LA ECONOMía mejora el 3,2% en el último año

El PIB bate previsiones: crece un 0,8% en el segundo trimestre pese al 'desgobierno'

El PIB creció un 0,8% en el segundo trimestre, una décima más de lo esperado. La tasa interanual se situó en el 3,2%, dos décimas menos que en el trimestre anterior

Foto: Luis de Guindos.
Luis de Guindos.

La economía española creció un 0,8% en el segundo trimestre, una décima más de lo estimado inicialmente por el INE y de lo previsto por el Banco de España, a pesar de que el Gobierno continúa en funciones y no puede adoptar ninguna medida relevante para impulsar la actividad. De esta forma, el PIB acumula cuatro trimestres consecutivos creciendo a este ritmo, gracias al consumo de los hogares y al repunte de la inversión, que mostraron aumentos trimestrales del 0,7% y del 1,3%, respectivamente.

Este crecimiento del PIB del 0,8% iguala a los registrados en los tres trimestres previos (tercer y cuarto trimestre de 2015 y primer trimestre de 2016) y es una décima superior a la estimación que realizó el INE a finales del mes pasado (0,7%), según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada este jueves.

Evolución del PIB español.
Evolución del PIB español.

 

La tasa interanual del PIB, por su parte, se situó en el 3,2% en el segundo trimestre del año, dos décimas menos que en el trimestre anterior. El consumo de los hogares creció un 3,6% interanual en el segundo trimestre, una décima menos que en el trimestre anterior, mientras que el de las administraciones públicas subió un 1,5%, lo que supone dos décimas menos que en el primer trimestre.

El INE ha explicado que la desaceleración en la variación interanual del PIB es consecuencia de una menor contribución de la demanda nacional, que aportó tres puntos en el segundo trimestre, ocho décimas menos que en el trimestre anterior, y de una mayor contribución de la demanda externa, que pasó de restar cuatro décimas al PIB en el primer trimestre a aportar dos décimas en el segundo.

Con el repunte trimestral del PIB entre abril y junio, se encadenan ya 12 trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula 10 trimestres en positivo, con crecimientos superiores al 3% en los últimos cinco trimestres.

El avance del empleo se modera

En el segundo trimestre, el empleo aumentó a un ritmo del 2,9% en términos interanuales, tres décimas menos que en el trimestre anterior, lo que se traduce en la creación de 484.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año. En relación al primer trimestre, el empleo creció un 0,6%, tres décimas menos.

Este comportamiento, junto con la variación experimentada por la jornada media, dan como resultado una desaceleración de tres décimas en la tasa anual de horas efectivamente trabajadas, desde el 3,2% al 2,9%.

En el segundo trimestre, la ocupación en los servicios desaceleró una décima su crecimiento interanual, hasta el 3,3%; la agricultura recortó más de tres puntos su tasa interanual, hasta el 2,1%, y la industria empeoró ocho décimas su tasa interanual, hasta el 1,6%. Por el contrario, la construcción aceleró dos décimas el avance de puestos de trabajo, hasta el 1,1%.

Sube la remuneración por asalariado

El empleo asalariado, por su parte, creció un 3,2% interanual en el segundo trimestre, tres décimas menos que en el trimestre anterior.

Con todo, la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente subió tres décimas, hasta el 0,4%, mientras que el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada mejoró dos décimas, hasta el 0,3%.

En este contexto, la remuneración de los asalariados pasó del 3,4% al 4% por la desaceleración del número de asalariados (del 3,5% al 3,2%) y por el aumento en nueve décimas de la remuneración media por asalariado (del -0,1% al 0,8%). Así, el crecimiento del coste laboral por unidad de producto (CLU) se situó en el 0,4%, una décima menos que la variación experimentada por el deflactor implícito de la economía (0,5%).

Las exportaciones aceleran su crecimiento

En el segundo trimestre, la contribución de la demanda exterior neta al PIB fue de cuatro décimas, en contraste con las dos décimas que restó al crecimiento de la economía en el primer trimestre. Esto fue consecuencia del buen comportamiento de las exportaciones, que aceleraron tres puntos su crecimiento interanual, desde el 3,8% al 6,8%, mientras que las importaciones ampliaron 1,2 puntos su avance interanual, hasta el 6,6%.

Desde la óptica de la oferta, la industria, la agricultura y la construcción presentaron en el segundo trimestre un peor comportamiento interanual que en el primer cuarto del año, al contrario que los servicios, cuyo valor añadido bruto creció un 3,6%, la misma tasa que en el primer trimestre.

Por contra, la agricultura empeoró dos puntos su tasa interanual, hasta el 3,5%; la industria recortó la suya una décima, hasta el 2,6%, y la construcción moderó su crecimiento interanual seis décimas, hasta el 2,2%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios