PESE A TENER UNA SENTENCIA EN CONTRA

La Generalitat da orden de no devolver el dinero que el contribuyente paga de más

La Agencia Tributaria Catalana ha dado orden para que no se devuelvan los ingresos indebidos de los contribuyentes. Pese a una sentencia en su contra

Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)

La Agencia Tributaria Catalana, entidad que depende de la Generalitat, ha dado orden para que no se devuelvan los ingresos indebidos que hacen los contribuyentes. Pese a tener una sentencia en su contra del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por esta cuestión, la administración catalana persiste en su actitud e incluso da instrucciones en ese sentido.

Después del fallo judicial, en julio de 2013, altos cargos de la Agencia Tributaria de Cataluña han seguido dando consignas para que no se abonen estas cantidades a las que el contribuyente tiene derecho, según el artículo 221 de la Ley General Tributaria 58/2003. Se aplica esta norma porque en la mayoría de los casos se trata impuestos cedidos por la administración central.

Dichas órdenes constan en un correo electrónico enviado por el delegado territorial en Barcelona de la Agencia Tributaria de Cataluña, Víctor Pàmias, al que ha tenido acceso El Confidencial. También en una carta al conjunto de la organización de liquidación.

Los ingresos indebidos se producen en cualquier administración tributaria cuando el contribuyente paga por error de más y es detectado por los funcionarios en la revisión de su expediente. Los casos típicos son aquellos en los que el ciudadano no se ha aplicado la deducción correcta o en los que el gestor y el contribuyente han pagado por el mismo concepto, por ejemplo.

Por ley, si la administración detecta ese pago de más ha de devolverlo “de oficio” al ciudadano. Y con intereses de demora. Eso sólo ocurre en los casos en los que la Agencia Tributaria lo detecta. Como se revisan sólo el 25% de los expedientes, el volumen de ingresos indebidos que se detecta es bajo, aunque el departamento de Economía no ofrece datos al respecto.

En el correo electrónico, el delegado territorial de Barcelona señala que en casos de “duplicidad o excesos de pago (…) no se puede proceder a una devolución de ingresos indebidos”, pese a que la ley así lo recoge.

Sólo si el ciudadano reclama

Fuentes de la Agencia Tributaria han explicado que sólo se abona este concepto en caso de que el contribuyente reclame. Pero eso no es una devolución de oficio. Precisamente se denomina “de oficio” porque el ciudadano no tiene que reclamar para recibir el dinero de la administración tributaria.

Tanto el correo electrónico, del pasado 18 de junio de este año, como la carta de un día después, son posteriores al fallo del TSJC, que fue en julio de 2013. Es decir, después de un año todo sigue igual.

Esta política de la Generalitat coincide con las fuertes tensiones de caja en la administración catalana, donde hasta el último euro es importante. De manera que las necesidades de caja aparecen por delante de los derechos del ciudadano.

Estructura de Estado

La Agencia Tributaria de Cataluña es la estructura de Estado que más quiere potenciar el presidente de la Generalitat Artur Mas en su proyecto independentista. Pero la falta de inspectores, de un marco legal y el descontento del personal de la propia agencia catalana por las actuaciones de la Generalitat han complicado el proyecto. En este sentido, resulta sintomático que la sentencia del TSJC fuese fruto de una demanda presentada por una inspectora de la propia agencia.

Mientras se anuncia una y otra vez el cambio de la Agencia Tributaria, lo cierto es que el grueso de la política fiscal siempre está pivotando alrededor del impuesto de sucesiones y, en dos años, no se han producido avances significativos.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
83 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios