debutan en el valencia master

Una campeona de 42 años y una niña de 14: la pareja más singular del pádel

Paula Eyeraguibel, ocho veces campeona del mundo, y Beatriz González, la mejor cadete de España, se estrenan como pareja en el primer torneo del año en el circuito femenino

Foto: Bea González (izq.) y Paula Eyheraguibel (der.) (Foto: Francisco Díaz/World Padel Tour)
Bea González (izq.) y Paula Eyheraguibel (der.) (Foto: Francisco Díaz/World Padel Tour)

El cuadro final del Valencia Master, segunda prueba del World Padel Tour (WPT) esta temporada, guarda una pequeña sorpresa en la categoría femenina. Es la pareja número 10, formada por la argentina Paula Eyheraguibel y la malagueña Beatriz González. La primera tiene 42 años y ha sido 8 veces campeona del mundo; la segunda tiene solo 14 y es la mejor cadete de España. Ambas debutan este miércoles en los dieciseisavos de final.

[El WPT avanza hacia la deseada y aún lejana igualdad]

"Ella me contagia ilusión, frescura, motivación. Cuando la miras ves en los ojos esas ganas de jugar por primera vez en el WPT. Una lleva muchos años y a veces ve que esas cosas se van perdiendo", cuenta Eyheraguibel, número 11 del ránking del circuito. La jugadora de Bahía Blanca, una de las más veteranas, aparcó sus planes de retirada para convertirse en la mentora de una de las mayores promesas del pádel español. "Un trofeo más, un título más... tampoco me hacía una diferencia con la edad que tengo. Ganar en otras cosas es lo que me ilusiona de este proyecto".

No es la primera vez que la argentina ejerce ese papel, aunque nunca lo había hecho con una jugadora tan joven. Hace dos años comenzó a jugar con Gemma Triay, que tenía 21 años entonces. Juntas formaron la pareja número 6 y jugaron el pasado Master Final. En la actualidad también juega en el circuito catalán con Ariana Sánchez, de 18 años. "Verlas triunfar en unos años y que se puedan llevar algo de mí es la mayor satisfacción", dice.

Eyheraguibel reconoce que le habría gustado que alguien le hubiera guiado como pretende hacer con su compañera. "Uno entrena la parte técnica y física, pero en competición la parte mental es fundamental. Cómo afrontar diferentes situaciones, momentos más límite. llevar a cabo una táctica... No es fácil cuando uno empieza así a nivel profesional".

Eyheraguibel, a la izquierda de la foto, junto a Gemma Triay, su anterior compeñara (Foto: World Padel Tour)
Eyheraguibel, a la izquierda de la foto, junto a Gemma Triay, su anterior compeñara (Foto: World Padel Tour)

['Setpoint Events', una empresa española tras la expansión del pádel]

Los puntos conseguidos junto a Triay tienen la culpa de que ahora, junto a Bea González, entren directamente en el cuadro final. Esa situación ha provocado reacciones contrarias, como la de la jugadora Esther Lasheras, que un día después del anuncio de la nueva pareja escribió una entrada en su blog titulada "Comprando un hueco en la élite" en la que criticaba la práctica de pagar para jugar con un jugar de mejor ránking y evitar pasar por las fases previas. Aunque en el texto Lasheras no nombra el caso de Eyheraguibel y González,  sus palabras han sido internpreadas como un ataque en esa dirección.

"Si cada uno quiere elegir ese camino, adelante, pero este no e el caso para nada. Me manejo con unos valores diferentes en la vida", afirma Eyheraguibel. En su caso, cuenta, fue ella la que se acercó a su joven compañera después de que Carolina Navarro, también de Málaga, le hablara de ella. Quedaron para jugar un partido en Alicante y días después le propuso formar pareja en el World Padel Tour, circuito en el que ya tenía previsto competir este año Bea González.

La precocidad es consustancial al deporte. También al pádel. Hace unos años, Marta Ortega comenzó a jugar en el WPT con solo 16 años, y al año siguiente ya estaba jugando la final del Master Final. "Se comenta que los menoes no deben saltarse las previas, pero ¿quién decide cuál es el mejor camino para empezar? Si la jugadora tiene la capacidad técnica como para saltarse determinadas instancias, y mientras sepa estar contenida por sus padres, compañera y entrenador, no creo que sea negativo", opina Eyheraguibel. Debido a los puntos que defiende a la argentina, no sería extraño que de aquí a unos torneos tengan que jugar las previas.

"Es un ejemplo de generosidad lo que está haciendo", dice el padre, Antonio González, que también niega que hayan pagado a Paula para que juegue con su hija. "Ni muchísimos menos los tiros van por ahí". "Paula es una jugadora superexperimentada que sé que va a cuidar de Bea como la cuidaría su propia madre", dice. El padre reconoce la preocupación de la familia por el ambiente de un circuito profesional: "Lo que se va a encontrar no tiene nada que ver con los torneos de menores".

[Teledeporte será el canal oficial del World Padel Tour]

Tanto su padre como su compañera descartan ponerse ningún objetivo; el plan es disfrutar. "La quiero ayudar. Hablo mucho con sus padres, con su entrenador y con psicólogos para llevar esta situación de la mejor manera. Ya le dije que resultados no quiero, quiero que disfrute y que se lleve el mejor recuerdo. Y así lo estamos enfocando", explica Eyheraguibel. "Nosotras a divertirnos y a disfrutar jugando", dice la joven jugadora.

Ella vive con sus padres en Málaga, donde entrena cuatro días a la semana por las tardes tras salir del colegio. "Eso es lo primero. Puede jugar donde quiera, pero le pedimos que no baje su nivel en los estudios. Y en los cinco años que lleva compitiendo no se ha resentido. Creo que el deporte le ayuda a ser muy aplicada", explica su padre. La hija tiene aprendida la lección: "Como los estudios vayan mal, se acabó el pádel". Viviendo una en Málaga y la otra en Barcelona tienen muy difícil entrenar juntas. El plan es llegar un día antes a los torneos (tienen previsto jugar todos los de este año) y aprovechar para practicar. Bea González viajará con sus padres y será su entrenador el que se siente en el banquillo durante los partidos.

"Sé controlar más o menos bien los nervios y espero que vaya bien", dice, aunque reconoce estar un "poquillo" nerviosa antes de su debut. Calmarla será tarea de Eyheraguibel, que sabe que le toca cuidarla "porque no deja de ser una niña".

Pádel

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios