Ruiz-Mateos: “Me cuesta pagar impuestos por lo muchísimo que nos debe el Estado”
  1. Economía
CARTA A LOS MEDIOS TRAS LAS REVELACIONES DE 'EL CONFIDENCIAL'

Ruiz-Mateos: “Me cuesta pagar impuestos por lo muchísimo que nos debe el Estado”

José María Ruiz-Mateos ha distribuido entre los medios de comunicación una carta titulada “El espejo de mi alma” en la que hace balance de su vida

Foto: Ruiz-Mateos: “Me cuesta pagar impuestos por lo muchísimo que nos debe el Estado”
Ruiz-Mateos: “Me cuesta pagar impuestos por lo muchísimo que nos debe el Estado”

José María Ruiz-Mateos ha distribuido entre los medios de comunicación una carta titulada El espejo de mi almaen la que hace balance de su vida y ajusta algunas cuentas a su manera. Comienza congratulándose de su “maravillosa y extensa familia” y mostrando su profundo amor a “Dios y a su Santísima Madre”. Tras estos preliminares entra de lleno con su aversión hacia las obligaciones tributarias: “Con respecto al tema de los impuestos, es verdad que me cuesta cumplir con esa obligación, por lo tanto, en muchas ocasiones pago a disgusto”. Lo justifica diciendo que “esa desgana la provoca lo muchísimo que nos debe el Estado español y que sigue sin satisfacer”, refiriéndose a lo que –a su juicio- se le debe por la expropiación de Rumasa en 1983.

A colación de los impuestos, aprovecha para recordar que ha combinado sus tributos con “grandes aportaciones a la Iglesia”. Para demostrarlo echa mano de este diario: “Aprovecho la ocasión para enviaros copia de la noticia publicada por El Confidencial el 20 del presente y que se expresa por sí misma”. El reportaje recoge los cuantiosos donativos que Nueva Rumasa ha entregado a distintas congregaciones religiosas. Su hijo José María manifestó a este diario que “todo lo que estáis publicando es falso”. Entendemos que dejaba fuera el citado texto, basado en documentación interna del grupo de empresas al igual que el resto de informaciones publicadas.

El patriarca de la familia de empresarios, investigada por la Audiencia Nacional tras el desfalco de los pagarés y por distintos juzgados de instrucción, considera que la prensa lo está maltratando: “Durante varios años algunos importantes medios de comunicación me consideraron el empresario número uno a nivel nacional, así como el más rico de España. Curiosamente después de manera inusitada las mismas fuentes, junto con diversos sectores de nuestro país, entre los que destacan algunos bancos, actuaron con una inmensa y despiadada conducta”.

Seguidamente da un paso más y afirma que “actualmente soy objeto de la mayor infamia y falsedad y de la conducta más deleznable y canallesca que yo haya conocido”. En el caso de El Confidencial, una empleada del “cuartel general” de Alondra 2, en Somosaguas, entregó ayer en mano la misiva al reportero gráfico de este medio, Enrique Villarino, cuando tomaba fotografías desde la calle. “A ver si con esto terminamos con el culebrón”, le dijo.

Pese al “martirio” que dice estar sufriendo, ofrece su perdón cristiano: “Estaría dispuesto a ayudar al que me ha hecho daño”, al tiempo que desea “lo mejor” a los medios de comunicación “pese a que algunos me han hecho víctima propiciatoria con las mayores barbaridades, envidias y afirmaciones malvadas sin el menor escrúpulo”.

Aunque hay unos 4.000 inversores a los que se les adeudan más de trescientos millones de euros en pagarés, Ruiz-Mateos sostiene que siempre ha cumplido “estrictamente con mis compromisos de pago”, al tiempo que le pide fuerza a Dios para “cumplir con mis responsabilidades”.

El fundador del holding de la abeja también recupera su argumento más utilizado durante las últimas décadas, el trabajo que ha dado a sus empleados: “Partiendo de muy poco, siete obreros, habré conseguido durante mi vida laboral la suma de unos cien mil puestos de trabajo”.

El empresario jerezano se guarda para el final una aportación apoteósica en modo de postdata referida a la Corona y al caso Urdangarín: “A propósito de la Casa Real, tema tan debatido estos días, aprovecho la ocasión para manifestar, a nivel particular, que ni el Banco de España posee reservas de oro suficientes para pagar la labor meritoria y excepcional que realizan, especialmente la de S.M. la Reina, de la que siempre he sido un entusiasta admirador por la ingente, prudente y valiosísima labor que ha realizado en pro de nuestra patria”.      

José María Ruiz-Mateos