COBRA 21.5 MILLONES Y NO SE REBAJA EL SUELDO

El insolidario Özil, un lastre para el Arsenal del que Florentino se libró a tiempo

El alemán salió del Real Madrid por su reconocida avaricia y ahora solo su altísima ficha, que no se quiere rebajar, impide al Arsenal traspasarlo, algo que ya intentaron Wenger y Emery

Foto: Özil, antes de un partido de la Premier con el Arsenal. (REUTERS)
Özil, antes de un partido de la Premier con el Arsenal. (REUTERS)

Aunque su propietario, el magnate estadounidense Stan Kroenke, transmitió tranquilidad a los trabajadores del Arsenal por el parón y las consiguientes pérdidas que va a provocar también al fútbol la pandemia del Covid-19, el club londinense confirmó la reducción salarial a la que tendría que someterse su primera plantilla. Y no una simple bajada de sueldo durante unos meses como ha sucedido en otros equipos, sino una reducción que durará hasta abril de 2021, si bien está supeditada al rendimiento de los jugadores de Mikel Arteta, de ahí que si, por ejemplo, se clasifican para la Champions, cobrarían el salario íntegro, más un extra como compensación.

Aún así no resultó sencillo, pero finalmente la plantilla 'gunner' aceptó la bajada, salvo dos o tres excepciones. Una de ellas, que está confirmada y llama la atención, es la que tiene como protagonista a Mesut Özil, quien una vez más ha demostrado ser tan brillante con el balón, como insolidario sin él, también fuera del campo. El ex jugador del Real Madrid tiene una ficha que ronda los 21,5 millones de euros al año, alrededor de 400.000 euros semanales, que es como se tiene por costumbre cobrar en Inglaterra, una millonada a la que hay sumar lo que gana en otros conceptos.

[Portazo de Zidane a Odriozola y su ilusión de triunfar en el Madrid como vaticinó Arbeloa]

Y es que el jugador mejor pagado del Arsenal se encuentra muy cerca del 'top ten' de futbolistas mejor pagados que elaboró France Football y que encabezan Messi y Cristiano Ronaldo, con 131 y 118 millones de euros, respectivamente, seguidos por Neymar (95), Bale, Griezmnann y Hazard (38), Iniesta (34), Sterling (33), Lewandowski (29) y Mbappé (27). En estos casos se incluyen la ficha, los variables y los acuerdos de patrocinio, pero, como puede comprobarse, Özil no está muy lejos de ellos, con la diferencia de que su rendimiento sí que lo está del que se le supone a un futbolista con su caché.

Según explicó Erkut Sogut, el agente del alemán, Mesut prefirió permanecer al margen de esta bajada, ya que "el aplazamiento del pago de la ficha es una opción, pero no un recorte cuando los equipos todavía pueden ganar el mismo dinero que el año pasado si se reanuda el fútbol". Sabido es, porque así lo confirmó él mismo, que la principal razón por la que Özil dejó el Real Madrid fue precisamente económica. "Mi padre no es perfecto y las negociaciones le vinieron grandes", explicó Mesut, quien decidió prescindir de su progenitor como representante. "Ser testarudo con Florentino no es lo mejor", explicó. Visto lo visto, de buena se libró el presidente del Real Madrid.

Özil, durante un reciente partido con el Arsenal. (REUTERS)
Özil, durante un reciente partido con el Arsenal. (REUTERS)

El contraste con Cesc Fàbregas

Por más que después haya hecho una donación solidaria a la Media Luna Roja turca, el caso de Özil contrasta con el de Cesc Fàbregas, ex jugador del Arsenal, quien decidió rebajarse unilateralmente el sueldo un 30% para pagar al resto de empleados de su actual club, el Mónaco. El catalán salvará así los puestos del personal médico, los preparadores físicos y el resto de empleados del club que habían sido despedidos por culpa de la crisis. Fàbregas reveló que su bisabuela padece la enfermedad, lo que le llevó a realizar diferentes obras solidarias, como pagar el hotel a 15 ancianos de una residencia de Arenys de Munt que habían dado negativo en Covid-19.

Volviendo a Özil, nadie puede poner en duda su enorme talento y calidad. Sin embargo, ya Arsène Wenger en su última temporada vio con buenos ojos su traspaso, para lo cual paradójicamente antes no dudó en renovarle. Lo mismo hizo Unai Emery tras una temporada en la que intentó 'rehabilitarle'. El problema, la alta ficha del internacional alemán, que complica mucho su salida, a lo que ahora se suma que acaba contrato en 2021 y que en octubre cumplirá 32 años. Es evidente que tiene la vida resuelta y que a él poco o nada parece importarle ser un lastre para un Arsenal que necesita dinero para poder reforzarse.

De momento, Mikel Arteta también se ha propuesto recuperarle para su causa, que no es otra que la que quieren todos los 'gooners': verle rendir al nivel que puede y debe. Hace unos días, Arshavin, que jugó cinco años en el equipo inglés, comentó sobre el internacional alemán de origen turco que "es un jugador de clase mundial, pero no tiene futuro en el Arsenal porque ralentiza el juego". "Ha mejorado en el Arsenal, pero, aun así, en un futuro, no lo veo allí", añadió el ruso. El problema es que Özil poco o nada va a cambiar ya y gestos como el de no rebajarse el sueldo no le ayudan. Ni a él ni a un Arsenal al que se le siguen colocando jugadores sin ningún tipo de rigor o fundamento. El último, un juvenil del Real Madrid, aunque cada vez cuela menos...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios