Es noticia
Menú
Por qué cuanto menos piensa Rafa en la pista, se ve a un mejor Nadal
  1. Deportes
  2. Tenis
AHORA COORDINA MEJOR SUS MOVIMIENTOS

Por qué cuanto menos piensa Rafa en la pista, se ve a un mejor Nadal

"Me siento mejor de movilidad y me muevo más rápido porque tengo que pensar menos gracias al trabajo diario", destacó Nadal tras ganar a Wawrinka en cuartos de Shanghái

Foto: Rafa Nadal sirviendo frente a Wawrinka (Efe)
Rafa Nadal sirviendo frente a Wawrinka (Efe)

“El sistema nervioso trabaja por medio de capas o estratos, de las cuales las más profundas abarcan las bases del movimiento, cuanto más profunda sea la capa que coordina el movimiento, más eficaz será. Por otra parte, cuanto más superficial sea la capa que lo produce, más 'pensado' tenderá a ser el movimiento y por tanto descoordinado, fragmentado. Si el movimiento está ligado a la racionalidad, las neuronas involucradas son muy numerosas y no están integradas entre sí de una manera tan eficaz”.

Esta explicación dada por el psicoterapeuta Jader Tolja en su libro 'Pensar con el cuerpo' explica las declaraciones que este viernes ha realizado Rafa Nadal tras lograr de manera contundente ante Stan Wawrinka, número cuatro del mundo, su pase a las semifinales del Máster 1000 de Shanghái: “Me siento mejor de movilidad y me muevo más rápido porque tengo que pensar menos gracias al trabajo diario”, señaló a 'Canal Plus' tras su encuentro. Rafa es más Nadal que a principios de la temporada porque sus movimientos ahora se coordinan en una capa profunda del sistema nervioso “gracias al trabajo diario”. Más instintivo, sin pensarlo.

“Es importante la sensación de que las cosas van mejorando día a día. Durante estos meses, han ido mejorando poco a poco, pero siempre con una línea ascendente y positiva con dos muy buenas últimas semanas. Estoy sacando bien y estoy perdiendo mucha menos pista de lo que estaba haciendo a lo largo de todo el año, manteniéndome más adelante y jugando bien con el revés. La derecha y los problemas mentales son las cosas que más me han fallado durante el año y, poco a poco, lo estoy solucionando”.

¿Ha dado con la tecla? Sin problemas físicos, el aspecto “mental” es lo que ha arrastrado Nadal durante esta temporada. Ha esquivado la opción de pasar por el psicólogo, como incluso le recomendó probar una Carolina Marín que no se separa del suyo, y parece haber encontrado el camino en el método de siempre. Más vale tarde que nunca. Se ha liberado de la presión en este 2015 habiendo prácticamente atado el objetivo de estar presente en la Copa de Maestros (que disputan los ocho primeros) y teniendo su meta estar preparado para 2016. El final de este año se lo ha tomado como una especie de 'pretemporada'.

Este sábado, a partir de las 10:30 horas frente a Jo-Wilfried Tsonga, número 15 del mundo, tendrá la oportunidad de confirmar estas sensaciones “positivas” y que su fortaleza mental ha regresado con solidez. En Shanghai, por primera vez en toda la campaña, el balear ha logrado ganar a dos 'top 10', incluyendo a Wawrinka, número 4 del mundo y vencedor de Roland Garros.

“El sistema nervioso trabaja por medio de capas o estratos, de las cuales las más profundas abarcan las bases del movimiento, cuanto más profunda sea la capa que coordina el movimiento, más eficaz será. Por otra parte, cuanto más superficial sea la capa que lo produce, más 'pensado' tenderá a ser el movimiento y por tanto descoordinado, fragmentado. Si el movimiento está ligado a la racionalidad, las neuronas involucradas son muy numerosas y no están integradas entre sí de una manera tan eficaz”.

Rafa Nadal
El redactor recomienda