"me estaba durmiendo al tiempo que nadaba"

Pablo Fernández supera el covid-19 y nada 25 horas seguidas para recaudar fondos

El nadador español Pablo Fernández batió el récord Guinness para recaudar 15.000 euros que servirán para luchar contra el covid-19

Foto: Pablo Fernández, nada más completar su objetivo: 25 horas seguidas nadando (Foto: YouTube)
Pablo Fernández, nada más completar su objetivo: 25 horas seguidas nadando (Foto: YouTube)

A finales del mes de marzo, Pablo Fernández era uno más de los miles de casos que, a diario, se contagiaban en España con el coronavirus. Pero este nadador español demostró que está hecho de otra pasta: se recuperó de la enfermedad hasta vencerla y ahora, apenas un mes después, se ha tirado a la piscina para batir un récord Guinness.

Pablo Fernández ya tenía varias marcas acumuladas en su palmarés: nadie hasta la fecha ha sido capaz de nadar más rápido que él 100 kilómetros en aguas abiertas; tampoco nadie se había atrevido a nadar 5 kilómetros con unos grilletes atados en sus pies; pero ahora ha ido un paso más allá: ha nadado 25 horas seguidas sin descanso.

Lo ha hecho por una buena causa: recaudar fondos para luchar contra el covid-19, la enfermedad que le atacó hace poco más de un mes y que le obligó a pasarlo realmente mal: "Estaba con fiebre y no podía levantarme de la cama, pero de esta enfermedad se sale y se puede volver a practicar deporte al más alto nivel".

Otro récord a su lista

Y lo ha demostrado como él sabe hacerlo, nadando. Instaló una piscina que simula la natación contracorriente en la sede de su empresa, Clicars, en el barrio de Villaverde, en Madrid. El miércoles comenzó a nadar y lo hizo con un objetivo: no parar hasta superar el récord de la japonesa Yuko Matsuzaki, que nadó 24 horas de forma consecutiva en California en el año 2019.

Pablo ha recaudado 10.000 euros para luchar contra la pandemia, a lo que ha añadido otros 5.000 que han salido de su bolsillo

Pablo cumplió a rajatabla las reglas de la Asociación Mundial de Natación en Aguas Abiertas (WOWSA, por sus siglas en inglés) para que el récord fuera válido y no paró durante 25 horas seguidas, como ha explicado a Antena 3: "Fue duro, en especial a la noche. Fue una batalla psicológica, literalmente me estaba durmiendo al mismo tiempo que nadada. Pero en ese momento pensé en todos los sanitarios que han hecho guardias de más de 25 horas".

Gracias a su hazaña ha conseguido recaudar 10.000 euros que se destinarán a una de las campañas de Cruz Roja tiene en marcha para luchar contra las consecuencias del coronavirus. Pero, además, él mismo ha donado otros 5.000 euros porque no quiere olvidar lo mal que lo pasó y el trabajo que hicieron los sanitarios por él: "Lo importante era recaudar fondos, si no lograba el récord era lo de menos". Pero logró ambos objetivos.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios