EL PRIMER MINISTRO RENUNCIA A SU SUELDO

El Gobierno de Monti aprueba un plan de ajuste de 30.000 millones de euros

No habrá sido elegido en las urnas por el pueblo ni tendrá el don de la palabra, pero el tecnócrata elegido por el presidente Giorgio Napolitano (y por 'Merkozy'),

Foto: El Gobierno de Monti aprueba un plan de ajuste de 30.000 millones de euros
El Gobierno de Monti aprueba un plan de ajuste de 30.000 millones de euros
No habrá sido elegido en las urnas por el pueblo ni tendrá el don de la palabra, pero el tecnócrata elegido por el presidente Giorgio Napolitano (y por 'Merkozy'), para dirigir el país hasta las elecciones de 2013, Mario Monti, parece tenerlo bastante claro. Tan solo un mes en el poder y ya ha conseguido que el Consejo de Ministros aprobara esta tarde en una reunión extraordinaria, que estaba prevista para mañana lunes, su primer ajuste presupuestario cifrado en 30.000 millones de euros. 

Por si no fuera suficientemente claro el mensaje, añade: "quizá no hayamos comprendido, pero a Italia le quedan poco meses de vida. Si no intervenimos rápido vamos al impago de la deuda". A muchos analistas italianos no les ha pillado por sorpresa la actitud de Monti. Y con razón. Nada más llegar al poder, el tecnócrata dio alguna pista sobre por dónde iban a ir los tiros cuando decidió asumir también la cartera de Finanzas y nombró como ministro de Desarrollo, Infraestructura y Transporte a otro banquero: Corrado Passera, presidente del grupo Intessa Sanpaolo.
 
Monti renuncia a su sueldo
 
El plan de ajuste prevé entre 12.000 y 13.000 millones de euros en reducción de gastos y otros 18.000 millones de euros de aumento de los ingresos en las arcas públicas. En dicho plan, 20.000 millones de euros corresponden a ajustes presupuestarios y otros 10.000 millones de euros en gastos a favor del crecimiento, del sistema productivo y del trabajo, según un comunicado de a presidencia del Gobierno.
 
Monti avanzó que la reforma laboral será abordada las próximas semanas y en cuanto a los costes de la política refirió que su Ejecutivo va "a declarar no solo lo que se nos pide actualmente a los cargos púbicos, sino a declarar por entero nuestro patrimonio". Por tanto, afirmó que renuncia a la compensación retributiva como primer ministro y ministro de Economía. "El ente que más merece la donación de sueldo de primer ministro y ministro de Economía es el Tesoro italiano y por eso ha decidido no cobrarlo más y dárselo a alguna causa benéfica", espetó.

El presidente del Gobierno, que quiere que el decreto se llame "Salva-Italia", agregó que apoyará la propuesta de crear un impuesto sobre las transacciones financieras en sede europea, sobre lo que Italia hasta ahora había tenido una posición contraria. Y alegó que habrá "sacrificios" pero también acciones en apoyo de las empresas, liberalizaciones en interés de consumidores y de la competencia y que la lucha contra la evasión fiscal es una prioridad del Gobierno que excluye la opción de recurrir a amnistías.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Elsa Fornero, abordó el sistema de pensiones, con el aumento de 42 años para los hombres y 41 para los mujeres del mínimo de años cotizados para poder percibir la pensión "anticipada",dijo. La jubilación en el sector privado lo obtendrán las mujeres a partir de los 62 años y los hombres a 66 años en 2012 con una penalización del 3 % por año para los que se jubilen antes, mientras que la equiparación total de edades será de 66 años en 2018, añadió.

Al finalizar con lágrimas la ministra su intervención, Monti refirió que el plan contempla el bloqueo de la adecuación a la inflación de las pensiones por encima de los 960 euros y la salvaguardia de las pensiones mínimas que conservarán el 100 por ciento de la adecuación a la inflación. El ministro de Desarrollo Económico, Corrado Passera, anunció por su parte que habrá un reforzamiento del fondo de garantía para asegurar de entre de 20 y 25.000 millones de euros de crédito a las pymes y señaló que "se premiará fiscalmente el capital que invierta en las empresas".

Nuevo impuesto sobre el lujo

El nuevo paquete de reformas que se pretende presentar este lunes y que es conocido como "equidad-crecimiento-rigor" según el propio Monti, está encaminado a "estimular el crecimiento y contener la enorme deuda pública" e incluirá reformas estructurales para centrar el equilibrio fiscal para el 2013. El decreto llamado de "impacto", por algunos medios italianos y elaborado en tan solo tres semanas, incluye un nuevo impuesto sobre el lujo, en el que se contemplan los vehículos con una cilindrada de más de 2.300 de centímetros cúbicos, embarcaciones de lujo (90.000 registradas en Italia), ultraligeros (10.000) y las villas (35.000) y los inmuebles señoriales (36.000).

No es el único sector en el que se ha fijado el banquero, entre las medidas se contempla también la liberalización de todos los obstáculos para la apertura de nuevos negocios comerciales; la abolición de cualquier límite de horario y de día de apertura, una rebaja del Impuesto Regional sobre las Actividades Productivas (IRAP) a las empresas e incentivos fiscales para la capitalización de las mismas, una tasa patrimonial sobre la segunda y tercera propiedad inmobiliaria y la reintroducción del impuesto sobre bienes inmuebles a la primera vivienda. Del impuesto patrimonial se prevé recaudar de 5 a 6.000 millones de euros y por la sola introducción de la tasa sobre la primera casa 3.500 millones de euros. 

No se sabe si este plan de ajuste será suficiente para corregir la dañada economía italiana, pero el nuevo jefe del Gobierno italiano ya se ha ocupado de transmitir al resto de partidos la situación de emergencia que reina en Europa : "Hay que actuar con celeridad para convencer a los mercados y a Europa sobre la seriedad de Italia". Y agregó: "O nos salvamos todos o no se salva nadie".
 
Los sindicatos califican el plan de "socialmente insoportable"
 
Los principales sindicatos italianos han asegurado que el nuevo plan de ajuste del Ejecutivo de Mario Monti es "socialmente insoportable", según ha destacado la secretaria general de la Confederación General de Trabajadores italianos (CGIL), Susanna Camusso. Así, Camusso ha criticado las reformas a las pensiones, que contemplan el aumento de la edad de jubilación a los 66 años y ha destacado que este aumento "es una ampliación insostenible" para muchos italianos que "verán modificadas las perspectivas de la pensión e incrementados los años de trabajo".

Además, Camusso ha destacado que el Gobierno está intentando "sacar beneficio a costa de los pobres del país" y ha destacado que en el plan "no hay equidad", al mismo tiempo que ha acusado a Monti de comportarse como el Ejecutivo anterior, liderado por Silvio Berlusconi. "Es la hora de impulsar iniciativas comunes con los demás sindicatos" ha precisado.

También el secretario general del sindicato Confederación italiana de trabajadores (CISL), Raffaele Bonanni ha destacado que el nuevo plan "grava sólo sobre trabajadores y jubilados" y ha subrayado que son necesarias "respuestas inmediatas pero bien ponderadas". Bonanni ha recordado que el Ejecutivo "no ha calculado el impacto social del plan" y ha advertido que las reacciones serán "fuertes".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios