Güemes: "Emprender en España no es fácil; existe una hiperinflación normativa"

Lleva ocho meses en el cargo de presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora del Instituto de Empresa y se le acumula el trabajo. Después de

Foto: Güemes: Emprender en España no es fácil; existe una hiperinflación normativa
Güemes: "Emprender en España no es fácil; existe una hiperinflación normativa"

Lleva ocho meses en el cargo de presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora del Instituto de Empresa y se le acumula el trabajo. Después de toda una vida dedicado a la política, Juan José Güemes dirige un pilar de uno de los mayores centros de negocios de Europa que cuenta con más de 1.500 alumnos de 87 nacionalidades.

Con la crisis económica este tipo de centros se están conviertiendo en un hervidero de ideas y talento. Los nuevos emprendedores han aprendido que para llevar a su startup a buen puerto, es necesario contar con una buena formación. Es en ese momento cuando se dan cuenta de que tener una buena idea no basta para obtener financiación, sino que lo realmente importante es demostrar que es viable.

“No siempre una idea de negocio tiene que suponer una oportunidad. El 99% de las patentes que se registran no llegan a su objetivo de convertirse en un producto real. Las ideas y la tecnología son comodities [materias primas] que pueden convertirse en una oportunidad de negocio para los inversores si cuentan con un grupo de personas que sea capaz de llevarlas a cabo. Hoy lo importante no es el qué, sino el cómo y el quién. Parafreando a Edison, para sacar una startup adelante el 10% es inspiración y el 90% transpiración (sudor)”, explica en declaraciones a Cotizalia.

Cualquier startup que se precie tiene que tener una clara vocación internacional. En el IE consideran que el mercado es el mundo y que la internacionalización es un deber. En su caso cuentan con una herramienta única para garantizar el éxito, sus propios alumnos. “El 95% de nuestros alumnos son extranjeros. Tenemos un perfil muy completo de sexo, razas y religiones, lo que suponen grandes ventajas a la hora de poner en marcha un proyecto, ya que tenemos una visión de 360 grados. Tenemos alumnos de 87 nacionalidades en la escuela. Para ellos la distancia entre Moscú y Bogotá es de tan sólo dos pupitres. Piensan en global, no sólo en un ámbito geográfico pequeño", cuenta.

Sin embargo, muchas veces la ilusión por sacar adelante un proyecto se ve mermada por factores ajenos. Uno de los principales frenos al emprendizaje en España es la burocracia que existe para abrir un negocio. De hecho, nuestro país está en el puesto 146 del mundo en facilidades para formalizar el nacimiento de una empresa. Güemes carga sobre las administraciones parte de la culpa.

“En nuestro país existe una hiperinflación normativa. Hay una tradición que repiten todos los gobiernos de basar su sistema normativo en la desconfianza sobre el ciudadano. Cualquier persona que quiera montar una empresa se sumerge en un mundo de autorizaciones que a veces acaban en una negativa por algo de lo que ni si quiera se conoce por qué. Las normas se deberían basar en la presunción de inocencia tal y como ocurre en el resto de países. Curiosamente Hacienda es el único sitio donde se fían de que lo que pones es verdad”.

Invirtiendo en emprendedores

Uno de los principales valores que distingue al Instituto de Empresa es su capacidad de crear puntos de encuentros entre emprendedores e inversores. Su división del Venture Lab es una incubadora y aceleradora de empresas cuyo objetivo es presentar los mejores proyectos a fondos de capital riesgo y 'business angels' para que invierten capital semilla en ellos.

Cada año seleccionan un centenar de proyectos que comienzan a desarrollarse y de los que tan sólo siete llegan a la final. Durante los Ventures Days, se dan a conocer esos siete proyectos y un tribunal formado por varios inversores deciden en cuál invertir. Las jornadas de este año se celebran durante el día de hoy y mañana en Madrid: "Los proyectos finalistas de esta edición son muy buenos y ya es un hito que antes de conocer al ganador cinco de los siete proyectos hayan empezado a facturar", asegura Gary Stewart, director ejecutivo del Venture Lab.

Los proyectos finalistas van desde una plaforma digital con el que puedes pedir cita con el médico privado de forma rápida y gratuita (DoctorDoctor), hasta una tecnología que transforma los neumáticos en energía sin contaminar (Yogya), pasando por una empresa de software especializado en medir y entrenar el nivel de concentración de los deportistas (BCI Sports), una aplicación de Inteligencia Artificial para la toma de decisiones (Iactive), Una web de gestión de lotería nacional e internacional (loto-mundo.com), una aplicación de gestión documental (Openkm) y una aplicación que genera páginas de fans para cualquier equipo, división y liga (Grizlr). 

Para Stewart, la clave del éxito de una startup pasa por responder a una necesidad del mercado, aunque para ello haya que rehacer el business plan: "Inicialmente los emprendedores cuentan con un proyecto que piensan que va a tener mucho éxito. Sin embargo, luego se dan cuenta de que han cometido errores y acaban recurriendo al Plan B, que curiosamente dista en un 90% de la idea inicial, pero que muy probablemente acabará desembocando en éxito. Un claro ejemplo de esto es Twitter, que nació en el año 2000 con una idea completamente diferente a la que ahora conocemos y no funcionó. Por eso, que algo no termine en éxito no significa el fin. En España el coste del fracaso es demasiado alto".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios