Bruselas dará la luz verde a los primeros planes de recuperación la semana que viene
  1. Economía
se transferirán las ayudas en julio

Bruselas dará la luz verde a los primeros planes de recuperación la semana que viene

La presidenta de la Comisión Europea anuncia que la semana que viene la institución dará luz verde a los primeros planes nacionales, que después pasarán por manos del Consejo

placeholder Foto:

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha anunciado este martes ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo que la semana que viene el Ejecutivo comunitario dará la luz verde a los primeros planes nacionales que dan acceso al fondo de recuperación de más de 800.000 millones de euros. La alemana no ha especificado cuáles son esos primeros planes, pero el español se encuentra entre los primeros que se entregaron y los que más avanzados estaban.

"La Comisión Europea empezará ya la próxima semana a aprobar los planes nacionales de recuperación para que sean adoptados por el Consejo", ha señalado la presidenta. Ese es el siguiente paso: los planes llegarán a manos de los ministros de Finanzas, que también tienen que darle el visto bueno. La presidencia portuguesa tiene previsto que el primer paquete de planes reciba la luz verde en una de las próximas reuniones de ministros de Finanzas. Una se celebra el 18 de junio, en la que inicialmente la presidencia tenía previsto que se aprobara una primera tanda, aunque quizás haya poco tiempo para que las capitales analicen los planes. La presidencia lusa habló de un segundo encuentro extraordinario, todavía no convocado, para la última semana de junio para aprobar una segunda tanda de planes, aunque puede ser el encuentro que sirva para sacar la primera hornada en vez de la segunda. De lo contrario la siguiente reunión de ministros de Finanzas está programada para el 13 de julio.

Foto: La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. (EFE)

“El dinero comenzará a fluir en las próximas semanas”, ha asegurado Von der Leyen, días después de que finalizara la otra pata fundamental del fondo: que todos los Estados miembros ratificaran la Decisión de recursos propios que permitirá a la Comisión Europea emitir deuda conjunta ya en junio, facilitando la llegada del tramo de prefinanciación (el 13% del total) en las siguientes semanas.

Todo el proceso se ha acelerado y mucho. La Comisión Europea quería contar con los dos meses de análisis que le corresponden según el reglamento, especialmente teniendo en cuenta el pequeño equipo de técnicos de los que dispone el Ejecutivo comunitario para pasar la lupa a la letra pequeña de los planes. Es cierto que Bruselas no va a dar la luz verde a ninguno de los planes sobre los que más dudas hay, como es el caso húngaro, pero algunas voces en Bruselas creen que se ha asumido un riesgo innecesario y que la Comisión se juega todo su prestigio en esta operación, por lo que, si hay cualquier error, los más críticos con este plan desde el principio, como Países Bajos o Dinamarca, no dudarán en señalar al Ejecutivo comunitario.

Eran países como España o Portugal los que querían que no se perdiera ni un solo minuto y presionaron de forma activa a la Comisión Europea para que no utilizara todo el tiempo que tenía disponible. Pero esta aprobación adelantada no cambia de forma destacada el resto del calendario y no adelanta en exceso los primeros pagos, que como pronto llegarán en julio. Además, la Comisión se enfrenta a otro problema: no puede emitir la suficiente deuda como para cubrir la prefinanciación del 13% de todos los Estados miembros de forma inmediata, por lo que habrá un cuello de botella en los primeros desembolsos.

Comisión Europea Parlamento Europeo
El redactor recomienda