Phelps regresa con la mejor marca del año en el 200 mariposa
  1. Deportes
  2. Otros deportes
no está participando en el mundial de kazán

Phelps regresa con la mejor marca del año en el 200 mariposa

El estadounidense ganó el Campeonato Nacional de Estados Unidos que se disputa en San Antonio. Paró el crono en 1:52:94, medio segundo menos que Laszlo Cseh, campeón mundial en Kazán

Michael Phelps despejó la pasada madrugada cualquier duda sobre su estado de forma. A un año de Río 2016, el deportista más lauredado de la historia de los Juegos Olímpicos consiguió la mejor marca mundial de año en los 200 mariposa, su prueba fetiche, en la que ha ganado cinco oros mundiales y dos olímpicos (sólo Chad Le Clos, en Londres 2012, le ha ganado en la gran competición internacional).

No fue en el Mundial de Natación de Kazán, sino en el Campeonato Nacional de Estados Unidos, una competición de segundo nivel para los nadadores que no consiguieron su plaza para el Mundial que se está celebrando en San Antonio, donde el nadador de Baltimore ha demostrado que, a sus 30 años, aún va sobrado. Ganó la prueba con una marca de 1:52.94, casi medio segundo menos que el 1:53.48 con el que húngaro Laszlo Cseh ganó el oro el pasado miércoles en el Mundial. Es la mejor marca de Phelps en la prueba desde que batiera el récord mundial en Roma 2009 con 1:51.51.

Hasta él mismo estaba sorprendido con la marca, que celebró con más efusividad de la que acostumbra, quizá por todo lo que le ha pasado en los últimos tiempos. A finales de septiembre de 2014 fue detenido por infrigir las normas de tráfico y por duplicar la tasa de alcoholemia máxima permitida. Fue condenado a un año de cárcel y la federación estadounidense lo sancionó seis meses y lo dejó fuera del Mundial de Kazán. No era el primer escándalo de su carrera.

Estuvo seis semanas en terapia y comenzó a ir a reuniones de Alcohólicos Anónimos. Pero ahora, ya más centrado, todo va más rodado con vistas a Río. "Estoy muy relajado. Creo que eso es lo más importante en mi día a día", explicó tras la prueba. "Creo que esto desmuestra que todo es posible si lo quieres lo suficiente. Puedo hace cualquier cosa que me proponga", dijo. "Ha sido una de sus mejores actuaciones", reconoció su entrenador, Bob Bowman.

Hace unos días, Jon Urbanchek, entrenador del equipo de Estados Unidos durante varias décadas y una eminencia en la natación mundial, comentó en una entrevista en El País que había visitado a Phelps y que le había visto "maravillosamente bien en el agua". Afirmaba que puede ganar seis medallas en Río, aunque no lo ve haciendo un programa largo. "No necesita más medallas de oro. ¡Game over! Su motivación es disfrutar del deporte y atraer la atención del público hacia la natación. Todavía puede nadar muy rápido".

Tras 18 medallas de oro (22 en total) en los Juegos Olímpicos, a Phelps, que cumplió 30 años en junio, todavía le queda cuerda para rato. En Río de Janeiro volverá a ser una de las estrellas, como lo fue en Atenas, Pekín y Londres. "El próximo año va a ser muy divertido", advierte.

Michael Phelps Juegos Olímpicos Río 2016 Mundial de Natación de Kazán
El redactor recomienda