marín gana su quinto título de la temporada

La alcaldesa de París alucina con su paisana Carolina, reina del bádminton mundial

Anne Hidalgo, nacida en Cádiz, presenció la victoria de la onubense en el Abierto de Francia, el quinto título de la temporada de la número uno del mundo, quien cada vez juega con más confianza

Foto: Carolina Marín sumó en París su quinto título del año (Efe)
Carolina Marín sumó en París su quinto título del año (Efe)

Con más facilidad de la que se podía esperar, Carolina Marín superó a la china Wang Shixian en la final del Abierto de Francia. La número uno del mundo ganó por 21-18 y 21-10 a una rival ante la que había perdido la última vez en la que se habían enfrentado. Sin embargo, la española tenía muy bien estudiada a Wang y no sólo la derrotó con una enorme autoridad, sino que incluso la terminó desesperando. De ello fue testigo la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, andaluza como Carolina, una de Cádiz y la otra de Huelva. Sólo las prisas de la jugadora y su entrenador, Fernando Rivas, para no perder el vuelo que les traía de regreso a Madrid impidieron que ambas pudieran saludarse.   

La bicampeona del mundo (2014 y 2015) y de Europa (2014) era la segunda cabeza de serie, pero se impuso con total claridad para triunfar por quinta vez este año. All England, los abiertos de Malasia y Australia y el Mundial de Yakarta son los otros títulos ganados en lo que va de temporada, que elevan ya a 18 los de su exitosa carrera. Además, con su victoria en el abierto francés, Carolina Marín se convirtió en la quinta jugadora en la historia capaz de ganar cinco títulos en una temporada.

Tras su gran victoria en semifinales ante la taiwanesa Tzu Ying Tai por un doble 21-17, la onubense se encontró en la final como en casa, ya que el público francés la animaba constantemente al grito de "¡Carolina, Carolina!". Después de haber recuperado la condición de número uno del mundo, Marín tiene asumido que es la rival a batir. La confianza con la que jugó la final de París volvió a constatar los buenos resultados del trabajo psicológico que su equipo técnico hace con ella. De hecho, su comportamiento en la pista es impecable por más que la responsabilidad sea para ella cada vez mayor.   

Diez meses de éxitos

Marín comenzó su temporada en enero participando en el Syed Modi International Championships, donde perdió ante la india Saina Nehwal en tres sets. Un mes después volvió a perder otra final, esta vez la del Yonex German Open, ante la coreana Sung Ji Hyun. Esos dos torneos son de la categoría Grand Prix Gold, perteneciente al tercer nivel del bádminton mundial (primero están el Campeonato del Mundo y los Juegos Olímpicos, luego vienen los Superseries, después los Grand Prix y en el cuarto nivel los International).

Esos dos primeros torneos formaban parte de la preparación de la primera gran cita del Yonex All England Open, el torneo más antiguo y prestigioso del mundo. Allí, Marín dio su primer zarpazo del año y le devolvió la monea a la india Nehwal. Ese mismo mes de marzo llegó a semifinales del Superseries de la India y ganó el de Malasia. Este último, como el de Inglaterra, es Superseries Premier. La diferencia entre uno y otro sería como la que hay entre un Masters 1000 y un Grand Slam en tenis.

Carolina Marín, en el Abierto de Francia (EFE)
Carolina Marín, en el Abierto de Francia (EFE)

Brilla en los torneos de más nivel

El segundo nivel del bádminton mundial, el BWF Superseries, incluye doce torneos (más una gran final que se celebrará en diciembre en Dubái), de los que cinco son Premier: Inglaterra, Malasia, Indonesia, Dinamarca y China. Marín ha participado en ocho de los diez que se han disputado hasta el momento (no lo hizo en Singapur y Corea del Sur), con unos resultados excelentes: cuatro títulos, dos semifinales y unos cuartos de final. Sólo falló en Indonesia, donde cayó en la primera ronda.

Una fractura en el pie por estrés estuvo a punto de dejar fuera a Carolina del Mundial de Yakarta, pero se recuperó a tiempo para colgarse su segunda medalla mundial consecutiva. En la final volvió a superar a la india Saina Nehwal, con la que se disputa el primer puesto del ránking mundial. Nehwal, como el resto de jugadoras del circuito, ha sucumbido este año ante la superioridad de Marín: mientras la española ha ganado cuatro torneos del Superseries (y el Mundial), ninguna de sus rivales ha sumado más de uno.

Y aún queda la traca final: los torneos de China (de categoría Premier) y Hong Kong en noviembre y la final de Dubái en diciembre, a la que ya se puede dar por clasificada a Marín. Esos los retos que le quedan a la española en 2015, antes de meterse de lleno en la preparación de 2016, con un gran objetivo sobre todos los demás: los Juegos Olímpicos de Río.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios