HA AMPLIADO CAPITAL EN TRES OCASIONES EN DOS AÑOS

Bancaja inyecta otros 1.600 millones de euros en su filial inmobiliaria

Bancaja ha tenido que tirar de chequera para recapitalizar Cartera de Inmuebles (CISA), su filial inmobiliaria. Esta sociedad es la encargada de quedarse con los activos procedentes

Bancaja ha tenido que tirar de chequera para recapitalizar Cartera de Inmuebles (CISA), su filial inmobiliaria. Esta sociedad es la encargada de quedarse con los activos procedentes de ejecuciones hipotecarias de la entidad valenciana, que en 2009 destinó 1.141 millones a dotaciones. Ahora, la matriz le ha dado un préstamo participativo de 1.600 millones para digerir la compra forzosa de ladrillo.

No es primero esfuerzo que tiene que hacer Bancaja para que CISA engulla gran parte de los activos procedentes de los clientes morosos. En 2008 ya tuvo que traspasar del balance otros 800 millones de euros, una inyección de liquidez que tuvo la consideración de patrimonio neto a efectos mercantiles. Lo hizo en condiciones preferentes, tal y como también pasó en 2009.

 

Pero hay más. Además de estas dos líneas de crédito, la tercera caja española ha tenido que hacer tres ampliaciones de capital en los dos últimos ejercicios en CISA. En 2008, se vio obligada a realizar dos operaciones de aumento de los recursos propios para “afrontar los nuevos entornos en los sectores inmobiliario y financiero”, según constaba en la memoria de la entidad valenciana. En esas dos transacciones, Bancaja elevó el capital de su filial en 201 millones de euros.

 

A finales .del pasado año, la caja levantina tuvo que volver a inyectar dinero en esta compañía encargada de digerir los activos tóxicos del ladrillo. En concreto, le aportó otros 173,4 millones de euros. ¿El motivo? Reforzar la estructura de balance para absorber el aumento de los préstamos fallidos. La cartera de Cisa procedente de impagados o de la cesión a cambio de deuda supera los 3.800 inmuebles.

 

La entidad obtuvo un beneficio atribuido de 251,1 millones de euros en 2009, lo que supuso una caída del 27,34% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras destinar 1.141 millones de euros a provisiones.  Bancaja incrementó un 51,5% las dotaciones durante el ejercicio para ayudar a gestionar de forma más holgada en 2010 la cobertura de la morosidad y el saneamiento de los activos, según explicó la caja.

 

La morosidad de la entidad cerró el año en el 4,59%, frente al 4,05% del pasado ejercicio y la cobertura alcanzó el 54,59%, frente al 58,24%. Sobre los activos inmobiliarios, el volumen alcanzó los 2.300 millones de euros en 2009 y la intención es venderlos. La entidad quiere poner en el mercado entre 3.000 y 4.000 inmuebles, aunque el pasado año vendió 1.400.

 

Puede que sean mucho más si finalmente Polaris World entra en concurso de acreedores. Bancaja, Banco de Valencia, cuyo principal accionista es la caja valenciana, y CAM son los primeros acreedores de la inmobiliaria murciana que en su día promocionaba el ex seleccionador nacional José Antonio Camacho. Las tres cajas ya han constituido una sociedad para canjear deuda por activos ya terminados, según publicó el jueves Expansión.

 

El grupo que preside José Luis Olivas sufrió el pasado año unas pérdidas de 179 millones de euros por su negocio inmobiliario, que engloba también a Bancaja Habitat. Esta cifra representa un aumento del 180% respeto a 2008. La facturación de esta división se redujo un 52%, hasta los 193,04 millones.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios