víctima de la incertidumbre política y económica

Las ventas de moda se desploman y marcan su peor arranque de año desde la crisis

Hay que remontarse hasta octubre de 2013 para encontrar un mes en negativo, cuando el sector se anotó una caída del 3,8%

Se acabaron las rebajas. El buen tono que estaba registrando el sector textil en los últimos dos años se ha dado la vuelta. Según el Barómetro Acotex, principal termómetro económico de las ventas de moda en España, el sector ha cerrado el peor arranque de año desde que comenzó la crisis y ha puerto fin a dos ejercicios de buenas noticias.

Entre enero y marzo, los ingresos de ropa, calzado y textil hogar han caído un 5,7% en superficie comparable (el informe no recoge las aperturas con antigüedad inferior a un año), recorte no visto desde hace siete años, cuando los primeros tres meses del ejercicio se saldaron con una merma del 6,51%.

Suma y sigue, porque, si se mira la evolución mes a mes, se comprueba que tanto enero como febrero y marzo se han saldado en negativo (-5,3%, -0,7% y -9,1%, respectivamente), después de 26 meses en positivo y en un momento en que empiezan a surgir serias dudas sobre si está perdiendo gasolina el motor del consumo.

Desfile de moda.
Desfile de moda.

Hay que remontarse hasta octubre de 2013 para encontrar un mes en negativo, cuando el sector se anotó una caída del 3,8%; y hasta mayo de  ese mismo ejercicio para identificar una caída superior al 9%, como la que se ha sufrido en marzo.

"Hay que tener en cuenta el efecto de la Semana Santa, este año en el mes de marzo, y que reduce el número de días de apertura", apunta Eduardo Zamácola, presidente de Acotex. "Sin embargo, este dato del mes de marzo es una mala noticia porque el sector sigue, otro mes más consecutivo, cayendo en ventas con respecto al año anterior", reconoce.

Las razones de la caída

Acotex es la principal patronal del comercio de moda en España y representa a más de 800 empresas y cerca de 9.000 puntos de venta. Desde la asociación, argumentan que la climatología tampoco ha ayudado a las ventas en este arranque del ejercicio, pero admiten que existen razones de fondo y no estacionales para preocuparse.

Por una parte, "la actual, y ya muy larga, incertidumbre política, que está creando un ambiente de inseguridad y preocupación que no favorece que el cliente se decida a salir a comprar", señala Zamácola.

Por otra, el progresivo goteo de negativos datos económicos que muestran "una clara ralentización en el incremento de ventas que veníamos teniendo durante 2015, y que nos alerta de que hay mucho camino por recorrer para seguir en línea ascendente y recuperación del sector".

Este barómetro confirma la tendencia que están arrojando otras estadísticas, como el Indicador de confianza del consumidor (ICC), que también ha marcado un negro arranque de año, al haber caído de manera consecutiva durante los tres primeros meses, hasta situarse en niveles de 2014, es decir, tras perder todo el optimismo que empezó a dejarse sentir el pasado ejercicio.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios