo que no afecta la marcha de Hernández. En el caso de Luque, ya advirtió hace semanas a la jefa de campaña, Clara Alonso -también de la confianza de Garzón- de que si contaban con él en Cataluña, se iría allí para reforzar el equipo, como así ha sido. Así que la pérdida de ambos dirigentes, recalcaron las citadas fuentes, no suponía un roto imposible de recomponer. No obstante, Alonso ha buscado sustituta para dirigir la estrategia hasta el 20-D y cubrir así las vacantes de Hernández y Luque: se trata de Sira Abed Rego, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, joya de la corona de IU. 

No hará campaña ni en Cataluña ni en Galicia 

Garzón no hará finalmente campaña en Galicia ni en Cataluña, las dos únicas comunidades en las que se presenta conjuntamente con Podemos y otras fuerzas en listas para el Congreso (En Marea y En Comú Podem). Esa es la decisión, salvo imprevistos de última hora. Así se evita la confrontación con Pablo Iglesias. Su caravana, pues, está diseñada para reforzar aquellos lugares donde IU tiene más fácil conseguir escaño: Madrid -lugar de inicio y cierre de la campaña-, Valencia, Alicante, Asturias, Zaragoza, Sevilla y Málaga. Ahí concentrará todos sus esfuerzos. En ellas espera lograr diputado y alcanzar el 5% de los votos necesarios para tener grupo en la Cámara baja, que es la bombona de oxígeno para una fuerza política que se juega su supervivencia el 20-D. No obstante, la cúpula ha programado otros dos circuitos con los que cubrirá toda España, aparte del de Garzón: uno, en el que los mítines correrán a cargo del coordinador federal, Cayo Lara, y la portavoz de IU en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, y otro, con el resto de dirigentes. No se descarta que sean estos dos circuitos los que pasen por Cataluña y Galicia. 

La caravana de Garzón se concentrará en las zonas en las que puede lograr escaños: Madrid, Asturias, Valencia, Alicante, Zaragoza, Sevilla y Málaga

Este viernes es 20-N. Se cumplen 40 años de la muerte de Francisco Franco. Por eso Garzón eligió como tema de su campaña para hoy la memoria histórica. Pretendía rodearse del histórico luchador comunista Marcos Ana, encarcelado durante años por la dictadura, pero se encontraba indispuesto y no podía acudir. El candidato denunció el proceso de "amnesia general" que sufre España, al no reivindicar su memoria y no desenterrar a los muertos que siguen en las cunetas. Es "intolerable" que se siga "conmemorando y celebrando" la represión, una situación que IU lucha por revertir, consciente de que no puede haber una "democracia" plena sin "dignidad" ni "memoria". En España, apuntó gráficamente, es "más fácil ser Billy el Niño [uno de los más conocidos torturadores del régimen] que Marcos Ana". 

En su exposición [consulta aquí las medidas en PDF] le ayudó la dirigente, exdiputada valenciana y arqueóloga Esther López Barceló -jefa de Gabinete del concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato-, quien recordó la "anómala" situación de España respecto al resto de Estados: es el segundo país del mundo tras Camboya, dijo, con más desaparecidos (hay 140.000). "No ha habido ruptura con el franquismo, ha habido negacionismo de Estado". "Una democracia no puede sustentarse sobre las fosas comunes" de la dictadura, denunció. López Barceló insistió en que se trata de una cuestión que afecta a los "derechos humanos", y por tanto la asunción de las peticiones de las victimas del franquismo no debería concernir a un partido político concreto, sino que debería ser un tema "de Estado".

IU dice "la verdad" y "no se esconde"

"Seremos la voz de los que no pueden tener voz, la voz de la gente que siendo joven recuperamos la lucha de los derechos", adelantó. En ese sentido, Garzón sacó pecho de la actitud de IU: su candidatura "dice la verdad y no se esconde" por razones "electoralistas", se atreve "a decir lo que piensa" y no tiene "miedo". "No vamos a mirar a otros partidos", señaló, pero IU sí conservará la "brújula" orientada a esta materia de reivindicación y lucha. Un golpe indirecto a Podemos, que no ha enarbolado la bandera de la memoria histórica. El PSOE sí aprobó la Ley de Memoria en 2007, con el apoyo de IU, y lleva propuestas en su programa, aunque la federación ha venido criticándole por su posición más taimada. 

Una mujer sostiene la foto de un fusilado por el franquismo durante la rueda de prensa de Alberto Garzón en el teatro Quevedo de Madrid, este 20-N. (José Camó)
Una mujer sostiene la foto de un fusilado por el franquismo durante la rueda de prensa de Alberto Garzón en el teatro Quevedo de Madrid, este 20-N. (José Camó)

Garzón presentó así este 20-N una batería de medidas que están incluidas en su programa. Unas, relativas al derecho a la verdad: libre acceso a todos los archivos públicos y privados relacionados con la represión franquista, desclasificación de documentos y garantizar el derecho a la verdad a las víctimas de la dictadura. 

El diputado denuncia el “intolerable“ proceso de “amnesia general“ respecto al franquismo y subraya que no hay democracia sin “memoria y dignidad“

Dos, el derecho a la justicia. IU reclama la anulación de la Ley de Amnistía de 1977 para que los crímenes del régimen no queden impunes, la localización y judicialización de todas las fosas comunes y la investigación del robo de bebés. 

Tres, el derecho a la reparación. En este apartado, IU quiere que se declare la nulidad de todas las condenas del franquismo y que se reconozcan los daños y traumas ocasionados a las víctimas, así como la recuperación de sus bienes expoliados. También exige que se saquen del Valle de los Caídos los cuerpos de Franco y de José Antonio Primo de Rivera, se identifique a todos los represaliados enterrados allí y que se reconvierta Cuelgamuros en un memorial laico de la represión de la dictadura

En último lugar, las garantías de no repetición de los errores del pasado. La federación pide que se incluya en los currículos escolares la enseñanza de la "verdad histórica" de la II República, el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, la Guerra Civil, la dictadura, la represión y la Transición a la democracia. Propone la condena de los actos de exaltación franquista y de negacionismo histórico, así como la ilegalización de cualquier organización que ensalce o justifique la ideología del dictador (como la Fundación Francisco Franco), o el establecimiento de un día de homenaje a las víctimas. 

[Consulta en PDF las propuestas de IU sobre memoria histórica]

!H+-y腬^ڮǩZ⥫VZr뢸

!Iq."r)z^r&m^r!"Vޮj{"؞ׯzǧ皚⦊rدjxZ+jjjZZ֥yȦץ뢸kjzڊ{^r)颺zZ*hqw^m^jjjlz'롩-zrۚjXלwjjjo榦I\jwbuhޚ+bjZ*ⶶ.zu+jFgZޕw޲'^םxAPg!秢ȫ)jzwjkɢk)}ڶ+&--q("zފ׫j.jjjgZ竭&j6jI]i{j^ږVi%jz޲'^֝zQn'Iu䚞֦jj+yץjƦ[b.ZȚ-Zr*'i֬rƭz{Zvxץzxץ+ޗ^jWzVrzr*'z(Z,Ȩעץr&zǬRv)zu~iȧjjjj笵-u^f֝jjjr秢؞榦vjܢwVjh)+^+ZjjjFj煨+-("wjjjjej{^jvZ,ץh5-Z zwjvkj,jWhu.د-ڕZ֜vץjhu)v,h"f!-˧i-^&jez֦z{^zym~'"h~'׬u櫙Zv'!z^ibzV'ץ'z{kyi֚'Zr)ܢyZVi֝zVǩ"ui*+k&j|y&kjh^֝^=셦zi*u榦rzr)碹-ʫjjjg؞jiȧr+^+Zjjj

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios