La banca española seguirá inmersa en una larga guerra de depósitos, según UBS

La banca española seguirá inmersa en una larga guerra de depósitos para captar el pasivo de la clientela con el objetivo de afrontar sus vencimientos de

La banca española seguirá inmersa en una larga guerra de depósitos para captar el pasivo de la clientela con el objetivo de afrontar sus vencimientos de deuda y reducir progresivamente la brecha comercial con la concesión de crédito, según un informe de UBS.

Esta prolongada contienda sobre el pasivo seguirá incrementando la presión sobre el margen de intereses del sistema financiero español, dice el banco suizo, que ve poco atractivo el perfil de riesgo de la banca española en relación a las eventuales recompensas.

UBS indica que una eventual subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) a corto plazo podría impactar de forma negativa sobre los márgenes de los préstamos hipotecarios de las entidades, que darán a conocer sus resultados anuales entre finales de enero y principios de febrero.

Además de la progresiva contracción del margen de intereses, UBS estima que los riesgos sobre la calidad de activos de la banca española a raíz de su exposición al negocio doméstico no están incluidos en sus valoraciones en bolsa. Por ello, la entidad mantiene "la cautela sobre los bancos españoles".

En este sentido, la firma helvética reitera a los inversores su recomendación de venta de acciones de Santander, pero sobre todo de Banco Sabadell y Banco Popular, mientras que mantiene una posición neutral sobre los títulos de BBVA.

En cuanto a Bankinter, UBS considera que sus resultados anuales serán "muy débiles", y que su nivel de capital será "el más débil entre sus competidores, con un core capital del 6,8%". La eventual venta de su filial Linea Directa Aseguradora dispararía su capital por encima del 9%, calcula.

Los resultados anuales de Sabadell incluirán la consolidación del Guipuzcoano y la incorporación de las exigencias de provisiones del Banco de España, que ya impactaron negativamente sobre las cuentas del tercer trimestre, indica UBS. No obstante, apunta que tiene menor exposición hipotecaria que sus competidores.

Sobre BBVA, pronostica que dará a conocer "un buen comportamiento en México y América del Sur", debido en parte a la debilidad del euro respecto al dólar, mientras que en España sus resultados recogerán una mayor remuneración del pasivo y de los tipos de interés que afectan a los costes de financiación.

En el mismo sentido, aventura que el comportamiento operativo del Santander se ralentizará en España, al igual que el de otras entidades afectadas por el aumento del coste de la financiación. En Brasil, sin embargo, el empezará a converger con sus competidores al calor del crecimiento del segmento minorista, prevé UBS.

El banco que preside Emilio Botín se beneficiará de su gran diversificación geográfica, al tiempo que el escrutinio de los inversores se centrará en sus niveles de capital de máxima calidad ('Tier 1') tras las recientes adquisiciones llevadas a cabo y sobre su capacidad de reconstruirlo a través del crecimiento orgánico.

En cuanto al Banco Popular, UBS incide en que las eventuales necesidades de mayor capitalización vendrán determinadas por la información sobre su exposición a activos problemáticos, de créditos a la promoción y construcción, y sus niveles de cobertura.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios