Las Leonas del Seven, las heroínas que hicieron mortal al titán de Nueva Zelanda
  1. Deportes
  2. Otros deportes
derrota de las 'all blacks' tras 37 triunfos

Las Leonas del Seven, las heroínas que hicieron mortal al titán de Nueva Zelanda

España jugó la Copa de Oro del rugby seven. Lo destacable es haber llegado a jugar ese torneo, algo que no habían hecho en esta temporada. Lo histórico es haberlo hecho ganando a las mejores

placeholder Foto:

Nunca acabar octavas en un torneo había sabido tan bien. No es una posición a priori demasiado honrosa, sobre todo si sabemos que el campeonato lo juegan ocho equipos. Es decir, quedar últimas fue un regalo divino, una muestra de la ferviente lucha que viene llevando a cabo del rugby español para colarse poco a poco en la élite mundial. Las Leonas del Seven perdieron todos los partidos de la Copa de Oro de Londres, penúltimo torneo de las Women’s Sevens Series. Pero poco importa, en realidad. Era algo que podía pasar, que en cierto modo se podía prever. Lo realmente destacable es haber llegado a jugar ese torneo, algo que no habían hecho en esta temporada. Lo histórico es haberlo hecho ganando a las mejores.

Nueva Zelanda es al rugby actual lo que España al hockey patines: es una dictadura tan brutal que cualquier derrota que sufran se valora tanto como la muerte de Aquiles en Troya. Al parecer inmortal, es sobrecogedor que acabe siendo vencido por un rival siempre inferior. Y como lo es en el rugby union, también lo es en el seven, especialmente el femenino. Habían pasado 37 partidos desde que Nueva Zelanda vio cómo se llevaba su adversario una victoria. Y fue en The Stoop, justo enfrente del mítico Twickenham de Londres, donde volvieron a perder.

El seven es un deporte especial. Al jugar siete contra siete en la misma superficie que lo hacen quince contra quince, el tiempo que pueden estar corriendo de una zona de marca a otra es mucho más breve, porque no son superhéroes. El tiempo real son 14 minutos disputados, por lo que es muy ligero de ver para los espectadores y permite disputar todo un torneo en el mismo día, en el mismo campo. España, de hecho, jugó seis partidos este fin de semana y todo empezó mal, acabó regular, pero entre medias fue de maravilla.

Francia es superior a España, de largo. Tiene una tradición de rugby muchísimo mayor que nuestro país y superarles si no es utópico, lo roza. Y aun así, las Leonas plantaron mucha cara a las francesas en el primer envite, pero finalmente cedieron por 12-5 en el primer partido. Y cuando debía llegar una derrota clara, fue cuando España dio la vuelta a la historia. Y la verdad es que le dio la vuelta de manera bastante literal, porque Nueva Zelanda empezó ganando el partido por 10-0 en el minuto 6. Y tras ponerse increíblemente 10-14, el ensayo de Whata daba una virtual victoria a las All Blacks… hasta que Patri García, en el último instante, realizó un ensayo que ya forma parte de la historia del rugby español y que puso el definitivo 15-19.

Y poco después, el triunfo sobre Brasil confirmaba la clasificación para la Copa de Oro por primera vez en la temporada. Ese fue el gran premio para las primeras en ganar a Nueva Zelanda en la Seven Series. A partir de ahí no hubo más alegrías, porque el éxito ya estaba conseguido. A partir de ahora, el reto es no quedarse ahí y que jugar la Copa de Oro se convierta en regla y no en excepción. Vista la progresión, no es descartable que eso suceda. Próxima parada, el campeonato de Europa de junio y julio que da al campeón un billete directo a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Rugby Selección española de rugby All Blacks
El redactor recomienda