entrevista a juan marín

"Cs no dará paso a Susana Díaz y si lo hace, entregaré mi escaño"

Vuelve a ser candidato después de tres años y medio como socio preferente del PSOE pero pidiendo cambio. 'Ahora sí, Ciudadanos' es el lema de campaña

Juan Marín, candidato de Ciudadanos, compartirá protagonismo esta campaña con Inés Arrimadas y Albert Rivera y está encantado. Anunció que no volverán a prestar sus votos a Susana Díaz e insiste en que lo cumplirán. Si no, ¿dimitirá? Tras varios circunloquios asegura que sí, que daría paso a otros compañeros y lo repite. En eso ha empeñado ya su palabra. Vuelve a ser candidato después de tres años y medio como socio preferente del PSOE pero pidiendo cambio. “Ahora sí, Ciudadanos”, es el lema de campaña. No sabe contestar a si el PP es un socio de fiar y habla de Andalucía como “un régimen”. Si llega a San Telmo, levantará las alfombras. Teme que habrá más casos ERE. “A mi nadie me dice ‘Juan haz esto o haz lo otro’”, asegura sobre si el que manda es Rivera.

[Consulte el especial Elecciones Andalucía]

PREGUNTA. ¿Por Cs Andalucía se presenta usted o Inés Arrimadas?

RESPUESTA. No hay ningún género de duda. Me presento yo, me eligieron mis compañeros en unas primarias. Para mí es un orgullo que Inés [Arrimadas] pueda venir a acompañarme porque es una mujer de una gran valía que ya le ha ganado a los independentistas, al PSOE catalán, al PP en Cataluña y ahora viene a ayudarnos con un mensaje que todos los españoles entienden y que aquí en Andalucía, donde nos sentimos todos tan orgullosos de ser españoles, también entendemos.

Foto: Fernando Ruso.
Foto: Fernando Ruso.

P. ¿Se está hablando demasiado de Cataluña? ¿Teme que al final las autonómicas sean tan en clave nacional que la realidad de Andalucía sea el segundo plato?

R. No creo. Vamos a hablar mucho de Andalucía con muchas propuestas. Tenemos nuestro programa electoral, un proyecto, iniciativas. Se habla mucho de corrupción, de Cataluña, de las decisiones de un Gobierno de (Pedro) Sánchez en una minoría que está avalada soportada y dirigida por Pablo Iglesias. Lógicamente Cataluña está en el escenario porque hoy los Presupuestos Generales del Estado, una decisión tan importante que afecta también a Andalucía, están relacionados con la independencia de Cataluña.

Cataluña está en el escenario porque hoy los PGE, una decisión tan importante que afecta también a Andalucía, dependen de los independentistas

P. Susana Díaz elude responder sobre esa alianza de Sánchez con los nacionalistas y Podemos o sobre los indultos, ¿reconoce a la presidenta socialista con la que dialogó y pactó los últimos tres años y medio?

R. En absoluto. Susana Díaz es hoy alguien diferente. Nada que tiene que ver la de antes y la de ahora. Ya tuvo su momento agrio cuando perdió las primarias. Tenía diseñada una hoja de ruta para llegar a las elecciones y el señor Sánchez se la ha roto. Ella ponía como excusa para tapar su ineficacia en el Gobierno andaluz la falta de financiación, así se lo exigía a (Mariano) Rajoy, y Sánchez le dio un tortazo cuando se negó a aprobar un nuevo modelo. Fue muy brusco. Más viniendo de quién había sido su mano derecha en Andalucía, la señora (María Jesús) Montero. La han dejado en una situación complicadísima. Se buscó otra excusa, la eliminación de los aforamientos, y salió Sánchez dos días después a decir que iba a suprimirlos. En fin... Susana Díaz nunca ha estado de verdad en el Parlamento andaluz ni en la gestión ni en los temas legislativos.

Foto: Fernando Ruso.
Foto: Fernando Ruso.

P. ¿Si Cs fueron capaces de pactar tres presupuestos con la ahora ministra Montero por qué su partido no puede ahora pactar las cuentas del Estado con esta misma interlocutora?

R. Quieren como aliados a Podemos y medidas económicas que meten la mano en el bolsillo de todos los españoles. Quieren subir el gasóleo, las cuotas de los autónomos... En Andalucía hemos logrado grandes cosas arrancando al PSOE cuestiones en los presupuestos andaluces pero ahora Pedro Sánchez quiere hacer todo lo contrario, esa no es la política económica de la señora Montero sino de Pablo Iglesias, (Pablo) Echenique.

El 'régimen'

P. ¿Ha dicho que Andalucía es una dictadura?

R. No dije esto exactamente, la dictadura afortunadamente es algo que pasó a la historia pero sí es verdad que hay un régimen de 40 años, 40 años haciendo lo mismo y gobernando exactamente los mismos, mientras que en la oposición se han dedicado a la vida contemplativa, se han conformado y resignado hace mucho tiempo a que nunca iban a ganar en Andalucía. Por eso creo que han sido cómplice absoluto de este régimen.

Cuando alguien entra en el PSOE alguien le dice, tranquilo, que esta es nuestra casa, este es nuestro cortijo y aquí podemos hacer lo que nos dé la gana

P. ¿Comparte usted que el PSOE se cree que Andalucía es suya?

R. Sí. Lo llevan en el ADN. Cuando alguien entra en el PSOE, la inmensa mayoría lleva 40 años, alguien le dice, tranquilo, que esta es nuestra casa, este es nuestro cortijo y aquí podemos hacer lo que nos dé la gana. Andalucía solamente es de los ocho millones y medio de personas que viven aquí y cada uno tiene su forma de entender la política y jamás se me ocurriría pensar, aunque gobierne, que esta es mi casa.

P. ¿Por qué Cs colaboró entonces hace tres años y medio a que esa situación se perpetuara?

R. Esa decisión fue muy difícil. Era intentar llevar a cabo reformas a través de unos acuerdos de una forma que nunca antes se había practicado en Andalucía, sin intercambio de sillones ni consejerías y fiscalizando la gestión de un gobierno socialista que nunca había cambiado su rumbo. Fue complicado. Le confieso que no fue plato de gusto en absoluto pero tomamos esa decisión recién llegados al Parlamento andaluz para evitar una situación de casi 90 días bloqueo. Tomamos esa decisión y no me arrepiento. Hemos conseguido muchos cambios. Tenemos ‘una lista del Mercadona’ enorme pero los andaluces saben que hay impuestos que han bajado, que hay más dinero para los autónomos, los emprendedores, para la sanidad y la educación pública, que la asistencia jurídica gratuita tiene más recursos. Hoy saben los andaluces que no hay ni un imputado por corrupción en el Parlamento, que defendemos eliminar privilegios o que exigimos poner en marcha medidas de control para evitar lo que ha venido sucediendo, esa falta de control sobre el dinero público, para poder gastárselo en puticlubs, en empresas de amiguetes, dando subvenciones a la carta. Esto se ha acabado con Cs. Por eso los sondeos dicen lo que dicen. Los andaluces están encontrando una fórmula, que es Cs, para volver a ilusionarse con la política.

Susana Díaz temía el invierno judicial y sabe que va a tener que dar muchas explicaciones en el caso de la fundación de Empleo, la Faffe

P. Entonces, ¿por qué esa determinación de que no volverán a prestar sus votos a Susana Díaz? ¿Y si fuera otro candidato socialista?

R. El PSOE nos dijo el 4 de septiembre que no estaba dispuesto a cumplir lo que había firmado. Rompió nuestra confianza en el documento de investidura. Temían el invierno judicial que tienen por delante. En realidad no había ningún motivo para que hicieran saltar por los aires la hoja de ruta. Susana Díaz quería adelantar elecciones para huir de una coincidencia electoral con Pedro Sánchez y porque la Faffe (antigua fundación de Empleo ahora en los tribunales) se le echaba encima. Ella sabe que va a tener que dar muchas explicaciones de este caso.

P. ¿Por qué el votante de Cs tendría que creerse ahora que no apoyarán a Susana Díaz si dijeron lo mismo en 2015 y lo incumplieron?

R. Ahora hay un relato, unos acontecimientos que antes no existían. No hay posibilidad de volver a llegar a acuerdos con quien los ha incumplido y ha roto la confianza. Se lo dije muy claro a la presidenta, la confianza es algo que es muy difícil de conseguir y muy fácil de romper.

"Asumiré mi responsabilidad"

P. Si Cs incumpliera su palabra y decidiera dar paso de nuevo al PSOE, usted señor Marín ¿entregaría su escaño, dimitiría?

R. Cs eso no lo va a hacer. No se va a dar esa situación. No voy a huir de su pregunta. Nosotros en 2015 dijimos que no íbamos a entrar en un gobierno del PSOE y no entramos. Eso ahora no va a suceder. Si en algún momento esa posibilidad se pudiera dar, que insisto no se va a dar, no le quepa la menor duda de que asumiría mi responsabilidad, no tendría ningún problema en dejar paso a otro compañero.

Foto: Fernando Ruso.
Foto: Fernando Ruso.

P. ¿Se ve usted capaz de dar el sorpaso al PP en Andalucía?

R. No soy presuntuoso pero yo no estoy aquí para ganarle al PP, estoy aquí para ganarle al PSOE las elecciones. El PP ya las ha dado por perdidas. Mi objetivo es derrotar cuarenta años de lo mismo, de corrupción, de engañar a los andaluces, de resignación.

P. Todo apunta a un escenario sin mayorías absolutas, donde el gobierno necesitaría alianzas. Los pactos son cada vez más claros, Cs y PP o PSOE y Adelante Andalucía. ¿Ve otra posibilidad?

R. Si ganamos las elecciones mi obligación será formar gobierno en cuanto tenga los resultados y voy a hablar con todas las fuerzas políticas.

P. Todos quieren bailar en solitario, lo comprendo, pero este es un baile de parejas. ¿Está usted cómodo con Juanma Moreno?

R. Hablo mucho con él. Es afable, tengo una buena relación personal. No entiendo que durante toda la legislatura su enemigo haya sido Cs. En estos tres años nos han hecho alguna jugarreta que no tiene ningún sentido.

No entiendo que el PP nos vea como su enemigo. Nos han hecho alguna jugarreta. No sé si Juanma Moreno es un socio fiable

P. Para usted, ¿el PP, Juanma Moreno, es un socio fiable?

R. Sinceramente no sé responderle a esa pregunta. Es una cuestión también de proyecto, de compromiso y de firmar acuerdos. Tal y como está la política ahora mismo no sé cuál es el interés de Juanma Moreno y el PP en las instituciones. No sé si le importa o no Andalucía de verdad. Habría que hablar.

P. ¿Cuál sería su primera medida de Gobierno?

R. Pondríamos en marcha una auditoria para fiscalizar al Gobierno. Habrá que pedir a la Cámara de Cuentas que fiscalice los fondos y subvenciones, una serie de programas concretos, que se audite para saber qué ha pasado con esos fondos.

Levantar alfombras

P. Usted cree que cuando se levanten las alfombras después de estos 36 años ¿encontraremos más casos ERE en la Junta?

R. Tal y como está el patio ya no descarto nada de nada. Estoy convencido de que la Faffe es mucho más que los pagos con una tarjeta de crédito en un puticlub. Es un caso de corrupción incluso más serio y más duro para los andaluces que la propia formación o los ERE. Estamos hablando de muchos millones de euros para los parados.

Foto: Fernando Ruso.
Foto: Fernando Ruso.

P. ¿Qué le pareció como diputado que el consejero de Empleo ocultara información al Parlamento sobre los movimientos bancarios de la Faffe?

R. Fue motivo suficiente para que la señora Díaz lo hubiera cesado

P. ¿Por qué entonces Cs no pidió su dimisión?

R. Porque estábamos a la espera de que se pusiera en marcha una comisión de investigación para ver qué había sucedido.

Foto: Fernando Ruso.
Foto: Fernando Ruso.

P. Dice Susana Díaz que colaboró al máximo para que esclarecer lo ocurrido, ¿verdad?

R. El Gobierno no tiene más remedio que colaborar con la justicia pero hay muchas formas y Susana Díaz ha ralentizado todo, expedientes que no llegan, ha tratado de alargar y dilatar en el tiempo todo lo posible para después escapar con las elecciones de todo esto que se le venía encima.

P. ¿Es Andalucía la tierra más corrupta de España? Eso proclamó Pablo Casado (PP).

R. Casado no puede venir a dar aquí lecciones de corrupción. Él que es presidente del único partido condenado por corrupción política en España. Debería tener mucho cuidado cuando habla, especialmente de Andalucía. Casado nunca ha venido por el Sur ni ha creído en Andalucía. Le recomiendo precaución, reservarse más sus opiniones. Yo no hablo de Valencia, de la Gürtel ni de la Púnica.

P. Bueno...Albert Rivera sí habla de Andalucía. Es lo mismo. Incluso nos dijo que iba a enseñarnos a pescar. ¿Ha tenido que aleccionar a sus compañeros de fuera sobre lo que dicen de Andalucía?

R. Pero yo no lo he oído hablar de Andalucía como habla Casado. Darles lecciones, en absoluto. Albert Rivera vino a Andalucía hace cuatro años y dijo algo parecido a eso pero desde luego él tiene un conocimiento, tiene sangre andaluza, su madre es malagueña. Toda su infancia la ha pasado aquí en Andalucía. Rivera va a Zahara o va a Conil y conoce aquello mejor que yo. Conoce a la gente andaluza. Y de Inés Arrimadas qué te voy a contar.

No creo que nadie venga a insultarnos de forma consciente, pero sí que entre muchos dirigentes hay un desconocimiento de lo que es Andalucía

P. ¿Cree que hay cierta sobreactuación en las filas del PSOE sobre esos supuestos ataques, ofensas a Andalucía?

R. No creo que nadie venga aquí a insultarnos de forma consciente pero sí creo que entre muchos dirigentes políticos hay un profundo desconocimiento de lo que es Andalucía. En el PP están muy nerviosos y muy preocupados por si Cs los adelanta o no en Andalucía y a veces dicen cosas que creo que tendrían que pensarla dos veces. A nosotros la vieja política del insulto y la descalificación no nos interesa.

Fuera los "amiguetes"

P. Si Cs gobierna todos los ex cargos públicos o militantes del PSOE que ocupen altos cargos o empleos públicos, ¿saldrán de la Junta?

R. Sí. Saldrían. Todos los cargos por debajo del nivel 30 serían elegidos por concurso entre los funcionarios. Y en las empresas públicas igual. Esto no es cuestión de tener el carné de Cs o el carné del PSOE. Se trata de que las personas que están al frente de lo público respondan a la eficacia y a que hagan bien su trabajo. No voy a echar a ningún empleado público por tener carné del PSOE, pero sí exigiré responsabilidad. Esto va de que tengamos a los mejores profesionales al servicio de los andaluces y no al amiguete del partido o al exalcalde de turno o a mi familiar al frente de la gestión. En la Junta hay magníficos profesionales pero no podemos permitir que siga haciéndose lo que ha pasado hasta ahora. Hay 2.330 cargos públicos designados a dedo en Andalucía. Eso acabaría al día siguiente.

Foto: Fernando Ruso.
Foto: Fernando Ruso.

P. ¿Tiene usted autonomía política, me refiero a Cs Andalucía, o esto es un partido donde Albert Rivera y tres más mandan y los demás obedecen?

R. No me va a creer pero yo tengo mucha autonomía.

A mí no se me ha dicho nunca jamás, ni Albert Rivera ni nadie, 'Juan, haz esto, haz aquello o no hagas lo otro'

P. Se lo digo por el último estallido en Jerez, por las quejas de que todo se decide por arriba.

R. Lo importante de un partido es que haya mecanismos de control y que se pueda expulsar a quien no cumpla. Ciudadanos es un solo partido. Susana Díaz tiene aquí su cortijo, el PSOE es como un reino de taifas. Yo como responsable autonómico y miembro de la ejecutiva nacional informo a todos mis compañeros de cualquier asunto o discusión que sea importante y afecte al partido. Pero a mí no se me ha dicho nunca jamás, ni Albert Rivera ni nadie, ‘Juan haz esto, haz aquello o no hagas lo otro’.

P. ¿Siguen existiendo críticos de Juan Marín dentro de Cs Andalucía?

R. Espero que sí. A mí la crítica me mantiene alerta. No quiero que cuando diga una cosa todo el mundo diga ‘sí, Juan’. Me muevo bien en la crítica y muchas veces cuando llevan razón he rectificado. La respuesta a los críticos han sido las primarias. Hay un 67% que apoya el proyecto y ahora todos estamos trabajando en el mismo sentido.

P. Para usted, Vox y Podemos ¿son lo mismo? ¿Extrema derecha y extrema izquierda, populismos? ¿O son diferentes?

R. Es una pregunta complicada. Respeto a todas las fuerzas que se presentan a unas elecciones, pero yo no comparto el proyecto de Vox en absoluto. Para nada. Tengo a Podemos en las antípodas y también siento a Vox en las antípodas. A la sociedad no le interesa tanta radicalidad. Soy una persona centrada y moderada. Con ninguna de esas fuerzas políticas tengo puntos de encuentro.

Elecciones Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios