JUEGA EL DOBLEs Y ES ENTRENADORA dE LISICKI

Martina Hingis deja atrás su pasado de muñeca rota por la cocaína

Martina Hingis ha vuelto. Alejada de las pistas con rastros de consumo de cocaína en su cuerpo ahora juega dobles y es entrenadora de Sabine Lisicki

Foto: Martina Hingis junto a Lisicki, en un partido de dobles (Efe).
Martina Hingis junto a Lisicki, en un partido de dobles (Efe).

Martina Hingis ha vuelto. Alejada de las pistas por culpa de problemas de identidad, que terminaron con rastros de consumo de cocaína en su cuerpo, detectados en Wimbledon, teoría que ella intentó desmontar con una muestra de su cabello, ahora está metida de lleno en el circuito de nuevo. Juega dobles y es la encargada de guiar los pasos de Lisicki, tenista alemana que se mueve entre las veinte mejores del mundo y que ayer cayó eliminada ante la rumana Halep, número cinco de la WTA.

El traumático, tal y como lo calificó en su momento, positivo terminó con su noviazgo con el todavía tenista en activo Radek Stepanek. Después se casó con el jinete Thibault Hutin, el cual no dejó bien parada a la suiza tras su separación de dos años atrás.

La suiza nunca consiguió demostrar su inocencia y fue sancionada por dos años por el positivo, dejando las pistas en los últimos días de 2007, siendo desposeída de varios títulos y sancionada con 100.000 euros. La número uno más joven de la WTA (16 años) se marchó y lo hizo a escondidas y sin querer saber nada de nadie. Siete años después ha regresado, tal y como ha demostrado con su paso por el Mutua Madrid Open.

Ahora con 33 años, dejó el tenis con 27 años con cinco Grand Slam a sus espaldas y con la etiqueta de niña prodigio, compagina la doble faceta de doblista y entrenadora. Regresó hace poco menos de un año, pero su vuelta a España se ha producido esta semana. "Me ha sabido a poco. Ahora espero volver el próximo año y lo haré con más ganas", declaro la suiza que volvió a ganar un torneo el pasado mes de marzo junto a su pupila Sabine Lisicki.

En todas sus comparecencias públicas durante el Mutua, Hingis hablaba en positivo de lo vivió hace casi dos décadas. "Juego porque siento que tengo capacidad para hacerlo. Probé, volví y vi que podía, por eso estoy otra vez sobre las pistas", comenta la menuda suiza.

"El tenis de ahora poco tiene que ver con el de antes, aunque viene una generación de tenistas de calidad y con un juego variado como Muguruza o Bencic que son diferentes", afirma poco antes de ver como Lisicki se despedía del torneo. "Viví un sueño cuando era una niña y me gustaría repetirlo ahora".

El torneo individual femenino camina ya sin tenistas españolas, una vez que Carla Suárez fue derrotada por Serena Williams. La citada Halep, Na Li, Sharapova, Kvitkova, Radwanska, Ivanovic y la revelación la francesa Caroline García completan el cuadro de cuartos de final.

En el cuadro masculino destaca la invasión española de la antepenúltima ronda. Rafa Nadal, que se enfrentará a Berdych, Roberto Bautista que se medirá al colombiano Giraldo, que dio la sorpresa eliminando a Murray. Nishikori, Gulbis y los españoles Feliciano López y David Ferrer completan los cuartos. Uno, el toledano, ganó por lesión del austriaco Thiem y el de Jávea doblegó pasada la medianoche al gigante Isner.  A López le espera el japonés Nishikori, mientras que Ferrer buscará las semifinales ante el letón Gulbis.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios