se juegan el pase para tokio 2020

El punto de inflexión del rugby español o cómo desterrar la palabra 'milagro'

Este fin de semana se juegan los preolímpicos en Colomiers (Francia) y Kazán (Rusia) con unos cuadros durísimos para la selección tanto femenina como masculina de rugby 7

Foto: España celebrando la victoria ante Uruguay. (EFE)
España celebrando la victoria ante Uruguay. (EFE)

El rugby español vive este fin de semana un punto de inflexión. La disputa de los preolímpicos de Colomiers (Francia) y Kazán (Rusia), donde se entregarán los billetes para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio tanto en categoría masculina como en femenina, copan la atención de todo el rugby nacional e internacional. Un torneo muy exigente al que concurren Leones y Leonas con un difícil cometido ante selecciones mejor colocadas en el ránking internacional.

El rugby, que comparece en el Juegos en su disciplina de 7, regresó a la cita olímpica en 2016 en Río de Janeiro, donde tanto la selección española masculina como la femenina lograron una histórica clasificación. Las chicas confirmaron su gran momento clasificándose con solvencia al ganar a Rusia en la final en Dublín y teniendo el honor de participar en el partido inaugural del torneo de rugby de los JJOO, que arrancó con una patada de la española Patricia García.

Los chicos lograron su objetivo de una manera más épica tras ganar en el preolímpico de Mónaco a Samoa, que llegaba con la vitola de gran favorita después de ganar las Series Mundiales en París. Un partido que ya es historia del rugby español. La gesta de los hombres de Tiki Inchausti, entonces seleccionador de 7 masculino y hoy técnico del Alcobendas Rugby, se convirtió en viral con aquellas lágrimas de alegría Pablo Feijoo, entonces jugador y hoy seleccionador.

La Leonas en un partido ante Holanda. (EFE)
La Leonas en un partido ante Holanda. (EFE)

Pero si entonces fue complicado, esta vez quizás lo sea aún más. Solo hay un billete directo para Tokio, el que logre el ganador. Pero se ponen en juego también dos plazas para el preolímpico final de repesca, en el que competirán con países de otros continentes. Se puede decir, sin duda alguna, que este preolímpico europeo será mucho más potente que el torneo de repesca. Y el motivo es que hay muchas potencias europeas que no se han clasificado directamente vía Series Mundiales, lo que hace que este fin de semana Leones y Leonas se jueguen el pase a los JJOO ante rivales del nivel de Inglaterra, Francia o Irlanda.

Los chicos de Pablo Feijoo arrancan de inicio en un grupo formado por Rusia, Ucrania e Irlanda. Las victorias ante los dos primeros son innegociables y ante Irlanda, siendo factible, le colocaría en un posición cómoda en el cruce de cuartos. Perder con los de la isla Esmeralda complicaría mucho el rival en esa eliminatoria. Lo fundamental es pasar ese corte de cuartos, porque luego se dispondrá de dos oportunidades para ganarse el billete: de forma directa, como primero, si se llega a la final. O vía repesca, siendo segundo o ganando la final de consolación.

Mantener la regularidad

Para Pablo Feijoo "la clave está en nuestro juego. Conocemos a los rivales de sobra, llegamos en un buen momento de forma y somos conscientes de que tenemos rugby en nuestros manos para ganar a cualquier adversario. Debemos estar muy concentrados y no cometer errores. Si defendemos bien y tenemos posesiones, soy optimista". Los Leones han mantenido una trayectoria irregular en las Series Mundiales de esta temporada, con victorias sonadas como la de Nueva Zelanda y derrotas inesperadas.

En su descargo hay que señalar que se trataba de un año de transición con muchos cambios en el equipo en el que los jóvenes han ido ganando protagonismo. Pero ahora llega el momento de jugadores como Paco Hernández, Pol Pla, SúperFontes, Poggi, Alex Alonso, los hermanos Sáinz-Trápaga, Carrión, Javi de Juan... La palabra que ha acompañado a la clasificación para los Juegos desde que se conoció el sistema de eliminatoria es "milagro". No obstante, el rugby español lleva años viendo como los Leones y las Leonas obran milagros con su talento y su fe inquebrantable.

Las chicas tampoco lo tendrán fácil, porque a las clásicas Inglaterra, Francia o Irlanda se suma la anfitriona Rusia, con la que en los últimos tiempos las nuestras han sufrido derrotas dolorosas. Sin embargo, en el seno de la delegación que ha viajado a Kazán también se respira optimismo. El equipo llega tras realizar una durísima concentración en el CAR de Sierra Nevada que ha servido para disparar el umbral de sufrimiento de las jugadores y cohesionar más aún a un grupo en el que conviven jugadoras de varias generaciones.

España frente a Rumania. (EFE)
España frente a Rumania. (EFE)

El trabajo en Granada se vio reflejado en Biarritz, donde las Leonas derrotaron a la todopoderosa Australia. Pedro de Matías, seleccionador femenino, tiene claro que las clave "Será mental. Hemos hecho trabajar mucho a las chicas con la toma de decisiones en situaciones desfavorables y de mucho stress para que no cometan errores. Sabemos que vamos a tener oportunidades y tenemos que aprovecharlas". De Matías también ha ensamblado diversas generaciones en un equipo en el que conviven veteranas como la talentosa Bárbara Pla, Patricia García o Marina Bravo, con jóvenes jugadoras que ha impactado en su aparición como Lide Erbina (mejor rookie de las Series Mundiales), María García, Olivia Fresneda o Anne Fernández.

Las chicas tienen un grupo inicial en el que se medirán a Rumanía, República Checa e Irlanda. Como los chicos, las victorias ante las dos primeras son innegociables y será con Irlanda con quien se jueguen el liderato del grupo y un buen cruce. Después toca ganar forzosamente el cuarto de final, sea cual sea el adversario, y entonces dispondrán de dos ocasiones para lograr el pase a Tokio directo o a través del preolímpico de repesca.

Fin de semana duro, por tanto, en el que Leones y Leonas no tienen margen de error. Todo lo que no sea ganar el cruce de cuartos y meterse en semifinales, les deja fuera de Tokio. Si pasan el corte, luego tendrán que ganar uno de los dos partidos que le restan para seguir soñando con repetir en los Juegos Olímpicos como ocurrió en Río. El panorama es realmente complicado, así que lograr que uno se clasifique será un éxito. Y si lo hacen los dos, un milagro. Otro más.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios