S&P cree que crecerá más que la europea

S&P: la fortaleza de las empresas blinda a España de la incertidumbre política

"Las compañías españolas han emprendido una bajada de su deuda impresionante, desde el 117% del PIB hasta el 78%"

Foto: Standard & poor's rebaja la nota de sudáfrica a bono basura
Standard & poor's rebaja la nota de sudáfrica a bono basura

La eurozona crece, pero cada vez menos. Esta dinámica de desaceleración es común a, prácticamente, toda Europa. España no se escapa de esa tendencia, sin embargo, el país “tendrá un sólido crecimiento económico y superará el promedio de la zona euro”, según el último análisis de Standard & Poor's (S&P).

Concretamente, afirman que “esta economía superará el promedio de la Unión Europea en los próximos dos años, expandiéndose alrededor del 2,0% en comparación con el 1,25% de la zona euro.”

La incertidumbre política que alienta la desaceleración y retrasa la economía afecta menos al sur de los pirineos por un motivo: "la fortaleza económica de sus empresas". A lo largo del estudio los expertos financieros de S&P desgranan los motivos de ese músculo empresarial.

El desapalancamiento de las empresas españolas es impresionante

La economista Sara Limbanch, líder del análisis, remarca la importancia de estos posibles resultados, debido a que “Europa se encuentra en un proceso de desapalancamiento” y, concretamente, define al de las compañías de España como “impresionante”.

Para justificar esta afirmación explican que en 2007 las empresas tenían una deuda del 117% sobre el PIB y el año pasado un 78%. Este adelgazamiento de lo que deben es, para S&P, una de las claves que las situa en una posición positiva en comparación a sus vecinos, que no han recortado tanto su deuda.

Otro de los motivos sería la bajada de impuestos a las empresas emprendida en 2007 (de 35% a 25%). Esta reducción habría permitido a las corporaciones tener más margen para gastar, contratar y lograr beneficios con más facilidad.

Ha aumentado la competitividad con recortes salariales

La competitividad también es una de las patas que ha sostenido el crecimiento español, aunque esta “haya llegado mediante recortes salariales”.

Aunque para los economistas de la empresa de ratings, posiblemente lo más importante ha sido el cambio de enfoque a la hora de exportar. España “ha diversificado sus mercados” y “conseguido aportar valor agregado” a sus productos. Gracias a esto se habría vuelto menos dependiente del mercado interno y las desavenencias del mercado internacional.

Un ejemplo de este mayor valor y desarrollo es en el contenido tecnológico. S&P considera que España ha hecho importantes avances en este sector y muestran este como el reflejo de la mayor calidad en las ventas al exterior.

Aunque, este cambio de modelo de exportaciones ha ido de la mano de “un incremento de la inversión empresarial” que “ha ensanchado y expandido el mercado español”.

Todo esto “se ve reflejado en los márgenes de beneficios” de las empresas “aumentando sus ganancias en valor agregado bruto un 43%”. Cinco puntos más que en 2008.

En resumen, aunque no se trata de una calificación oficial, las conclusiones que el estudio extrae de la economía española son muy positivas:

La inversión empresarial, el valor añadido (en especial de la tecnología) y la diversificación se han incrementado, mientras la dependencia que las compañías tienen del mercado interno ha bajado. Lo que significa que las empresas españolas están más preparadas que sus homologas para caminar por la senda de la desaceleración.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios