Es noticia
Menú
Un titánico Nadal elimina a Mannarino tras ganar un tiebreak histórico (7-6, 6-2 y 6-2)
  1. Deportes
  2. Tenis
Ya está entre los ocho mejores

Un titánico Nadal elimina a Mannarino tras ganar un tiebreak histórico (7-6, 6-2 y 6-2)

Mannarino aguantó durante casi media hora antes de ceder por 16-14 en un espectacular tiebreak al final del primer set. El tenista balear espera a Shapovalov en la siguiente ronda

Foto: El tenista español celebra el primer set. (EFE/Dave Hunt)
El tenista español celebra el primer set. (EFE/Dave Hunt)

Rafa Nadal ya está entre los ocho mejores tenistas del Open de Australia tras superar a Adrian Mannarino por 7-6 (14), 6-2 y 6-2 en dos horas y 40 minutos. O lo que es lo mismo, el español tan solo está a tres partidos de conquistar su 21º título del Grand Slam que serviría para romper la igualdad con Roger Federer y Novak Djokovic. Este torneo aparece como una oportunidad de oro para empezar el año con ventaja, puesto que ni el suizo ni el serbio están en la pelea por distintas razones. Sí lo está un imparable Rafa Nadal que mejora conforme avanza rondas. No importa que haya estado hasta casi seis meses sin competir. Ni que haya atravesado una época muy complicada por culpa de una lesión durísima: el balear ha vuelto por todo lo alto y la bestia ya está aquí.

placeholder El primer set marcó el duelo. (EFE/Dave Hunt)
El primer set marcó el duelo. (EFE/Dave Hunt)

Lo demuestra el desempate que se llevó en un primer set histórico de una hora y 21 minutos ante Mannarino. El tenista francés, desinhibido y empujado por una coyuntura donde Nadal no está al 100% físicamente, opuso toda la resistencia que estuvo en su mano e incluso disfrutó de cuatro pelotas para adelantarse en el marcador. Sin embargo, no lo aprovechó y el balear fue superando obstáculo tras obstáculo en el alambre para llevarse el gato al agua a la séptima ocasión y romper la moral de su rival.

A partir de un tiebreak larguísimo (28 minutos y 40 segundos; 16-14 para Nadal), ya nada sería igual. "El primer set podía caer de cualquier lado y creo que tuve un poco de suerte. Estoy muy feliz de haber sobrevivido a ese primer parcial, sin duda. Él ha jugado fantástico, con sus golpes muy planos y sus bolas me han complicado mucho", declaraba el vencedor a la conclusión. Al fin y al cabo, Nadal había ganado el desempate más longevo de su carrera en un enfrentamiento épico táctico y emocional donde sacó su mejor cara y su preciso revés cortado en un día donde no estaba fino del todo.

placeholder Nadal vuelve a lo grande. (EFE/Dave Hunt)
Nadal vuelve a lo grande. (EFE/Dave Hunt)

En el segundo set, Nadal tiró de galones para imponerse a su saque y acabar con la moral de Mannarino. Superado por caer en el primer set, apabullado por el show de Nadal y mermado por los problemas físicos que ya había aparecido durante el desempate. El galo fue atendido de nuevo por el fisioterapeuta cuando perdía por 5-1 el segundo set, pero no hubo manera de doblegar al balear. Desde primera línea de la grada no se perdió ningún detalle el legendario Rod Laver, el tenista que da nombre a la central del Melbourne Park.

Nadal empezó el tercer set con otra rotura para despistarse al final. El balear bajó la guardia y firmó su peor juego de todo el encuentro hasta ese momento, cediendo en blanco su saque para devolver el 1-1 en el marcador. Fue lo único reseñable de este set, porque luego volvería el Nadal de siempre ante un rival muy tocado en lo físico y en lo mental. El español finiquitaría el partido con su 16º saque directo para estar entre los ocho mejores deportistas del torneo e igualar la marca del local John Newcombe en la segunda posición histórica en esa estadística. Solo Roger Federer (15) se ha plantado más veces entre los ocho mejores del torneo. Ahora le espera Denis Shapovalov en cuartos de final.

Rafa Nadal ya está entre los ocho mejores tenistas del Open de Australia tras superar a Adrian Mannarino por 7-6 (14), 6-2 y 6-2 en dos horas y 40 minutos. O lo que es lo mismo, el español tan solo está a tres partidos de conquistar su 21º título del Grand Slam que serviría para romper la igualdad con Roger Federer y Novak Djokovic. Este torneo aparece como una oportunidad de oro para empezar el año con ventaja, puesto que ni el suizo ni el serbio están en la pelea por distintas razones. Sí lo está un imparable Rafa Nadal que mejora conforme avanza rondas. No importa que haya estado hasta casi seis meses sin competir. Ni que haya atravesado una época muy complicada por culpa de una lesión durísima: el balear ha vuelto por todo lo alto y la bestia ya está aquí.

Rafa Nadal Australia