Es noticia
Menú
Y Rafa Nadal, por fin, se tropieza sin hacerse daño en la cabeza
  1. Deportes
  2. Tenis
ELIMINADO EN SHANGHAI COMO QUINTO DEL MUNDO

Y Rafa Nadal, por fin, se tropieza sin hacerse daño en la cabeza

Perdió dos sets a uno ante Tsonga en las semifinales del torneo chino pero, al contrario de lo que había sido habitual en 2015, no tuvo que ver nada el aspecto mental

Foto: Rafa Nadal intentando llegar a una bola frente a Tsonga.
Rafa Nadal intentando llegar a una bola frente a Tsonga.

Hacía más de un año que Rafa Nadal no derrotaba a dos top 10 en un torneo y en el Masters de Shanghai ha revivido esa emoción y también llevaba tiempo sin perder un partido por factores que no tuvieran que ver con su mente -una amarga sensación pero no preocupante-, y ante Tsonga cayó así, “por muy poquito”. Sin lanzar campanas al vuelo y cubriendo de cierto escepticismo lo que resta de temporada, el Rafa Nadal que regresa de China es 'más alto, más fuerte y más guapo' que el que llegó allí. “Lo mejor es la sensación de que las cosas se han hecho bien, de que he jugado bien, de la manera en la que tengo que jugar, y he conseguido ganar buenos partidos, y eso es lo más importante, y me voy con energía positiva”. Al fin y al cabo llegó como séptimo del Mundo y se marcha siendo la quinta raqueta.

El encuentro perdido en semifinales ante Tsonga “no ha sido ni por ansiedad, ni por haber tomado malas decisiones, ni por haber jugado cobarde. He hecho lo que creía que tenía que hacer, especialmente he tenido la cabeza bien como para rectificar después de los primeros seis juegos, y he cogido la iniciativa, he jugado delante”. Es un motivo muy diferente al que en marzo explicó por primera vez, cuando su juego no terminaba de arrancar: “Juego con ansiedad y nervios. Es algo que no me había pasado en mi carrera”.

Frente a los bombarderos Karlovic y Raonic, el de Manacor superó dos complejos exámenes que le sirvió para medirse con el cuarto del Mundo, Wawrinka. Al suizo le pasó por encima y explicó este hasta ahora 'desconocido' Nadal en 2015: “Pienso menos” y sus movimientos son más precisos y coordinados. Frente a Tsonga, este sábado, reconoció que “no” se quedó “contento con los seis primeros juegos, después ha sido positivo todo”. No obstante, en un análisis un poco más amplio recordó que se encuentra en pista dura: “Cuando te tocan todo sacadores, contra los que te lo juegas todo en muy pocos puntos, llega un día en que lo lógico es que los puntos no caigan de tu lado. Es una de las pistas más rápidas del año, y sacando como ha sacado él (Tsonga) en el tercer set, mandando todos los saques a 210, 212, 214 (km/h)... Sirve de manera increíble”.

Sólo ha cedido tres veces su servicio en el torneo

Para apoyar su tesis de la recuperación, Nadal también aportó otro dato: “Sólo he perdido el servicio tres veces en todo el torneo”, un factor clave y que es la base de un jugador aspirante a un torneo.

Ahora, a descansar/entrenar unos días en Mallorca antes de coger un nuevo avión con destino Basilea, para el torneo 500 en la casa de Roger Federer. Después viene París y de ahí el Eurostar para la Copa de Maestros de Londres (dos torneos que no tiene en su palmarés), para la cual matemáticamente no está clasificado pero tendría que ocurrir algo extraño para no disputarla. No obstante, lo más importante para el tenista español es llegar con buena cara a 2016, “lo que más me motiva”.

Hacía más de un año que Rafa Nadal no derrotaba a dos top 10 en un torneo y en el Masters de Shanghai ha revivido esa emoción y también llevaba tiempo sin perder un partido por factores que no tuvieran que ver con su mente -una amarga sensación pero no preocupante-, y ante Tsonga cayó así, “por muy poquito”. Sin lanzar campanas al vuelo y cubriendo de cierto escepticismo lo que resta de temporada, el Rafa Nadal que regresa de China es 'más alto, más fuerte y más guapo' que el que llegó allí. “Lo mejor es la sensación de que las cosas se han hecho bien, de que he jugado bien, de la manera en la que tengo que jugar, y he conseguido ganar buenos partidos, y eso es lo más importante, y me voy con energía positiva”. Al fin y al cabo llegó como séptimo del Mundo y se marcha siendo la quinta raqueta.

Rafa Nadal
El redactor recomienda