La ‘marca España’ se refuerza en la lejana China a lomos de un caballo y sobre la nieve
  1. Deportes
  2. Otros deportes
el desconocido mundial de snow polo

La ‘marca España’ se refuerza en la lejana China a lomos de un caballo y sobre la nieve

Alejados de los focos de los medios de comunicación, tres jinetes representan a España durante el Mundial de Snow Polo que se está disputando en la lejana China

Foto: Imagen de un partido de snow polo (EFE)
Imagen de un partido de snow polo (EFE)

Grabados de muchos años antes de Cristo demuestran que el ser humano ya practicaba en Persia un deporte poco conocido. Durante estos días, la ‘marca España’ pretende reforzarse un poco en un campeonato del mundo casi clandestino. Durante estos días, la selección española de polo defiende nuestros coloresen Tianjin. Tres jugadores y un entrenador llevan días, en el más absoluto anonimato mediático,en la lejana China disputandoel Mundial de Snow Polo, una modalidad de este deporte que en invierno cobra protagonismo. Alejados de los focos, Pelayo Berazadi, Juan Clemente Marambio y Santiago Marambio, a las órdenes de Antonio Ayesa (jugador/entrenador), representan aEspaña en una cita desconocida para el gran público.

Luis Benjumea, Director Deportivo de la Real Federación Española de Polo (RFEPOLO), explica en conversación con El Confidencial que “igual que el tenis ser practica en diferentes superficies, en nuestro deporte sucede lo mismo y hace años surgió el snow polo. El polo se trata de un deporte que engancha mucho por practicarse con unos caballos que son auténticos atletas. Se practica en casi todos los países del mundo, lo que pone de manifiesto que se trata de un deporte muy atractivo”.

España cuenta con unos 600 jugadores y como sucede en el golf, tienen su hándicap, que se basa en una estimación natural del número de goles que un jugador vale para su equipo. El máximo hándicap en el polo es de 10 goles y como cada equipo tiene 4 jugadores -en este Mundial los equipos están formados por 3-, el máximo hándicap por equipo es de 40 goles. El hándicap más bajo posible es -2, y normalmente es para jugadores con poca experiencia. Los partidos se dividen en 4 o 6 tiempos (chukkers) de 7 minutos reales y los jugadores no forman parte de un equipo, sino que son contratados por empresarios para disputar los diferentes torneos que se disputan por el mundo.

Los rigores del largo y duro frío invernal que asola Europa durante meses provocó que apareciera la modalidad del snow polo, dado que las canchas de hierba no se encontraban en las mejores condiciones. “Además, durante esta época los caballos se mantienen en forma”, apunta el Director Deportivo de la RFEPOLO. Los caballos mantienen el equilibrio sobre la resbaladiza pista gracias a los ramplones, una pequeña pieza de hierro en forma piramidal que se coloca en las herraduras traseras, haciendo que el caballo no sufra caídas.

En este Mundialha sido la organización la que se ha encargado de poner los caballos a disposición de los jinetes. “En un partido puede haber disponibles hasta 40 caballos”, destacando “la ayuda del Consejo Superior de Deportes (CSD) para financiar este viaje”. Ana Muñoz, Directora General de Deportes, está al tanto en todo momento de todo lo concerniente a este Mundial, que cumple en China su cuarta edición y en la que España ha perdido sus dos primeros partidos, ante Hong Kong, una de las grandes favoritas junto a Argentina, y Estados Unidos.

“No se dan premios en metálico en este deporte. La figura más relevante del mundo del polo es el patrón, la persona que contrata a los jinetes y pone a su disposición los caballos”, explica Benjumea, que deja claro que no es un deporte exclusivo de gente pudiente. “En este mundo hay jinetes que obviamente tienen una posición acomodada, como también es cierto quehasta mozos de cuadrahan conseguido hacerse un hueco para jugar al polo”. “El nivel que hay en España es bueno, pues hay que recordar que hace dos años ganamos el Campeonato de Europa”, destaca.

Sin competiciones domésticas, el mundo del polo cobra protagonismo en los diferentes torneos que se disputan en distintos puntos del planeta. En España, por ejemplo, Barcelona, Madrid ySotogrande organizan competiciones de primer nivel. “Claro que un jugador se puede ganar la vida con el polo y muchos lo hacen”, recalca Luis Benjumea, que recuerda que “hay algunos que pueden llegar a ganar 5 o 6 millones de euros al año. Por ejemplo, en este Mundial no ha podido representar a España Mario Gómez porque está disputando un torneo en Dubai, donde ganará dinero. Los mejores del mundo, empezando por Adolfo Cambiasso, se encuentran en Argentina”. Firmas de primer nivel (Rolex, Land Rover o Moët&Chandon) apuestan por este deporte, pero sólo en los torneos más exclusivos.

“Los tres españoles que han viajado a Tianjinlo han hecho porque les apetecía representar a España”, afirma, explicando que “sólo cobran dietas y los gastos. En un torneo cualquiera que se esté disputando ahora, ganarían obviamente mucho más dinero que estando en China”. Todo un Mundial que no se puede disfrutar por ninguna televisión, pues explica para acabar que“sólo determinados torneos se televisan o se pueden ver a través de internet. En España, por ejemplo, sólo se televisan la Copa de Oro y la Copa de Plata”.

Luis Benjumea Ana Muñoz Real Federación Española de Polo
El redactor recomienda