están trabajando en varias propuestas

Los gurús económicos del PSOE apuestan por la banca pública, en línea con Podemos

El equipo económico del PSOE que dirige Manuel de la Rocha diseña un programa destinado a reactivar el crédito a las pymes a través de una nueva Agencia Financiera Única del Estado

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), junto a Manuel de la Rocha (i), secretario de Economía del partido, y el secretario ejecutivo para la UE, Juan Moscoso. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), junto a Manuel de la Rocha (i), secretario de Economía del partido, y el secretario ejecutivo para la UE, Juan Moscoso. (EFE)

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y su equipo económico encabezado por Manuel de la Rocha han definido las primeras líneas generales de lo que ha de ser el programa del partido con vistas a las próximas elecciones generales. El apartado central de las propuestas socialistas está orientado al mercado financiero y tiene por objeto aprovechar el proceso de recuperación mediante un plan de estímulo crediticio que sirva para impulsar a las pymes como motor básico de creación de empleo en España.

La fórmula que adquiere cada vez mayor fuerza en la factoría de ideas socialistas apunta a la creación de una Agencia Financiera Única dentro del Estado que integre a todas las instituciones públicas vinculadas de una u otra forma con el sistema crediticio. El objetivo no es otro que concentrar los esfuerzos dispersos a través de organismos como el ICO, el ICEXCofides o Expansión Exterior. La futura entidad vendría a actuar como un nuevo banco público encargado de complementar la capacidad de financiación del sector privado.

Los expertos del PSOE caminan en la senda marcada por Podemos, si bien tratan de desmarcarse de sus planteamientos más radicales que apuestan por un esquema de colectivización del sistema financiero con claras actuaciones de nacionalización bancaria y el recurso a nuevas cooperativas estatales de crédito. En cualquier caso, los responsables socialistas del área económica no descartan en una segunda instancia la opción de configurar en España una nuevo Banco Público de Inversiones (BPI) que evite el colapso del mercado financiero ante una eventual recaída de la economía española.

La fórmula que adquiere cada vez mayor fuerza en la factoría de ideas socialistas apunta a la creación de una Agencia Financiera Única dentro del Estado

El proyecto que alienta los trabajos de campo del actual grupo parlamentario del PSOE apunta a la creación de un fondo de financiación empresarial, especialmente destinado a las pymes, que podría nutrirse también con recursos privados y que en todo caso sería un instrumento dotado de liquidez permanente y muy poco apalancado. La misión de este mecanismo financiero se concentraría en la aportación de ayudas para capital circulante y descuento comercial que son los elementos básicos para evitar el estrangulamiento de este tipo de pequeñas y medianas compañías.

En los primeros meses de 2015 la banca ha empezado a abrir el grifo, con crecimientos interanuales de nuevas operaciones que oscilan entre el 20% para las familias a un más raquítico 6,5% en el caso de las pymes. Así y todo, falta todavía un largo proceso de desendeudamiento, por lo que no se espera que el crédito puro se vaya aumentar por encima del PIB nominal durante los próximos años. De hecho, la amortización de préstamos antiguos seguirá siendo superior y la deuda nominal sólo podrá estabilizarse si la economía garantiza su actual ciclo expansivo.

Dudas sobre el futuro de Bankia y BMN

Sede de Bankia. (EFE)
Sede de Bankia. (EFE)

La legislatura se va a cerrar, además, con un incremento de la deuda pública del orden de los 300.000 millones, lo que supone un enorme hándicap para la financiación del sector privado. El Estado expulsa al resto de agentes del mercado financiero tradicional en lo que se conoce como el efecto crowding out y eso obliga a buscar otros canales alternativos que garanticen la llegada del crédito a la economía real. El PSOE entiende que la solución de emergencia pasa por disponer de dichos mecanismos de financiación desde el propio sector público.

Otras posibilidades que también se están manejando en los cuarteles generales de Ferraz pasan por frenar los procesos de privatización de los dos bancos que aún permanecen bajo el control del FROB, como son Bankia BMN. La posibilidad de mantener ambas entidades bajo tutela del Estado tropieza, no obstante, con los planteamientos del BCE y con la necesidad de garantizar el reembolso de las ayudas destinadas al rescate financiero. Es previsible, por tanto, que el programa económico del PSOE no comprometa la colocación en los mercados de los bancos nacionalizados aunque ello tampoco implique que la venta vaya a ser decididamente impulsada por un eventual Gobierno de corte socialista.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios