ENCUESTAS DEL IFO Y ZEW

Mejora la confianza inversora de los alemanes... pero el 'bund' sigue negativo

Tras al entrada del bono alemán en negativo el pasado viernes (señal de miedo al empeoramiento económico), los datos de los sondeos de marzo apuntan a una mejora en confianza

Foto: La bolsa de Fráncfort. (Reuters)
La bolsa de Fráncfort. (Reuters)

A los encuestados se les va la fuerza por la boca. A pesar de que el lunes se publicaba un esperanzador resultado del sondeo a los empresarios alemanes del Instituto de Investigación Económica de Munich (Ifo), los mercados germanos seguían arrastrando un bono soberano a diez años en negativo —un fenómeno que apunta a la desconfianza de los inversores en el futuro macroeconómico—.

Según el dato de marzo del Ifo, la confianza de los empresarios alemanes ha detenido su caída este mes, cuando por primera vez tras seis meses consecutivos a la baja, ha registrado una mejoría: a punto de cerrar el trimestre, ha subido hasta los 99,6 puntos desde los 98,7 del mes anterior, lo que supone su nivel más alto en lo que va de año. En concreto, la valoración de la coyuntura actual por parte de los empresarios alemanes ha mejorado a 103,8 puntos desde los 103,6 de febrero, mientras que las expectativas para los próximos meses han subido a 95,6 puntos, frente a los 94 del mes anterior.

No obstante, el viernes, los malos datos del Índice Compuesto de Gerentes de Compras (PMI) llevaron a los propios inversores a refugiarse al 'bund' alemán, que subiendo de precio ante la demanda recibida, vio su rentabilidad rezagada a terreno negativo —un nivel que no alcanzaba desde 2016—. Asimismo, el lunes, la renta fija a diez años ha recortado terreno desde la rentabilidad de -0,02% a la que terminó la semana, pero continúa en negativo cotizando en un -0,01%.

El bono alemán es el activo refugio por excelencia en momentos de nerviosísmo por la desaceleración o recesión económica. Y es que un bono en rentabilidades negativas significa que los inversores prefieren pagar por que el gobierno les guarde el dinero que recibir rentabilidades por sus inversiones.

Prefieren pagar para que el Estado alemán les guarde el dinero que invertir con rentabilidades

No obstante, lo cierto es que, pese a que el Ifo ha mejorado ligeramente en general, el índice refleja un nuevo debilitamiento de la confianza en el sector manufacturero, donde los empresarios del sector han empeorado su valoración sobre la situación actual, así como de sus perspectivas de futuro, que ahora se encuentran en mínimos desde noviembre de 2012, puesto que la caída de la demanda hace difícil esperar una recuperación de la producción.

"Desde nuestro punto de vista", ha señalado Carsten Brzeski, economista jefe de ING para Alemania, "actualmente hay tres tendencias diferentes que tienen un dominio absoluto sobre la economía: la serie de factores excepcionales del año pasado; incertidumbres globales como el Brexit y el comercio; y la falta de reformas estructurales en los últimos veinte años".

"Ninguna de estas tendencias es nueva", subraya el economista, añadiendo que Alemania es actualmente "el mejor ejemplo de cómo una economía fundamentalmente sólida, con ciertos problemas estructurales, puede sufrir por riesgos e incertidumbres".

Una figura de toro (símbolo de alzas en los mercados) en la bolsa alemana. (Reuters)
Una figura de toro (símbolo de alzas en los mercados) en la bolsa alemana. (Reuters)


Confianza de los inversores

Ya el pasado 19 de marzo, el Instituto de Investigaciones Económicas ZEW publicó el dato sobre la confianza de los inversores alemanes en el mes. El índice recortó 9,8 puntos de terreno negativo hasta los -3,6 puntos (frente a los 13,4 que había registrado en febrero). No obstante, al concretar en la estadística, la estimación de la situación actual de la economía de Alemania volvió a empeorar en marzo hasta los 11,1 puntos, 3,9 por debajo del mes anterior.

Según el presidente del ZEW, Achim Wambach, "el notable aumento de la confianza inversora demuestra que los riesgos coyunturales más importantes son apreciados con menor dramatismo". "El posible aplazamiento del Brexit y la esperanza resurgida de una salida regulada de Reino Unido aparentemente han influido en un cierto optimismo de los expertos", apuntó el analista en el comunicado, añadiendo que también podrían haber contribuido a la mejora del dato "los avances en las negociaciones entre China y Estados Unidos para poner fin a la guerra comercial". "Al mismo tiempo, los pronósticos económicos para Alemania apuntan a un crecimiento relativamente débil en la primera mitad de 2019", matizó.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios