los jugadores pidieron el referéndum

La exhibición independentista del hockey catalán puede terminar en inhabilitación

Lo sucedido en la Copa del Tricentenario de hockey patines, con los jugadores de la selección catalana pidiendo el referéndum, es la gota que colma el vaso

Foto: Imagen de la selección catalana de hockey patines (FOTO: http://fecapa.cat/portals/copatricentenari)
Imagen de la selección catalana de hockey patines (FOTO: http://fecapa.cat/portals/copatricentenari)

Una vez más la política se ha entrometido en el mundo del deporte. No es la primera vez ni será la última, pero en Cataluña el uso de cualquier competición deportiva para fines reivindicativos empieza a ser algo habitual. Lo sucedido con la Copa del Tricentenario de hockey patines, con los jugadores de la selección catalana pidiendo el referéndum, ha colmado la paciencia de diferentes federaciones, las cuales piden intervención y sanciones. Hay antecedentes que apuntan a un castigo, pero en esta ocasión todo hace indicar que la pena puede no ser sólo económica, sino terminar en inhabilitación tanto para deportistas como para federativos.

La escena es conocida. Frederic Kanouté, exdelantero del Sevilla, tras meter un gol al Dépor exhibió una camiseta pro-Palestina, en plena invasión israelí de la Franja de Gaza. El resultado también es conocido, multa de 3.000 euros.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), ya lo expresó en los Juegos Olímpicos de Pekín a manera de recordatorio. "No se pueden hacer declaraciones de contenido político en la zona olímpica. Ni en la villa ni en las instalaciones. La consecuencia es la retirada de la acreditación y para casa. Es el momento del deporte y de los deportistas. El de la política será otro", recordó. Declaraciones que auguraban lo que años después se ha convertido en algo rutinario.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) decidirá en los próximos días si sanciona la celebración de la denominada Copa Tricentenario, donde las camisetas exhibían el lema "Catalans want to vote", en referencia al referéndum por la independencia de Cataluña del próximo otoño.

Mientras en la prohibición de los Juegos Mundiales a celebrar en Elche, Ana Muñoz remitió un escrito a la Delegación del Gobierno y fuerzas de seguridad, el CSD no ha realizado actuación alguna contra este evento patrocinado por Iván Tibau, secretari de l'Esport de Cataluña, más allá de recordar la ilegalidad del torneo y, por supuesto, de cualquier vinculación política. Un amistoso a celebrar en mayo de 2008 entre Argentina y Cataluña fue prohibido en enero de 2013; además, se resolvió con una sentencia judicial condenatoria a la Federación Catalana de Bolos la organización de una competición internacional en Cataluña, celebrada al margen de la Federación Española de Bolos.

Y ello a pesar de que la Carta Olímpica, la Ley de Deporte y normativas sectoriales como las de la FIFA o RFEF así lo establecen, llegando a calificar la contravención de la exhibición de mensajes políticos como falta grave.

En los próximos días se espera la actuación del CSD sobre los participantes y organizadores del citado evento a la vista de la exhibición realizada. Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes, está estudiando el efecto contagio de estas acciones que, de no actuar con celeridad y en forma sancionadora, podría concluir en todo tipo de actos similares hasta la celebración del referéndum consultivo.

El Real Decreto 2075/1982, de 9 de julio, sobre actividades y representaciones deportivas internacionales, exige la preceptiva autorización del CSD para aquellas actividades internacionales (oficiales o amistosas, en España o en el extranjero) donde haya participación española, e indistintamente de si participa o no el equipo nacional o si están soportadas económicamente o no por la federación española de turno, con la única excepción de los Juegos Olímpicos y los Juegos Mediterráneos.

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios