El infierno de Carlos Alcaraz en París: gritos y lágrimas en la peor derrota de su carrera
  1. Deportes
  2. Tenis
DERROTA EN PARÍS-BERCY (4-6 Y 5-7)

El infierno de Carlos Alcaraz en París: gritos y lágrimas en la peor derrota de su carrera

El tenista español sufrió una dura derrota en un partido donde acabó llorando bajo su toalla tras dejarse remontar un 5 a 0 en el segundo set frente a Hugo Gaston, el nuevo ídolo local

Foto: Carlos Alcaraz vivió la derrota más dura de su carrera. (EFE/EPA/Ian Langsdon)
Carlos Alcaraz vivió la derrota más dura de su carrera. (EFE/EPA/Ian Langsdon)

Carlos Alcaraz cayó eliminado en los octavos final del Masters 1.000 de París-Bercy y lo hizo en un partido para olvidar. El tenista murciano está jugando un gran tenis en este final de temporada y llegaba a la capital francesa con el objetivo de dar la sorpresa. Llevaba varios partidos jugando a gran nivel y el choque ante el local Hugo Gaston parecía sencillo de asumir. Un jugador que venía de la previa, fuera del 'Top 100', sin mucho nombre..., pero el encuentro fue un infierno para el español.

Gaston ya había dado la sorpresa solo una ronda antes, tras eliminar a Pablo Carreño, pero este jueves firmó una remontada impresionante que dejó hundido a un Alcaraz que fue incapaz de reprimir las lágrimas en la pista. Y es que el español sufrió la que, posiblemente, es la derrota más dura de su carrera deportiva, en un partido que tuvo dominado en todo momento, pero que se le escapó por detalles... con una afición enloquecida en la grada con el gran partido del francés.

Ya en el primer set, Alcaraz dominó con mano de hierro. En la misma línea de lo que está demostrando esta temporada, confirmó que es uno de los grandes pegadores desde el fondo de la pista, moviendo a Gaston a su antojo. De hecho, ese buen hacer le permitió firmar dos 'breaks' (3-1 y 4-2) para cerrar el primer set sin demasiadas complicaciones. Pero, entonces, el francés, llevado en volandas por un público enfervorecido, dio la vuelta al marcador para ganar el primer set por a 4 a 6.

Alcaraz no perdió la cabeza. Había jugado bien, lo estaba haciendo perfecto, pero un momento de desconexión le hizo perder la primera manga y no estaba dispuesto a que le volviera a suceder. Así, saltó a la pista en la segunda manga con energías renovadas y, como un vendaval, pasó por encima de Gaston para ponerse 5 a 0 arriba... y llegó el colapso. El murciano no solo no se llevó un set que tenía prácticamente hecho, sino que se derrumbó en la pista de una manera inexplicable.

El jugador francés firmó siete juegos consecutivos para dar la vuelta a la segunda manga y ganar el partido (4-6 y 5-7), clasificándose a cuartos de final de París-Bercy y convirtiéndose, oficialmente, en la gran sorpresa del torneo. Alcaraz, que perdió 17 puntos de manera consecutiva, entró en dinámica negativa y fue incapaz de frenar al arrollador Gaston, sufriendo un bloqueo que pocas veces se le había visto en pista. Al acabar el partido, su reacción no dejaba lugar a dudas.

Sentado en su silla, con la toalla en la cabeza y las manos en la cara, incapaz de reprimir las lágrimas, Alcaraz aún no se explicaba qué había pasado y cómo se le había podido escapar un partido que había dominado y que, con haber ajustado un par de detalles, habría cerrado con solvencia. Pero había ocurrido todo lo contrario: acababa de sufrir la derrota más dura de su carrera, incapaz de frenar a un jugador crecido por los gritos y el comportamiento del público francés.

Los galos, descontrolados en la grada ante un desconocido que ya es su nuevo ídolo, fueron parte importante de la remontada, dando alas a su pupilo ante un Alcaraz incapaz de frenar la dinámica. Incluso terminaron cantando 'La Marsellesa'. El español solo perdió por detalles, pero de las derrotas siempre se aprende: Alcaraz tiene un futuro prometedor y la sonrisa pronto volverá a su cara. Eso sí, las lágrimas que bañaron su rostro tras el día más duro de su carrera deportiva no las olvidará nunca.

París
El redactor recomienda