La ministra aboga por lograr conciliación entre trabajo y familia

El difícil milagro de Báñez: salir a las seis de la tarde en una economía de servicios

La ministra pone sobre la mesa un proyecto impulsado por Ciudadanos que está generando polémica entre trabajadores y empresarios

Foto:

Salir a las seis de la tarde. Este es el pacto de Estado que busca la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, para conseguir que, de forma general, "la jornada laboral en España acabe a las 18.00 horas".

Esta propuesta "valiente", en palabras de la ministra, podría ser de difícil aplicación en una economía como la española, basada principalmente en los servicios, ya que aproximadamente un 80% de las empresas en España se dedican a este sector, en el que se incluyen la hostelería, el turismo, el comercio y la atención telefónica, empleos cuyo horario se prolonga por lo general mucho más allá de la hora límite que quiere implantar Báñez.

Otra de las características del mercado laboral español es que está configurado en su mayoría por empresas de cinco o menos trabajadores, por lo que salir a las seis de la tarde les haría ser menos competitivos aún frente a las grandes superficies. En este sentido, la ministra ha asegurado que "las empresas de determinados sectores y las más pequeñas tendrán que ir arbitrando modelos para hacerlo posible".

Asimismo, hay que tener en cuenta la alta estacionalidad de la economía española, concentrada en los meses centrales del año --junio a septiembre-- donde la actividad aumenta de forma exponencial gracias al tirón del turismo, tanto nacional como internacional, donde la ampliación del horario laboral de las pymes es una constante, debido a la mayor afluencia de clientes.

Es reseñable también observar la tendencia de las horas trabajadas en España. Tras la caída registrada en 2010, la jornada anual de los trabajadores ha ido subiendo y según los datos provisionales recopilados por la Comisión Consultiva de los Convenios Colectivos la tendencia sigue al alza en 2015 y 2016, hasta superar las 1757 horas al año por trabajador.

Las horas extra también son una constante del tejido empresarial español, tanto en el caso de que sean remuneradas como no remuneradas, lo que hace que las jornadas laborales efectivas se prolonguen aún más de lo estipulado en el contrato del empleado.

De hecho, según un estudio elaborado por Comisiones Obreras, las horas extras no remuneradas realizadas por los trabajadores en España alcanzan los tres millones y medio, lo que supone más de un 50% del total de horas extraordinarias contabilizadas. El equivalente a esta cantidad podría suponer la creación de hasta 156.000 empleos.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios