La jugada perfecta de Fabio Quartararo: él gana y sus rivales se estrellan
  1. Deportes
  2. Motociclismo
MotoGP: Gran Premio de Silverstone

La jugada perfecta de Fabio Quartararo: él gana y sus rivales se estrellan

No podía haber sido mejor el desenlace del Gran Premio de Reino Unido de MotoGP para Quartararo: a su victoria se suman los malos resultados de Mir, Bagnaia y Zarco

placeholder Foto: Francesco Bagnaia y Fabio Quartararo, en acción durante la carrera. (REUTERS)
Francesco Bagnaia y Fabio Quartararo, en acción durante la carrera. (REUTERS)

Cuando se lucha por un título no solo hay que contar con todo lo bueno que uno es capaz de hacer sino también aprovechar las buenas oportunidades, los días malos de los rivales. Cuando se combinan ambas situaciones, se vive una jornada pletórica, como la que ha vivido hoy en Silverstone Fabio Quartararo, en una jornada perfecta. Su victoria, la quinta de la temporada, ha llegado con el desastre vivido por sus rivales en la lucha por título, Joan Mir y Pecco Bagnaia, que han terminado muy atrás.
En Silverstone se experimentó un notable descenso de temperatura del sábado al domingo, y eso permitió abrir las opciones en la elección de los neumáticos.

Inicialmente, parecía claro que la monta más segura era el compuesto medio tanto delante como detrás, pero precisamente los tres aspirantes decidieron en la parrilla asegurar el agarre delantero montando el compuesto más blando, que iba a obligar a ser cauto con el ritmo para no castigar la goma delantera de cara al final de carrera.
Que los tres eligieran el mismo neumático entraba dentro de la lógica de las carreras: cuando hay dudas con los neumáticos lo mejor es montar lo que montan tus rivales directos.

placeholder Mañana nublada en Silverstone. (REUTERS)
Mañana nublada en Silverstone. (REUTERS)

Y así, Quartararo, Mir y Bagnaia llevaban los mismos neumáticos. Pero la diferencia ha residido en el desarrollo de la carrera de cada uno de ellos. Para conservar bien el neumático hay que evitar que se sobrecaliente, y si te quedas encerrado en un grupo, rodando a rueda de otros pilotos, tienes todos los números para que el neumático coja temperatura. El piloto francés hizo una buena salida, se metió en el grupo de cabeza y se puso primero en la quinta vuelta, y partir de ahí, ritmo, ritmo y ritmo. Rodando solo puedo escaparse y marchar destacado, anotándose la quinta victoria de la temporada.

Bagnaia estuvo delante pero no pudo seguir el ritmo del líder inicial Pol Espargaró, y luego fue descolgándose poco a poco. Y Mir, de nuevo saliendo en posiciones retrasadas, tuvo que jugársela a una buena salida, sin el éxito de otras ocasiones, y se vio atrapado en el grupo intermedio del que no pudo librarse. Y a mitad de carrera, Bagnaia y Mir llegaron a rodar juntos, pero el de Ducati no tuvo suficiente consistencia y siguió perdiendo terreno, hasta acabar 14º. A Mir tampoco le fue mucho mejor: llegó a colocarse quinto pero terminó finalmente noveno.

Con esto resultados y la victoria de Quartararo, el francés ha apuntalado su posición en el Mundial. Ahora lidera con 65 sobre Mir y 69 sobre Zarco, que una carrera más ha estado desinflado, irreconocible. Y Bagnaia es cuarto, a 70 puntos. A estas alturas del campeonato no parece que haya nadie con capacidad de apretar las clavijas a Quartararo, y si este ve complicado el desenlace del Mundial será por sus propios errores, porque a estas alturas lo tiene más que encarrilado.

Seis marcas

Lo más destacable de este fin de semana en MotoGP ha sido el primer podio de Aprilia en MotoGP, un resultado de Aleix Espargaró que, sin duda, ilusionará a su nuevo compañero Maverick Viñales, que en unos días va a realizar su primera toma de contacto con la moto italiana en el circuito de Misano, y se prevé que debute con Aprilia en el Gran Premio de Aragón, así que viendo el buen resultado del fabricante en Silverstone resultará de lo más interesante ver cómo se acopla Viñales a su nueva montura. En Silverstone se ha marcado un hito en la historia de MotoGP, porque en las seis primeras posiciones se han clasificados seis marcas diferentes: Yamaha, Suzuki, Aprilia, Ducati, Honda y KTM. Eso demuestra la riqueza y variedad del campeonato.

El tapado en Reino Unido ha sido Alex Rins, que dio la de cal con una segunda posición, volviendo a las andadas del pasado, cuando en Suzuki a uno le iba bien, al otro mal. Sorprendió la pole de Pol Espargaró, pero no tenía ritmo para aguantar. Bastante hizo con rodar en cabeza las cinco primeras vueltas, aguantando el ritmo para ser quinto. No es donde se espera que esté Honda, pero a día de hoy, con un Marc Márquez irregular y falto de físico, que en Silverstone se precipitó llevándose en la primera vuelta a Jorge Martín, hacer un quinto puesto ayuda a recuperar la confianza.

placeholder Podio del Gran Premio de Gran Bretaña. (REUTERS)
Podio del Gran Premio de Gran Bretaña. (REUTERS)



Con Quartararo, Yamaha ha recuperado la estabilidad del pasado. Sigue siendo la moto que más victorias consigue, pero a diferencia del año pasado, con un piloto consistente como el francés. Ducati sigue viviendo su montaña rusa de resultados, con días buenos y decepciones, y en especial Bagnaia, que parecía destinado a liderar la marca, no termina de redondear un fin de semana. Y KTM tampoco ha estado al nivel de otras carreras. Solo el audaz Brad Binder, piloto de domingos, autor de espectaculares remontas, fue capaz de remontar hasta la sexta plaza, con el joven Iker Lecuona, sin contrato para 2022 y con la KTM satélite, a rueda.

Veremos qué pasará en las próximas carreras y en qué medida pueden influir en el desenlace del campeonato la futura incorporación de Andrea Dovizioso al equipo satélite de Yamaha, tras reorganizar sus peones la marca japonesa promocionando a Franco Morbidelli a la estructura oficial y alineando a Dovizioso junto a Rossi. Y la otra variable a seguir será Viñales. Quién sabe si el Mundial podrá dar un giro a partir de entonces.

Fabio Quartararo Silverstone MotoGP
El redactor recomienda