España perdió 72.000 millones en 2020 por el parón del turismo internacional
  1. Economía
64,5 millones de turistas menos

España perdió 72.000 millones en 2020 por el parón del turismo internacional

La dependencia del turismo explica la magnitud de la crisis sufrida por España. El país perdió el 79% del gasto de los viajeros internacionales y eso a pesar de que el primer trimestre casi fue normal

placeholder Foto: La playa de Benidorm cerrada durante el confinamiento. (EFE)
La playa de Benidorm cerrada durante el confinamiento. (EFE)

La crisis del turismo internacional ya tiene una cifra: España perdió 72.000 millones de euros en ingresos procedentes de viajeros extranjeros a lo largo del año 2020. Se trata de un desplome del 79%, esto es, se han perdido cuatro de cada cinco euros de ingresos. Un dato dramático que explica la magnitud de la crisis que ha sufrido España, y que seguirá sufriendo hasta que la situación sanitaria no se normalice y permita el flujo normal de pasajeros a través de las fronteras. En total, España perdió 64,5 millones de turistas, de modo que pasó de recibir 83,5 millones en 2019 a apenas 19 millones en 2020. Hay que remontarse a 1969 para encontrar una cifra de turistas inferior a los 20 millones.

Los datos de la Encuesta de Gasto Turístico que publica mensualmente el INE muestran la magnitud de la caída, y eso a pesar de que los meses de enero y febrero de 2020 se hicieron con normalidad y también la mitad de marzo. Desde abril, cuando las restricciones abarcaron a la totalidad del mes, la caída en la llegada de viajeros ha sido del 80% o superior durante el resto de meses, en compativa interanual. De hecho, España ingresó más por el turismo internacional en las semanas previas a la pandemia que en las todas las posteriores. Si se excluyen los datos de enero y febrero, España perdió 72.300 millones de euros de gasto de los turistas internacionales, lo que supone un desplome del 88%. Dato que sí refleja la magnitud de la crisis provocada por el turismo internacional.

72.000 millones de euros equivalen al 5,9% del PIB precrisis. Si se tiene en cuenta que la caída del PIB en el conjunto del año fue del 10%, entonces se comprende el papel clave que ha jugado el desplome del turismo en la crisis económica. Es cierto que el cierre de fronteras también limitó el gasto de turistas españoles en el extranjero, lo que habrá contrarrestado mínimamente estas cifras tan negativas. El dato definitivo no estará disponible hasta que el Banco de España publique los datos de la balanza de pagos, el próximo 26 de febrero.

Foto: Hotel vacío en la Playa de Palma de Mallorca. (EFE)

En cualquier caso, los datos del INE muestran la magnitud del desplome. Solo los meses de verano pudieron contrarrestar levemente la caída, ya que durante los días posteriores a la desescalada, se permitió algo de turismo internacional. En esos meses, julio y agosto, el desplome del gasto turístico fue del 79% y no del 100% como lo fue durante el confinamiento. Sin embargo, a partir de octubre, con la segunda ola del virus, las caídas volvieron a superar el 85% y se mantuvieron así hasta el final de año.

[Consulte aquí los datos actualizados de la economía española]

El mayor desplome del gasto lo han registrado los turistas británicos, que es el mercado de mayor foco de ingresos para España. De los 17.800 millones que gastaron en 2019 pasaron a apenas 3.100 millones en 2020, un desplome que supera el 82%. Este descenso diferencial se explica por el cierre de fronteras y la cantidad de controles que ha impuesto el Gobierno británico desde el inicio de la pandemia. El mejor dato, por el contrario, fue el de Francia, con una caída también dramática, del 68%. En su caso, el turismo se ha mantenido con algo más de ritmo gracias a la cercanía entre los dos países, que permite los viajes evitando el transporte público.

Aunque la caída fue muy profunda en todas las comunidades autónomas, la peor parte se la llevaron Baleares y Cataluña, con un desplome de los ingresos superior al 80%. Entre las dos, registraron el 43% de toda la caída de ingresos de España. En el extremo opuesto se sitúa Canarias, que durante algunas semanas consiguió generar un corredor turístico libre de covid y así permitió la llegada de turistas foráneos. En total, sus ingresos a lo largo del año fueron un 71% inferiores a los de 2019, registrando así el mejor dato de España.

Turismo Crisis Coronavirus
El redactor recomienda