Agobio en Australia, adiós a Tokio y alegría en California: la montaña rusa de Paula Badosa
  1. Deportes
  2. Tenis
Ha superado 70 puestos WTA en un año

Agobio en Australia, adiós a Tokio y alegría en California: la montaña rusa de Paula Badosa

Las imágenes de felicidad de la tenista española tras ganar Indian Wells cobran aún más fuerza al conocer los momentos complicados que ha vivido durante el 2021

Foto: Paula Badosa no pudo evitar emocionarse al ganar Indian Wells. (Reuters)
Paula Badosa no pudo evitar emocionarse al ganar Indian Wells. (Reuters)

Hace aproximadamente nueve meses, Paula Badosa vivía una de las situaciones más incómodas de su carrera deportiva. Un positivo por coronavirus en su vuelo de viaje a Australia, donde debía disputar el Abierto, le obligó no solo a casi perderse la cita deportiva, sino a pasar dos semanas encerrada en su habitación. Sin contacto con el exterior, sin ni siquiera ventanas. Lo que parecía un ejercicio de extrema precaución por parte de la organización del torneo -ella no había viajado cerca de la persona que dio positivo en los test- acabó con la tenista contagiada. “Tengo malas noticias. En el día 7 de cuarentena, he dado positivo por covid. Estoy con síntomas y espero recuperarme lo antes posible. Son momentos duros. Muchas gracias por el apoyo. Volveré más fuerte”, aseguró en un comunicado. El 2021, llamado a ser el año de su consagración como presente y futuro del tenis español, empezaba con mal pie.

Foto: Paula Badosa, durante el partido. (EFE)

En total fueron 21 días de aislamiento. Con policía en su puerta, sin posibilidad de entrenarse en pista… Paula Badosa apenas pudo mantener la forma con tablas de ejercicios que compartía junto a Carlos Alcaraz de manera online. Acabó jugado en Melbourne para ser eliminada en primera ronda frente a la rusa Liudmila Samsonova. “Si pudiera volver atrás, no hubiera venido”, acabó por admitir la tenista nacida en Manhattan, de padres españoles y criada en Barcelona. No se podía imaginar Badosa que su curso todavía le deparaba un par de decepciones, pero también una alegría como ser la primera española que conquista Indian Wells: “He pasado por momentos muy duros, pero nunca dejé de soñar y de luchar”.

El problema de las expectativas

Como le ha sucedido a tantos deportistas, Paula Badosa fue víctima de su propio éxito. Considerada una de las mejores tenistas de su generación durante la adolescencia, todo apuntaba a que la española se colaría en la lucha por los Grand Slams a las primeras de cambio. En el 2015, cuando tenía 17 años, logró ganar la edición junior de Roland Garros. La nueva niña prodigio del tenis era española… Y eso era sinónimo de exigencia. Todo lo que no fuera un éxito inmediato, era una decepción. “Cuando eres una buena jugadora junior, la gente piensa que al año siguiente estarás en el top 20 del mundo, se pone mucha presión sobre ti (…) La gente tiene muchas expectativas y prisas. Cree que con 21 años hay que ganar estos torneos y eso no es así”, explicaría ante los medios tras conquistar el desierto de California.

placeholder Paula Badosa, durante la celebración de Indian Wells. (Reuters)
Paula Badosa, durante la celebración de Indian Wells. (Reuters)

“Tengo memoria y sé lo que he pasado, he tenido que trabajar mucho y pasar por momentos de depresión, de estar tratándome, me costaba mucho el tenis, pensaba que no llegaría aquí”, añade. Badosa se sumergió en una dinámica de malos resultados… y de incluso no lograr disfrutar del deporte: “En el tenis el 70% u 80% es mental. Intento encontrar un balance entre competir y disfrutar y creo que estoy ganando partidos por eso”.

Los Juegos Olímpicos de Tokio, otra muesca en su 2021... Hasta fuera de la pista

Mitad de temporada. Primeros Juegos Olímpicos para Paula Badosa. La catalana viajó a Tokio convencida de sus posibilidades. El tenis femenino vivió este verano una situación extraña, el terrible calendario de la WTA provocaba que las grandes favoritas acudieran entre algodones. Esto acabó por confirmarse cuando las tres cabezas de serie, Naomi Osaka, Ashleigh Barty y Aryna Sabalenka, acabaron fuera del torneo individual antes de cuartos de final. Algo histórico. Pero Badosa se encontró con un enemigo inesperado en su camino hacia las medallas. Un asfixiante calor.

Las autoridades olímpicas dejaron que los partidos de tenis se celebrasen en Tokio, en un apretado calendario y con una sensación térmica de 38ºC. La trampa perfecta. Daniil Medvedev incluso aseguró haber temido por su vida: “Veía puntos negros”.

placeholder Badosa abandonó los Juegos en silla de ruedas por un golpe de calor. (Reuters)
Badosa abandonó los Juegos en silla de ruedas por un golpe de calor. (Reuters)

Pero la peor parte se la llevó Paula Badosa. La española cayó en los cuartos de final, cuando tuvo que retirarse frente a la checa Marketa Vondrousova. Había comenzado imponente los primeros juegos, liderando el marcador… Pero el calor comenzó a hacer efecto. Perdió el primer set y se marchó al banquillo. Daba igual cuánta agua bebiese, cuántas toallas heladas se pusiera sobre su cabeza. Badosa era incapaz de continuar jugando. Aceptó la retirada y trató de recuperarse para los dobles junto a Pablo Carreño, una seria opción de medalla para España, pero fue imposible. Abandonó las instalaciones en silla de ruedas, en una dura imagen para el espectador.

No fue el único revés que vivió aquel verano. Badosa tuvo que ver como algunos medios de comunicación se referían a ella como "la ex de David Broncano" a la hora de informar sobre su abandono en Tokio. "Estos machistas consideran que para hablar de una de las mejores deportistas del mundo es necesario citarme a mí, que estoy viendo los Juegos tumbado en un sofá, solo porque soy un hombre famoso. Es despreciable e injusto, y debe parar ya", aseguró el presentador de televisión.

Objetivo Guadalajara

Badosa ha vivido un 2021 que se podría definir como una montaña rusa. Empezó la temporada como la 70º del ránking WTA y gracias a su victoria en Indian Wells, ya es la decimotercera. Además, su nivel de tenis ha ido aumentando pese al pinchazo de los Juegos Olímpicos y su abandono forzoso. En este curso, a día de hoy solo hay siete tenistas por delante de ella, por lo que tiene plaza para disputar el torneo de Maestras en Guadalajara. Es decir, Badosa cierra la lista y a su acecho está Ons Jabeur (su rival en la semifinal de California) a 92 puntos. La posibilidad de que Ashleigh Barty, número uno mundial, renuncia al certamen, significaría su clasificación oficiosa para el torneo.

Foto: Paula Badosa, la tenista de moda en el circuito. (EFE)

Si finalmente accede a Guadalajara (se celebrará entre el 10 y el 17 de noviembre), habrá dos españolas entre las ocho mejores tenistas del momento, puesto que Garbiñe Muguruza tiene el pase asegurado. Después de un año complicado, Paula Badosa lo tiene al alcance de la mano.

Paula Badosa
El redactor recomienda