La hora de la verdad para Yolanda Díaz: comienza la negociación para derogar la reforma laboral
  1. Economía
El gran objetivo de la ministra

La hora de la verdad para Yolanda Díaz: comienza la negociación para derogar la reforma laboral

El Ministerio de Trabajo constituye este miércoles la mesa de negociación más importante de la legislatura en la que Díaz se juega su crédito político entre manifestaciones de los sindicatos

placeholder Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el Congreso. (EFE)
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el Congreso. (EFE)

Yolanda Díaz afronta las semanas más difíciles de su mandato al frente del Ministerio de Trabajo. Y no tanto por su salto a vicepresidenta del Gobierno, el cual parece inminente. El miércoles constituye la mesa de diálogo para la reforma laboral que deberá decidir si deroga, modifica o finalmente mantiene como está la normativa elaborada durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Este es el gran reto con el que llegó Díaz al ministerio y, aunque lo ha pospuesto todo lo que ha podido, finalmente tendrá que abordar la negociación. Lo hace presionada por los sindicatos. Finalmente la presión de estos, con dos movilizaciones a nivel nacional para exigir el inicio de esta mesa de diálogo, y la necesidad de cerrar una agenda de reformas para enviar a Bruselas han impedido que se volviese a retrasar.

La constitución de la mesa correrá a cargo del secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, y contará con la participación de los sindicatos CCOO y UGT (USO y CSIF han reclamado participar en la negociación, pero no estarán en el inicio de la mesa) y las patronales CEOE y Cepyme, que acaba de reelegir a Gerardo Cuerva como presidente.

Foto:
Las secuelas de un año completo de pandemia económica
Javier G. Jorrín Carlos Muñoz Luis Rodríguez Laura Martín Pablo López Learte

Las posiciones de partida de los agentes sociales no solo están distanciadas, también están enconadas. Aunque para el equipo al frente del ministerio suponga el inicio de la mesa, no lo es para sindicatos y patronal, que ya se pasaron un año discutiendo este tema con la exministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio. Eso significa que la patronal ya ha cedido hasta donde consideraba posible y los sindicatos no quieren volver a empezar el trabajo desde cero. Pero la realidad es que, para Díaz, esta negociación parte de cero y está por ver si aceptará herencias de la administración anterior o si opta por volver a la casilla de salida.

Los sindicatos no quieren aceptar esta segunda vía, ya que consideran que ha pasado demasiado tiempo con Pedro Sánchez al frente de la Moncloa sin conseguir avances en la reforma laboral. CCOO y UGT plantearán que la mesa de diálogo se divida “en dos fases”. La primera abordaría la derogación de lo que llaman ‘aspectos más lesivos’ de la reforma laboral de Rajoy y que fueron los temas tratados con el anterior equipo ministerial. Para los sindicatos, esta negociación debería ser rápida y dar soluciones en pocas semanas, con el objetivo de “reequilibrar las relaciones entre sindicatos y trabajadores con los empresarios y patronales”, en palabras de Unai Sordo, secretario general de CCOO. Básicamente son cuatro aspectos: la recuperación de la ultraactividad de los convenios colectivos, la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, limitar la subcontratación y limitar las modificaciones sustanciales de convenio.

Si no hay acuerdo, CCOO exigirá al Gobierno que tome medidas para recuperar derechos

Para los sindicatos, esta primera fase debería ser corta, ya que reclaman que el Gobierno actúe de forma unilateral cuando constate que las patronales no están dispuestas a ceder para favorecer el acuerdo. Tampoco los sindicatos están dispuestos a ceder en estas exigencias, ya que consideran que son imprescindibles para recuperar el poder de negociación perdido frente a la patronal. En su opinión, es la única vía para poder empezar a negociar el ‘estatuto de los trabajadores para el siglo XXI’ en igualdad de condiciones. Esta será la segunda fase de la negociación, más compleja y profunda que la primera, y a la que los sindicatos pretenden dedicarle el tiempo necesario, que previsiblemente podría extenderse durante un año.

La patronal ya bloqueó la primera fase de la negociación durante el mandato de Valerio, pero ahora está al frente del ministerio Díaz, quien se ha labrado una reputación como ‘ministra consenso’. El reto es mayúsculo, mucho más de lo que lo fue en las mesas anteriores finalizadas con éxito. Y no solo por la distancia entre los agentes sociales, también por las discrepancias en el seno del Gobierno.

Foto: Pablo Iglesias, conversa con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que lo sustituirá al frente de la vicepresidencia. (EFE)

Desde la Vicepresidencia de Asuntos Económicos, la derogación íntegra de la reforma laboral es vista como un paso atrás en algunos avances logrados para eliminar rigideces en el mercado laboral y en la negociación colectiva. Un ejemplo es la eliminación de la ultraactividad de los convenios, que es vista como un estímulo para la adaptación de las relaciones laborales a las diferentes coyunturas económicas. De ahí que la voluntad de la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, haya sido siempre apostar por un nuevo estatuto de los trabajadores. Eso significa que Economía no comparte con los sindicatos ni el fondo ni las formas sobre esta mesa de diálogo.

Por si fueran pocas dificultades, Díaz tendrá la supervisión permanente de Bruselas sobre la reforma laboral. La Comisión Europea reclama a España que ataje la temporalidad de la contratación, pero no aceptará un endurecimiento que aumente la rigidez del empleo. En esta ocasión la opinión de Bruselas no es irrelevante, ya que la concesión de los fondos del paquete de ayudas estará condicionado al cumplimiento de las reformas que está negociando con Calviño, entre las que se incluye la laboral.

En resumen: Trabajo tendrá que sacar adelante las reformas que pacte Calviño en Bruselas buscando el acuerdo con los sindicatos y la patronal. Un gran reto a la altura de una vicepresidencia en el que se jugará su prestigio como ‘ministra consenso’.

Empleo Nadia Calviño CEOE Negociación colectiva Reforma laboral Sindicatos UGT Yolanda Díaz Ministerio de Trabajo
El redactor recomienda