Díaz celebra la “acogida favorable” de Bruselas a la reforma laboral
  1. Economía
Reunión con la UE

Díaz celebra la “acogida favorable” de Bruselas a la reforma laboral

La vicepresidenta tercera del Gobierno se ha reunido con el representante del ala dura de la Comisión Europea, quien ha tenido una “acogida favorable” al plan de reforma laboral

placeholder Foto:  La vicepresidenta tercera del Gobierno español y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (EFE)
La vicepresidenta tercera del Gobierno español y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (EFE)

Algo menos de una hora. Eso ha durado el cara a cara entre Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera del Gobierno, Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, el principal ‘halcón’ del Ejecutivo comunitario. Tiempo en el que Díaz ha presentado al letón el plan de modernización del mercado laboral español, el cual ha tenido una “acogida muy favorable” según la vicepresidenta. “Hemos tenido más de 70 reuniones y por lo tanto ponemos fin a esta primera etapa de este plan de recuperación”, ha asegurado Díaz tras reunirse con el letón y con David Sassoli, presidente de la Eurocámara.

Díaz y su equipo destacan el muy buen ambiente vivido en el encuentro. Y lo hacen porque la vicepresidenta jugaba en campo rival. Dombrovskis es la voz más dura en contra de las desviaciones excesivas respecto a la reforma laboral de 2012, considerada la “joya de la corona” por Bruselas. Cualquier retoque tiene que hacerse sin arriesgar la creación de empleo, ese es el credo de Dombrovskis. Y el letón es una de esas personas que escuchan con mucha atención a Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno, que ha mantenido un pulso continuo con Díaz respecto a la reforma laboral. De hecho, Dombrovskis hablará este mismo viernes por videoconferencia con la vicepresidenta económica, solamente unas horas después de la visita de su compañera del consejo de ministros.

La vicepresidenta tercera ha dado carpetazo al asunto laboral hasta que el Gobierno presente el plan español, algo que hará la semana que viene. Pero eso no significa que el diálogo se haya cerrado. “Fíjense si vamos a dialogar que todas y cada una de las reformas que vamos a negociar lo vamos a hacer en el seno del diálogo social”, ha explicado Díaz, señalando además que Dombrovskis ha puesto en valor ese sistema. Y también seguirá el diálogo con Bruselas. “Seguiremos teniendo conversaciones con la Comisión, y de hecho debemos seguir haciéndolo”, ha explicado.

Foto:  La vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, junto a la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz. (EFE)

Porque lo que por ahora ha negociado el Gobierno con Bruselas son una serie de parámetros, una especie de “área” dentro de la cual el Ejecutivo y los actores sociales tienen margen para intentar encontrar soluciones y acuerdos. Un espacio para aterrizar un pacto antes de que termine 2021. Unos parámetros y unos hitos, que son metas que activarían el desembolso de los fondos, que en las últimas semanas el Gobierno ha estado terminando de detallar, algo que ha retrasado algunos días la presentación del plan nacional español, que en cualquier caso será uno de los primeros en ser enviados a Bruselas. Otro asunto que ha retrasado la entrega ha sido que la Comisión ha pedido un altísimo nivel de detalle en las inversiones, según explicaron a El Confidencial fuentes cercanas a la elaboración de los planes.

Pero por ahora “el trabajo está hecho”. Esos parámetros están ya cerrados. Y ha destacado que todo está “absolutamente consensuado dentro del Gobierno”, despejando las preguntas de los periodistas respecto a los desacuerdos entre Díaz y la vicepresidenta Calviño. "Todos los componentes de todas las reformas de todos los Ministerios están culminadas", ha señalado.

Fuentes del equipo de Dombrovskis señalan que ha sido una “reunión positiva” y subrayan que han discutido “de las reformas e inversiones propuestas por España para mejorar el funcionamiento del mercado laboral español y las oportunidades para los trabajadores, basadas en el diálogo social”. Una de las lecciones que la Comisión Europea sacó de la anterior crisis es que es necesario que los Estados miembros se hagan responsables de sus reformas, que sean ellos quienes las impulsen. Bruselas sabe que es fundamental que no se entienda que las reformas vienen impuestas desde arriba. Y por eso desde el Ejecutivo comunitario se destaca tanto el diálogo social.

Otro asunto de discusión ha sido la implementación del plan de acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales

Antes de su encuentro con Dombrovskis la vicepresidenta ha atendido a los medios a la puerta de la Comisión Europea, y ha destacado que el Ejecutivo comunitario y el Gobierno de España están “sustancialmente de acuerdo” en los cambios la reforma laboral, y ha asegurado que es “sorprendente” que las recomendaciones que durante años ha hecho Bruselas al Ejecutivo español sobre la dualidad del mercado laboral o el alto paro juvenil vayan a “ser por primera vez abordado en nuestro país”. Preguntada la vicepresidenta si esta vez se está ante la reforma laboral que demanda Bruselas desde hace años, Díaz ha mostrado su optimismo: “Sinceramente creo que sí. Compartimos el diagnóstico que la Comisión hace sobre nuestro país.”

Es la segunda tanda de reuniones que Díaz mantiene en Bruselas después de que en diciembre de 2020 visitara la capital comunitaria para verse con Paolo Gentiloni, comisario de Economía, y Nicolas Schmit, comisario de Empleo, dos socialistas que representan la cara más amable de la Comisión Europea en materia económica y laboral.

Otro asunto de discusión ha sido la implementación del plan de acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales, la punta de lanza con la que Díaz se intenta abrir paso en Bruselas, implicándose de forma muy destacada en algo a lo que la Comisión Europea da bastante importancia.

Yolanda Díaz Comisión Europea Paolo Gentiloni
El redactor recomienda