Ya lo incluyeron en el acuerdo de PGE 2018

Sánchez recupera el hachazo a las eléctricas en el programa de coalición con Podemos

El Gobierno que preparan PSOE y Podemos incluye la reforma del mercado eléctrico con la eliminación de los conocidos como 'windfall profits' de la hidráulica que perjudica sobre todo a Iberdrola

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el programa. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el programa. (EFE)

PSOE y Podemos recuperan una de las medidas más controvertidas que ya barajaron en el pasado en su nuevo plan de Gobierno de coalición. Según establece el texto que presentarán esta misma tarde, se reformará el mercado eléctrico y se bajará la factura. "Realizaremos los cambios normativos necesarios para acabar con la sobrerretribución a las eléctricas (conocida como "beneficios caídos del cielo") que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización y que han recuperado sobradamente sus costes de inversión", destaca la propuesta.

Se trata de una medida ya incluida en los presupuestos fallidos de finales de 2018. No obstante, desde ese momento, el Gobierno guardó un silencio sepulcral respecto a esta medida, mientras negociaba el calendario de cierre nuclear y el plan a 2030 PNIEC. En la práctica, supone reducir los ingresos de las tecnologías conocidas como inframarginales (la hidráulica y en menor medida la nuclear), que se benefician del diseño del mercado marginalista, del que todas las tecnologías cobran lo mismo sea cual sea su coste de producción. Esto supondría, de llevarse a cabo, un duro golpe sobre todo para las cuentas de resultados de Iberdrola, aunque también afecta a otras grandes eléctricas como Endesa, Naturgy o Acciona.

A ojos de los dirigentes de PSOE y Podemos, la tecnología hidráulica está ya amortizada y las eléctricas están logrando una sobrerretribución con los conocidos como windfall profits (beneficios caídos del cielo) que no les corresponden y que va en contra de todos los consumidores porque encarece el recibo de la luz. Para estos políticos las empresas se aprovechan de un bien público como es el agua.

La propuesta que se acaba de lanzar llega después de que el Partido Nacionalista Vasco, en quien más confianza había depositado el sector eléctrico para evitar este tipo de medidas, ya haya dado su ok a la investidura de Pedro Sánchez. En repetidas ocasiones el PNV ha defendido los intereses de Iberdrola, el segundo mayor contribuyente del País Vasco y una de las firmas que más empleo genera en Euskadi.

El hachazo a las eléctricas es algo que está en mente del Ejecutivo socialista desde la llegada de Pedro Sánchez al poder. Desde entonces vienen hablando tanto de esta medida como de el fin de las adjudicaciones de estas infraestructuras estatales que manejan las grandes compañías desde su construcción, algunas de ellas principios del siglo XX, con lo que las consideran totalmente amortizadas. Su idea es que estas vuelvan a ser de gestión pública una vez concluida la concesión de 75 años. Este punto también lo incluyó Podemos en su programa de las Elecciones Generales del 10 de noviembre de 2019.

Sánchez recupera el hachazo a las eléctricas en el programa de coalición con Podemos

Tras filtrarse la nueva medida que pretende llevar a cabo el Gobierno de coalición no ha habido reacción en bolsa por parte de las grandes eléctricas. Las compañías han criticado con dureza esta medida. No en vano, el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, cargó contra esta propuesta en una presentación de resultados de 2018 y aseguró que en sus cuentas ni la hidráulica ni la nuclear están totalmente amortizadas y cuestionó la supuesta sobrerretribución. Otras como Endesa señalaron en su día que se han realizado importantes inversiones de mejora a lo largo de las últimas décadas que hace que las plantas no estén amortizadas.

Bajar término fijo y cero emisiones en 2050

Otra de las medidas que incluye el programa es la reducción de la parte fija para así abaratarla. De nuevo esta es una reivindicación de los partidos de la izquierda. La medida supondrá incluir términos que ahora se pagan en el término de potencia pasarlo a la energía consumida. Esto supone una transferencia de costes de los hogares que menos consumen a los que más consumen. Una medida cuyos efectos no pone de acuerdo a los expertos. Algunos consultores creen que eso no beneficia a las capas más bajas de la población ya que los datos del INE indican que el consumo eléctrico no está relacionado proporcionalmente con el nivel de renta.

En cuestiones energéticas, la úlitma gran propuesta del Gobierno de coalición es la Aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. El Objetivo será alcanzar en 2050 una generación de electricidad con origen 100% renovable, y entre el 85% y el 95% en 2040. Esto está en línea con el Plan Nacional de Energía y Clia para el año 2030 que el Ejecutivo mandó a Bruselas en febrero y está terminando de perfilar en este final de año.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios