Es noticia
Menú
Rafa Nadal se retira de Wimbledon por su lesión abdominal y no jugará contra Kyrgios
  1. Deportes
  2. Tenis
No aguanta más el dolor

Rafa Nadal se retira de Wimbledon por su lesión abdominal y no jugará contra Kyrgios

Convocó una rueda de prensa en la que confirmó que sus molestias en el abdominal le impiden continuar en el Grand Slam. Pone fin a una buena participación en el torneo

Foto: Nadal se despide de la pista central tras ganar los cuartos de final de Wimbledon. (REUTERS/Hannah Mckay)
Nadal se despide de la pista central tras ganar los cuartos de final de Wimbledon. (REUTERS/Hannah Mckay)

Rafa Nadal dice adiós a Wimbledon por sus problemas médicos, después de haberse probado en un entrenamiento. Así, el español no disputará su partido contra Nick Kyrgios, quien consigue pase directo a la final. Durante el encuentro de cuartos ante Taylor Fritz (3-6, 7-5, 3-6, 7-5 y 7-6), pidió una pausa para que le atendieran por un dolor en el abdominal. Su propio padre, Sebastián Nadal, le pidió que abandonara por las visibles molestias, pero él no se rindió y continuó hasta conseguir la victoria. Tras el entrenamiento previo al partido de mañana, ha notado las molestias y ha optado por la retirada.

Esta edición supuso el regreso de Rafa a Wimbledon tres años después de su última participación. En 2019, se le escapó la final ante Novak Djokovic tras ser apeado en las semifinales ante Roger Federer (6-7, 6-1, 3-6 y 4-6). Todo apuntaba a que el serbio será su rival este año, convirtiéndose en la final más repetida de la historia de los Grand Slam. Su participación en el torneo, como acostumbra, estaba cargada de épica y no era descartable que consiguiera la machada a pesar de su paupérrimo estado físico.

"No tiene sentido seguir forzando el abdominal. Siento dolor y si sigo adelante, la lesión va a empeorar. Es muy triste tener que deciros esto", ha confirmado Nadal ante los periodistas. "He tomado la decisión porque así no puedo ganar partidos. No puedo decir otra cosa: estoy triste por tomar esta decisión".

placeholder Nadal realiza las declaraciones tras concluir el encuentro de cuartos. (REUTERS/Hannah Mackay)
Nadal realiza las declaraciones tras concluir el encuentro de cuartos. (REUTERS/Hannah Mackay)

Un trienio de ausencia

El balear llegaba lanzado a las semifinales después de la apasionante y vibrante victoria ante Fritz, que lo puso contra las cuerdas. Estuvo cerca de ser derrotado, pero tiró de gallardía para ganar en el 'tie-break' del quinto y definitivo set. Su cara de felicidad lo dijo todo, también la mirada que le echó a su padre cuando le sugirió la retirada.

"Honestamente, Australia no fue un problema, aunque tuve inconvenientes durante el torneo. Finalmente, pude competir y lidiar con esos problemas. Las cosas fueron mejor y las dificultades que he sentido demuestran lo importante que es Wimbledon. He hecho lo posible por estar en Londres y he llegado a semifinales. Al principio del partido de ayer, jugué a gran nivel. Esto me hace sentir peor porque, viendo el nivel al que jugué, hubiera tenido una oportunidad", ha explicado Rafa.

Rafa tenía en mente lograr el objetivo que nadie ha conseguido aún: ganar todos los Grand Slams el mismo año después de la victoria en el Open de Australia y en Roland Garros. Hubo muchas dudas sobre su participación en Wimbledon; lo mismo ocurrió cuando tuvo que jugar en París. Aunque despejó todas las incógnitas y finalmente compitió en Londres, se ha tenido que marchar antes de lo esperado por culpa de las molestias en el abdominal.

Dos o tres semanas de baja

"Aprendo de mis errores, intento no repetirlos, pero no me quería ir en mitad de esos cuartos de final. Encontré la manera de acabar el partido y estoy orgulloso. He analizado la decisión y he pensado en mi futuro. Las cosas estaban controladas, pero ayer fue el peor día. Durante la semana, hice test para ver cómo evolucionaban las cosas. Esa pequeña cosa que tuve días atrás ahora es más grande. En el 3-1 del primer set, noté que algo no iba bien. Creo que estaré fuera entre dos y tres semanas. En ese tiempo, espero que pueda seguir con el calendario que tengo en mente. El objetivo es estar en Montreal".

El balear explicó que, a pesar de que podía competir en la semifinal, no llegaría en las mejores condiciones a la final en caso de victoria: "Poniéndonos en el mejor de los casos, llegaríamos mal a la final si ganásemos mañana. La lógica me ha llevado a tomar esta decisión. Tengo una rotura en el abdominal y es muy difícil competir así. Mi experiencia, como me pasó en el US Open de 2009, me dice que así es casi imposible. Tengo la sensación de que no toca esta vez".

Un parón corto y no largo

"Intento priorizar mi felicidad personal a cualquier título. Cuando voy al límite, la gente se cree que es por ambición. Realmente, lo hago por convicción y porque siento que no pongo mi salud más en riesgo de la cuenta. No quiero estar varios meses parado y por eso me retiro".

2008 y 2010 son los años en los que Rafa ganó en Wimbledon. En su primera victoria, dejó una épica final frente a Federer que todavía no han olvidado en Londres (6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7). El partido, que rozó las cinco horas, supuso el fin del dominio del suizo, que acumulaba cinco victorias consecutivas en la catedral del tenis. En el segundo triunfo, la víctima fue Tomas Berdych (6-3, 7-5 y 6-4), en un plácido encuentro en el que no tuvo rival.

Rafa Nadal dice adiós a Wimbledon por sus problemas médicos, después de haberse probado en un entrenamiento. Así, el español no disputará su partido contra Nick Kyrgios, quien consigue pase directo a la final. Durante el encuentro de cuartos ante Taylor Fritz (3-6, 7-5, 3-6, 7-5 y 7-6), pidió una pausa para que le atendieran por un dolor en el abdominal. Su propio padre, Sebastián Nadal, le pidió que abandonara por las visibles molestias, pero él no se rindió y continuó hasta conseguir la victoria. Tras el entrenamiento previo al partido de mañana, ha notado las molestias y ha optado por la retirada.

Rafa Nadal
El redactor recomienda