JUAN JOSE LLINARES ERA EL ENCARGADO DE SOSTENER EL VALOR A RAÍZ DE LA OPV

El 'cuidador' de Rato intenta comprar una gestora de bolsa tras el fiasco de Bankia

En Bankia todavía se están frotando los ojos después de conocer que el antiguo responsable de la autocartera del banco nacionalizado, Juan José Llinares, intenta desde

Foto: El 'cuidador' de Rato intenta comprar una gestora de bolsa tras el fiasco de Bankia
El 'cuidador' de Rato intenta comprar una gestora de bolsa tras el fiasco de Bankia

En Bankia todavía se están frotando los ojos después de conocer que el antiguo responsable de la autocartera del banco nacionalizado, Juan José Llinares, intenta desde hace unos meses volver por sus fueros con la compra de la agencia de valores Gestión de Patrimonios Mobiliarios (GPM). La operación tiene que ser aprobada por la CNMV, pero al antiguo cuidador del valor en bolsa no le faltan arrestos ni posibles para dar el salto a la fama después de haber sido despedido hasta dos veces de Bankia.

En el equity de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri existe un capítulo aparte dedicado a Llinares, director general adjunto que fue de Bankia Bolsa, una entidad sobre la que, por otra parte, pesa algún que otro expediente sancionador por infracción muy grave de la ley del Mercado de Valores. Todo ello sin olvidar las tribulaciones que ha padecido la acción de Bankia, y sobre todo sus más sufridos propietarios, desde la triste OPV de julio de 2011.

Fue precisamente con motivo de tan lamentable acontecimiento cuando Rodrigo Rato tuvo a bien recuperar para la causa bursátil de Bankia a Juan José Llinares, el gestor que pocos meses antes había sido despedido del grupo, no sin recibir por ello la obligada compensación a sus más de veinte años de servicio. No en vano, Llinares fue el verdadero artífice de Caja Madrid Bolsa como fundador, a finales de los años 80, de su antecesora Inverbroker, que luego integró con la extinta Inverban procedente de La Caixa. 

Todos estos movimientos corporativos hicieron de Llinares una marca propia en el pequeño gran mundo de la intermediación bursátil, y pasó a ser con el tiempo lo que dentro de la jerga financiera se define como un ‘cuidador’ de valores. Una figura que en su regreso a Bankia permitió sostener a duras penas la cotización a lo largo de los primeros meses de andadura bursátil. Llinares demostró entonces sus mejores virtudes en el manejo de la autocartera que, a fin de cuentas, es la especialidad con la que todavía le recuerdan dentro de la casa.

Los actuales dirigentes de Bankia, a decir verdad, no se muestran muy pródigos en elogios con Llinares. El antiguo director general adjunto de Bankia Bolsa fue destituido en julio de 2012 por los nuevos responsables de la entidad después de que la acción se pegara el gran batacazo en Bolsa tras la salida forzada de Rato y la automática nacionalización a manos del FROB.

De eso hace ya un año largo en el que se han acumulado múltiples y sonados avatares para Bankia y para todo el sistema financiero español. Los acontecimientos demuestran que realmente Goirigolzarri pudo haber hecho un gran favor a Llinares, que ahora se siente reforzado en sus innatas capacidades profesionales y trata de reinventarse en su propia salsa, pero esta vez sin depender de jefes que puedan forzarle a abandonar su trabajo por falta de confianza personal.

La compra de una participación mayoritaria en GPM supondría para el bróker la culminación de su carrera al frente de una compañía que es miembro de antiguo en las Bolsas de Madrid y Barcelona, así como también en el más reciente Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Fundada en 1987, la agencia se define como una entidad independiente especializada en servicios de gestión e intermediación en los mercados, incluyendo también todo tipo de asesoría en materia de corporate finance desde la valoración, adquisición y fusión de empresas hasta, cómo no, el ‘cuidado’ del valor en bolsa.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios