FALTA DE TRANSPARENCIA EN LAS EMPRESAS

Ofertas en internet: 'No sé mis condiciones de trabajo pero tampoco me atrevo a preguntar'

Muchas personas se estrenan en su puesto de trabajo sin saber cuánto van a cobrar a final de mes. Ya lo advierte un estudio de UGT: tres de cada cuatro ofertas no especifican ni el sueldo

Foto: Muchos trabajadores están frustrados porque no se atreven a preguntar detalles sobre sus condiciones laborales. (istock)
Muchos trabajadores están frustrados porque no se atreven a preguntar detalles sobre sus condiciones laborales. (istock)

No mis condiciones de trabajo pero tampoco me atrevo a preguntar. ¿Quién no conoce a alguien que haya vivido esta situación? No sorprende si tenemos en cuenta que tres de cada cuatro ofertas de trabajo no especifican ni el sueldo y más de la mitad tampoco sueltan prenda sobre los horarios, según datos del último estudio de UGT Cataluña. Los parados buscan a ciegas entre una maraña de ofertas en las que lo único claro es la función que van a desempeñar. O ni eso.

“Hay tanta mano de obra disponible que a las empresas les da igual la transparencia”, explica Laura Pelay, secretaria de Estado del Bienestar y del Trabajo de UGT Cataluña. ¿Para qué? Si a uno le da reparo aceptar una oferta a ciegas, hay otros 500 que asentirán sin rechistar. “Saben que hay gente de sobra ahí fuera” y por eso juegan con el estado de necesidad de la gente.

Varios parados hacen cola a las puertas de una oficina de empleo. (REUTERS)
Varios parados hacen cola a las puertas de una oficina de empleo. (REUTERS)

¿Qué esconden las ofertas opacas?

En muchos casos, horarios de risa o retribuciones miserables. “Pedimos que se regule para que quede reflejado lo esencial” en cada anuncio, insiste Pelay. El 52% de las ofertas omite el horario, el 30% no detalla el tipo de jornada y el 13% oculta incluso el tipo de contrato.

Ante tanto secretismo, al desempleado no le queda más remedio que convertirse en “detective privado” para averiguar sus condiciones de trabajo

Pero las empresas no están obligadas a publicar estos datos y sacan tajada de las elevadas cifras de paro. La portavoz de UGT asegura que muchísimas personas han acudido a ellos para contar que han comenzado a trabajar sin saber cuánto van a cobrar a final de mes. “La gente tiene miedo a preguntar” y no es para menos, pues temen que a su jefe se le cruce el cable y les reemplace por alguien que se limite a dar las gracias por tener trabajo.

El 80% de las ofertas nunca sale a la luz

Todo son inconvenientes. Encontrar trabajo no es nada fácil para aquellos candidatos que no tienen un padrino o que no llaman la atención de los cazatalentos de las empresas. Los demandantes de empleo sólo pueden ver el 20% de las ofertas según un estudio de Lee Hecht Harrison, división del Grupo Adecco especializada en la gestión del talento.

El
El

“El mercado oculto de las ofertas de trabajo ha experimentado un considerable aumento en los últimos años” porque las empresas se han visto obligadas a reducir costes y por tanto recurren a sus propias vías de reclutamiento, explica Aziz Zaghnane, director de Marketing de Lee Hecht Harrison. Los seleccionadores prefieren echar mano de profesionales de los que tengan buenas referencias antes que darle la oportunidad a un desconocido con un currículum impecable.

Los fichajes también son habituales, sobre todo en puestos directivos. Además, muchas firmas no quieren “desvelar a la competencia hacia dónde pretenden encaminar su estrategia” y por eso optan por no publicar las ofertas. A veces no lo hacen “por miedo a que sus competidores piensen que algo no funciona bien en la empresa y se ha producido un abandono de empleados”, señala Zaghnane en una entrevista con El Confidencial.

Amigos, la mejor agencia de colocación

Qué duda cabe. Amigos, familiares y conocidos son la mejor agencia de colocación, pero Zaghnane pide no confundir “enchufismo” con un concepto que está muy de moda: el networking. “Es mucho más que un enchufe, se trata de generar una red de aliados que te puedan ayudar a conseguir tus objetivos en una relación win to win”. Estos nuevos contactos serán la llave para acercar a los candidatos a las ofertas de empleo “incluso antes de que salgan al mercado”. Pero hay que saber hacerlo bien. “La clave es tener claro las empresas diana a las que se presentará la candidatura y el mensaje de lo que se podría aportar a la compañía”.

La eficacia de los portales de empleo, a debate

Una oferta y 825 inscritos. El panorama es desalentador para los candidatos que recurren a plataformas online de empleo en busca de una oportunidad. “Aunque es cierto que desanima, lo mejor es inscribirse si cumples el perfil. Las empresas tienen herramientas avanzadas para filtrar los currículos que no se ajustan a sus requisitos y pueden preseleccionar rápidamente”, explica a este periódico Marcela González, portavoz de Infojobs.

¿Cómo diferenciarse del resto? La clave está en la carta de presentación

González aconseja cuidar la carta de presentación, la parte más personal de la candidatura. Piensa en tu motivación, tus capacidades para el puesto, “muéstrate y véndete”. Otra alternativa a los portales de empleo es presentar una candidatura espontánea en las propias compañías. “Una buena presentación en un momento bien elegido puede hacer que una empresa desee contratar a alguien” aunque no tuviese pensado convocar plazas, sugiere Zaghnane.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios