el presidente del csd 'se presenta' en el confidencial

José Ramón Lete: "Como político soy más de dar juego que de tirar triples"

Donostiarra de nacimiento y vitoriano de adopción, su acento gallego delata que vuelve a Madrid tras su paso por Vigo. Después de estar en muchas quinielas, ha llegado su hora

Foto: José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes, durante su visita a la redacción de El Confidencial.
José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes, durante su visita a la redacción de El Confidencial.

Lleva apenas tres semanas al frente del Consejo Superior de Deportes (CSD), pero la soltura y la seguridad con la que se desenvuelve hace que parezca que lleve una legislatura. José Ramón Lete Lasa (San Sebastián, 1957) es el sustituto de Miguel Cardenal como Secretario de Estado para el Deporte, un puesto al que llega procedente de Galicia, donde desde 2010 desempeñaba las funciones de secretario general del Deporte de la Xunta. Tras formarse en el Colegio San Viator de Vitoria, el mismo en el que estudió el técnico del Real Madrid de baloncesto, Pablo Laso, José Ramón comenzó una carrera como jugador de balonesto que le llevó a Breogán, Zaragoza, Náutico de Tenerife, Estudiantes y Obradoiro, equipo en el que se retiró en 1987. Es decir, que el nuevo presidente del CSD cuenta con la ventaja de que fue deportista de élite, aunque también acumula una larga experiencia en el ámbito de la gestión.

En 2005 fue nombrado subdirector general de promoción deportiva de la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, por lo que tampoco en ese sentido es nuevo en el foro. Previamente, y siempre vinculado a la Administración, Lete ocupó distintos cargos de responsabilidad en la consejería gallega de Educación y Ordenación Universitaria, en el Servicio de Salud de Pontevedra en Vigo, en la consejería de Presidencia y Administración Pública y en la Fundación Internacional para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas del Ministerio de Presidencia. Lógico que en Galicia José Ramón sea conocido, aunque en el resto de España aún no lo es tanto. Su visita a la redacción de El Confidencial le sirve para 'presentarse', y qué mejor que hacerlo con una primera entrega de la entrevista con unas preguntas más personales que institucionales.

Pregunta. ¿Cómo se enteró de que iba a ser el nuevo presidente del Consejo Superior de Deportes?

Respuesta. Me lo comunicó el Ministro (Iñigo Méndez de Vigo). Me llamó el martes (15 de noviembre), el miércoles nos reunimos para hablar, el jueves me confirmó que contaba conmigo y el viernes me nombró en el Consejo de Ministros. Así de rápido y sencillo.

P. Lo cierto es que usted siempre entraba en las quinielas para dirigir el CSD. ¿Se puede decir que estaba predestinado a ocupar este cargo?

R. Pues yo creo que en el destino y, visto lo visto, así puede parecerlo. No creo en las meigas, aunque, como se dice en Galicia, 'haberlas, haylas'. Parece que estaba predestinado, sí, pero da igual lo que crea. Lo importante es que soy presidente del CSD y voy a ejercer de tal con toda la humildad, la prudencia y la responsabilidad que requiere un cargo como éste.

P. ¿Qué deporte le gusta practicar, además del baloncesto, claro está?

R. El pádel, aunque hace mucho que no juego, y también me gusta esquiar, aunque también hace mucho que no lo hago. Practico actividad física de mantenimiento. Considero que es bueno para la salud física y la mental, y en ese sentido mi favorito es el spinning (bicicleta estática en un gimnasio). .

P. Si tiene que quedarse con un momento histórico del deporte español, ¿cuál es el primero que le viene a la cabeza?

R. Hay muchos, pero puestos a quedarme con uno, la medalla de plata en baloncesto en los Juegos de Los Angeles 1984.

P. ¿Tiene algún referente en la gestión deportiva?

R. Tengo muchos y precisamente por ello no me atrevo a dar un nombre. Destacaría a ese presidente o a ese directivo anónimo que gestiona con muchas dificultades el día a día. Creo que ellos son la clave del éxito del deporte español. Sí, mis referentes son esos dirigentes que comprometen su tiempo y su dinero para llevar adelante un proyecto deportivo.

P. Nacido en San Sebastián, pero criado en Vitoria y afincado durante muchos años en Vigo, ¿cuál es su equipo de fútbol?

R. El Celta.

P. ¿Y su equipo de baloncesto también está en Galicia?

R. Sí, el Obradoiro.

P. ¿Y cuál es su equipo de la NBA, que seguro que también tiene?

R. Pues en mis tiempos yo siempre fui de los Lakers. Posiblemente ahora tendría otro equipo, pero, qué quiere que le diga, históricamente soy de los Lakers.

P. ¿Cuál fue su cromo de fútbol preferido?

R. Pues cualquiera de los jugadores de la Real Sociedad, pues cuando era pequeño vivía en Vitoria y mi equipo en aquel momento era la Real.

P. Aunque sea metafóricamente hablando, ¿el póster de qué jugador de baloncesto tenía colgado en su cuarto?

R. El de Larry Bird, mítico jugador de los Boston Celtics. Sí, paradójicamente el gran rival de Los Angeles Lakers...

P. ¿Y quién era su ídolo en España?

R. Le voy a tener que pedir derechos de imagen a Juan Corbalán, pero siempre digo que él era mi ídolo cuando yo era joven. Actualmente hay muchos como Pau Gasol, Rafa Nadal, Fernando Alonso, Carolina Marín...España tiene deportistas de primerísimo nivel

P. Mourinho o Guardiola, como antes Bilardo o Menotti. ¿Con qué modelo de gestión deportiva se identifica más?

R. Yo me identifico con un entrenador que esté cerca de sus jugadores.

P. Usted que tiene experiencia personal y profesional en las dos: ¿es inevitable mezclar política y deporte?

R. Es evitable, pese a que algunos consideran que es inevitable.

P. ¿La corrupción es una condición del género humano que no se puede evitar?

R. Todas las conductas antijurídicas no sé si desgraciadamente están en los genes, pero lo realmente importante es que tengamos instrumentos para corregirlos cuando haya desvíos.

P. Cuando era jugador profesional, ¿conoció a algún compañero o rival que se dopara?

R. No, nunca.

P. ¿A qué deportista español tiene más ganas de conocer?

R. A Nadal. Le conozco, aunque él quizás no se acuerde de mí. Rafa es alguien con quien me gustaría tener una relación personal. Al menos, mantener una larga conversación para poder intercambiar impresiones con él.

P. ¿Y a cuál le haría más ilusión colgar una medalla?

R. A Pau Gasol.

P. ¿Con qué momento de su carrera deportiva se queda?

R. Más que con un momento, me quedo con una trayectoria. Me he pasado la vida estudiando y más de una vez he pensado que si el tiempo que estuve entrenando y jugando a baloncesto lo hubiera dedicado a estudiar aún más, no sé lo que habría llegado a ser. Sin embargo, en cien vidas que tuviera, en todas elegiría ser baloncestista.

P. ¿Cuál es el valor deportivo en el que más cree y se rige en su vida?

R. Respeto al adversario y a las normas del juego.

P. ¿Aunque aún esté recién llegado, a qué federación le gustaría más echar una mano?

R. No puedo identificar una, pero diría que a cualquier federación emergente, y no por minoritaria, sino porque realmente esté buscando un hueco, que trabaje bien, porque creo que son las que más lo necesitan.

P. Si se puede saber, ¿qué consejo le ha dado su antecesor en el cargo, Miguel Cardenal?

R. Hablamos de algo aburrido como es el traspaso de poderes. Me contó los problemas que él tuvo, pero concretamente no me dio ningún consejo. Me dijo, eso sí, que por mi experiencia confiaba que me fuera bien en la gestión.

P. ¿Ser presidente del CSD es para un gestor deportivo como para un deportista ir a la Selección?

R. Sí, y esto es algo que yo siempre digo. Para un gestor deportivo poder gestionar todo el deporte español creo que es lo máximo. En mi época de júnior pertenecí a las selecciones nacionales de baloncesto, pero no pude llegar a la absoluta, tal y como hubiera sido mi deseo. En cierto modo, ahora puedo decir que lo he hecho.

P. ¿Hasta qué punto es importante o interesante que el presidente del CSD haya sido deportista?

R. Yo creo que ayuda, aunque tampoco creo que sea imprescindible. Da una mejor visión del deporte y tienes una sensibilidad y una cercanía diferencia a si no perteneces a este mundo.

P. ¿Se siente más presión ahora que lleva corbata o antes cuando vestía de corto?

R. Es una buena pregunta porque ahora con corbata también hay momentos en los que siento que estoy tirando un tiro libre, estamos empatados y necesito encestar... Las presiones son diferentes. Cuando juegas, lo sudas, mientras que en la política tienes que tragar muchos sapos.

P. ¿En política se tiran muchos triples?

R. Depende del político de turno, aunque yo soy más de dar juego que de tirar triples.

P. Debutó en el palco del Camp Nou con motivo del último Barcelona-Real Madrid, ¿le veremos más veces en otros palcos como, por ejemplo, en ese tan 'habitado' como es el del Bernabéu?

R. No sólo en muchos palcos, sino también en muchos graderíos. Seguramente soy uno de los cargos más envidiados de España, hasta que conoces la agenda pública... Pero, sí, yo soy de estar cerca del deportista. Sea donde sea, siempre estaré cerca de los deportistas.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios