Es noticia
Menú
"El coche antiguo", de nuevo su peor enemigo: Rafa Nadal y las lesiones como Sísifo particular
  1. Deportes
  2. Tenis
SE RETIRÓ EN WIMBLEDON

"El coche antiguo", de nuevo su peor enemigo: Rafa Nadal y las lesiones como Sísifo particular

El balear no competirá en el Masters de Canadá al sufrir de nuevo unas molestias físicas. De momento, no empezará la gira americana y peligra su participación en el US Open

Foto: Rafa Nadal, tras un entrenamiento en Mallorca. (EFE/Cati Cladera)
Rafa Nadal, tras un entrenamiento en Mallorca. (EFE/Cati Cladera)

Rafa Nadal se enfrenta de nuevo a su peor enemigo, las lesiones. Unas molestias físicas le impedirán disputar el Masters 1.000 de Canadá. El balear, que compitiendo en todos los grandes torneos hasta final de año tenía opciones de recuperar el número uno, ya tuvo que renunciar el mes pasado a las semifinales de Wimbledon. Ahora, peligra su participación en el último Grand Slam del año, el US Open.

Lo cierto es que en España se soñó con el pleno de Nadal en los Grand Slam, un hito que nadie ha conseguido hasta la fecha. Tras aquella épica victoria ante Medvédev en Australia y su paseo habitual por París, ganar en Wimbledon era un reto complicado. Rafa nunca ha dominado el césped como la tierra, pero su resistencia nunca es objeto de duda; el encuentro ante Taylor Fritz en cuartos de final lo confirmó.

Foto: Rafa Nadal, en una rueda de prensa que ofreció en Mallorca. (EFE/Cati Cladera)

Superar adversidades es lo que más enchufa a Nadal. Hay gente que necesita ver todo de cara. Una autopista sin contratiempos en la que apenas haya que sortear obstáculos. A Rafa, sin embargo, le apasiona lo contrario. Cuantos más inconvenientes tenga por el camino, mejor se ve. La semifinal hubiera sido ante Nick Kyrgios y, de haber ganado, la final frente a Novak Djokovic. No es cuestión de jugar con la imaginación, pero era el típico torneo en que se reponía de las dificultades para llegar en plena forma al último partido.

Pero su físico ya no es el de un chaval. "Mi cuerpo es como un coche antiguo, necesita tiempo para volver a arrancar. Tengo 36 años, ya no tengo 19, por lo que siempre se necesita tiempo para recuperarse, pero estoy feliz de estar en Roma, un lugar que me encanta y donde tengo tantos recuerdos increíbles", explicaba Nadal en la previa de Roma. Y el tiempo le ha vuelto a dar la razón.

Siempre tiene que subir la roca

Ahora, Rafa tiene que recuperarse de nuevo. Las lesiones aparecen en forma de Sísifo: hay que llevar la roca montaña arriba hasta la cima para que vuelva a caer y repetirlo. Porque lo que es seguro es que Nadal —uno de los tenistas, si no el que más, más laureado de la historia— lo ha conseguido todo en inferioridad de condiciones.

"Desde los días de vacaciones y mi posterior reincorporación a los entrenamientos, todo ha ido bien estas semanas. Hace cuatro días que empecé también a entrenar el servicio y este jueves, tras el entrenamiento, tuve una pequeña molestia que este viernes seguía ahí. Hemos decidido no viajar a Montreal y proseguir con los entrenamientos sin forzar", explicaba Nadal tras anunciar que no iría a Canadá.

El balear ha sido superior a sus adversarios en el aspecto mental, pero el físico le ha costado algo más. Este mismo año, ha ganado dos Grand Slam en temporada en la que ya suma cuatro bajas por lesión. Sería curioso saber hasta dónde habrían llegado Djokovic y Roger Federer de haber pasado por unas circunstancias semejantes.

El tiempo es el que lo pone todo en su sitio. Nadal ya se ha recuperado en numerosas ocasiones de lesiones, algunas duras con las que era complicado pronosticar que volviera a buen nivel. Sin embargo, siempre ha tumbado cualquier teoría. Recuerden cómo estaba apenas un mes antes del Open de Australia. Y la proeza que logró en esa final. Ahora, le toca empujar de nuevo la roca, pero esta vez para quedarse para siempre en la montaña.

Rafa Nadal se enfrenta de nuevo a su peor enemigo, las lesiones. Unas molestias físicas le impedirán disputar el Masters 1.000 de Canadá. El balear, que compitiendo en todos los grandes torneos hasta final de año tenía opciones de recuperar el número uno, ya tuvo que renunciar el mes pasado a las semifinales de Wimbledon. Ahora, peligra su participación en el último Grand Slam del año, el US Open.

Lo sentimos, la página no está disponible.
Error 500
Inténtelo de nuevo en unos minutos
Ir a la portada