Pemex tendrá derecho a comprar si Sacyr vende una parte del 20% en Repsol
  1. Economía
EN BASE AL ACUERDO DE ACCIONISTAS

Pemex tendrá derecho a comprar si Sacyr vende una parte del 20% en Repsol

El culebrón a tres bandas de Sacyr, Pemex y Repsol ha entrado en una nueva fase tras la destitución de Luis del Rivero. Descabalgado el presidente

Foto: Pemex tendrá derecho a comprar si Sacyr vende una parte del 20% en Repsol
Pemex tendrá derecho a comprar si Sacyr vende una parte del 20% en Repsol

El culebrón a tres bandas de Sacyr, Pemex y Repsol ha entrado en una nueva fase tras la destitución de Luis del Rivero. Descabalgado el presidente de la constructora, los socios que ahora mandan deben resolver cómo deshacer el pacto de accionistas firmado con la petrolera mexicana sin abrir un nuevo frente de conflicto y poder así recomponer las buenas relaciones con la petrolera española, desde cuyo consejo de administración se solicitó, incluido su accionista La Caixa, que el acuerdo entre los dos quedara disuelto.

Ayer viernes, la visita de Manuel Manrique, nuevo presidente de Sacyr, a la sede de Repsol acompañado por Demetrio Carceller y Pedro Del Corro para verse con el presidente de la petrolera, Antonio Brufau, fue toda una declaración de intenciones. Era la consecuencia de lo ocurrido horas antes en el consejo de la propia constructora, en el que se decidió sacrificar a la figura de Luis del Rivero como presidente, entre otros motivos, por ejemplo, por su negativa a vender una parte del 20% que la constructora tiene en Repsol.

La decisión de la nueva mayoría de Sacyr de vender hasta un 10% de su parte en la petrolera choca de plano con la posibilidad de un ruptura dialogada con Pemex, dado que este escenario es uno de las hipótesis recogidas en el acuerdo que daría por rota la sindicación. De hecho, el apartado 8 de acuerdo (Limitaciones a la venta) recoge que ninguna de las partes podrá vender o disponer, total o parcialmente, de su participación o derechos de voto, ni conceder un derecho para la adquisición de dicha participación durante un periodo de tres años

En ese mismo apartado, se especifica que en caso de que cualquiera de las partes fuera a proceder a la transmisión voluntaria de la totalidad o parte de sus acciones de Repsol, en cualquier momento durante la vigencia del acuerdo, deberá ofrecer a la otra parte la opción de adquirir dicha participación en los mismos términos que fueran a ofrecerse a un tercero. Este escenario, permitiría a Pemex comprar, en caso de interés, la desinversión de Sacyr. De ocurrir así, el acuerdo entre las partes seguiría incluso en vigencia.

Ayer mismo, desde la firma de análisis Exane BNP Paribas se contemplaba la posibilidad de que si la constructora vende un 5% de su porcentaje de Repsol sea Pemex el comprador. La petrolera mexicana ya compró un 4,5% (a través de un vehículo, con las acciones como garantía) dentro del marco de actuación pactado con Luis del Rivero, pero ahora podría doblar su apuesta por la compañía española, demostrando que su apuesta trasciende los planes de Sacyr por hacerse con el poder ejecutivo a través de un consejero delegado.

Otro de los apartados que incluye el acuerdo de 14 puntos anunciado el pasado 29 de agosto recoge los casos en que Sacyr y Pemex podrían cancelar el acuerdo, que tiene una vigencia de 10 años. Según las opciones descritas, la alianza podrá darse por terminada de manera anticipada por un accionista cuando el porcentaje de acciones de Repsol en poder del otro accionista descienda por debajo del 50% de su participación respecto a la fecha del acuerdo. Es decir, si Sacyr vendiera más del 10% de Repsol.

En caso de no cumplirse ninguno de estos escenarios, Sacyr tendría que hacer frente a las consecuencias recogidas en el pacto entre socios en caso de incumplimiento. Según el documento remitido a la CNMV, los dos socios tienen un periodo de 30 días hábiles para subsanar cualquier incumplimiento. En caso de no ocurrir así, Pemex podrá instar al cumplimiento del punto incumplido o dar por terminado el presente acuerdo y exigir los daños y perjuicios que correspondan y se deriven de la ruptura.  

Repsol Honda Pemex