se comerá el superávit dejado por trIas

Colau tiene margen para endeudar Barcelona en 5.000 millones con su plan de gasto

La primera fase de su programa de inversiones consta de 100 medidas, que implican un gasto de 160 millones de euros. La clave está en cómo afrontará la gestión de la deuda

Foto: Ada Colau, en sus oficinas de Barcelona. (Reuters)
Ada Colau, en sus oficinas de Barcelona. (Reuters)

Cuando Ada Colau tome posesión de la Alcaldía de Barcelona, se encontrará un superávit de más de 250 millones de euros. Una cifra que no es baladí, en tanto la política ya ha hecho públicas sus cien primeras medidas para gobernar, y su coste se comerá buena parte del excedente. Pero la incógnita es qué hará con la deuda. No en vano, Barcelona tendría margen para endeudarse hasta los 5.000 millones, en lugar de los 1.200 millones actuales.

¿Endeudará Colau a Barcelona para sus planes de gasto social? Fuentes de Barcelona en Comú no han respondido a los requerimientos al respecto hechos por El Confidencial, en buena parte superados por la atención mediática que ha despertado la elección de la nueva alcaldesa.

Los tipos están históricamente bajos y Barcelona tiene la mejor calificación de rating entre las grandes ciudades españolas. Por tanto, existe margen. Pero tanto los socialistas antes como Trias después siempre optaron por mantener niveles bajos de endeudamiento. Gracias a ello, Colau llega en una posición óptima para activar financieramente la ciudad.

El gran proyecto de Colau es la conexión del tranvía, que en este momento tiene un enorme vacío entre la plaza Francesc Macià y la plaza de les Glòries. El proyecto es necesario, pero ningún vecino quiere que se haga por sus calles, en especial los elitistas residentes de la Diagonal.

El cerebro económico

El cerebro económico de la candidatura de Colau es el economista de ICV Agustí Colom, exmiembro de la Sindicatura de Cuentas. Es difícil saber por su obra qué hará con la política financiera del consistorio de la segunda ciudad española, pero una parte de sus trabajos académicos ha defendido auditar la deuda exigente para discriminar qué parte se puede considerar “deuda legítima”, y por tanto debe pagarse, y qué parte se considera ilegítima y, por ello, puede ser susceptible de que se le aplique una quita.

Los candidatos a la alcaldía de Barcelona posan en el Ayuntamiento. (EFE)
Los candidatos a la alcaldía de Barcelona posan en el Ayuntamiento. (EFE)

Dados los bajos niveles crediticios de los que goza Barcelona, este no es el problema de la capital catalana, sino más bien dónde se pone el límite para el nuevo pasivo. No ha sido posible contactar con Colom para recabar su opinión.

Un programa caro

El programa de Ada Colau es caro de ejecutar. Ella misma cifra la primera fase en 100 medidas, que costarán 160 millones. Además de la conexión del tranvía, su eje de actuación pasa por crear 2.500 empleos, revisar la subvención de 16 millones de euros al circuito de Montmeló, abaratar el transporte público y aprovechar las viviendas vacías para crear un gran parque de viviendas de alquiler público.

La deuda siempre acaba lastrando el futuro de las ciudades. El Ayuntamiento de Madrid, con 6.000 millones, tiene seis veces más deuda que Barcelona. Toda una carga para el desarrollo de la capital de España.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios