Ducati y Quartararo marcan el ritmo de MotoGP en el Gran Premio de Francia
  1. Deportes
  2. Motociclismo
El título es solo cosa de dos

Ducati y Quartararo marcan el ritmo de MotoGP en el Gran Premio de Francia

El Mundial empieza a definirse. El piloto galo recupera la primera posición y parece el único capaz de hacer frente al contundente despliegue de Ducati

placeholder Foto: El piloto de Yamaha en acción durante este domingo. (Reuters)
El piloto de Yamaha en acción durante este domingo. (Reuters)

La temporada sigue un curso fascinante e imprevisto. En los circuitos propicios para Ducati, se ha impuesto Yamaha (Losail y Portimao), y en los teóricamente favorables a Yamaha (Jerez y Le Mans), ha ganado Ducati. Nada parece cumplir con los pronósticos, así que de ahora en adelante vamos a olvidarnos de las cábalas porque carecen de sentido. Solo parece que haya una realidad en el presente campeonato: Yamaha y Ducati, o mejor dicho, Fabio Quartararo y Ducati.

Cuando una carrera se desarrolla bajo la lluvia, o en las cambiantes condiciones como la de hoy, con los pilotos obligados a cambiar de moto, de seco a mojado a poco de comenzar –unas condiciones que no se daban desde el Gran Premio de la República Checa de 2017-, por lo general se recurre al manido tópico de la lotería para calificar el imprevisible desenlace de este tipo de carreras. Pero aquí el azar no tiene el más mínimo sentido. Correr en estas condiciones requiere de cierta habilidad y coraje, como el derrochado por Marc Márquez, que sin nada que temer asumió los riesgos que otros no quisieron correr, se puso líder con el cambio de moto y terminó cayéndose, dos veces, pero demostrando que está mentalmente listo para asumir cualquier condición de carrera. Eso es lo más importante.

placeholder Marc Márquez trata de recuperar su mejor versión. (Reuters)
Marc Márquez trata de recuperar su mejor versión. (Reuters)

En Le Mans asistimos al derroche de cualidades de los especialistas en mojado. La victoria de Jack Miller fue incontestable, a pesar de su salida de pista, de las dos 'long lap' que tuvo que realizar por entrar excesivamente deprisa en la línea de boxes, y nada de eso lo frenó. Su segunda victoria consecutiva lo ha redimido, y lo coloca en posición de pelear por el título, si consigue mantener el buen nivel exhibido aquí y en Jerez. El triunfo de Miller es el triunfo de Ducati, que está sorprendiendo por su rendimiento en terrenos que teóricamente no le son propicios, aunque como ya vimos el año pasado con el triunfo de Danilo Petrucci, la Desmosedici en mojado tiene un excelente rendimiento.

Ducati está demostrando su potencial

Y no ha sido solo por el buen papel de Miller: Johann Zarco volvió a ser segundo, y Pecco Bagnaia obtuvo una excelente cuarta plaza tras remontar desde el fondo del pelotón (18º en la primera vuelta), mostrando consistencia y regularidad. Las tres Ducati confirman que la Desmosedici GP21 puede que sea la moto más constante de la parrilla. Quizás le falte paso por curva, pero lo suple con sus otras capacidades.

placeholder Quartararo recupera el primer puesto. (EFE)
Quartararo recupera el primer puesto. (EFE)

Fabio Quartararo ha recuperado el liderato del Mundial, y lo consigue en su propia casa, con una carrera solvente, un tercer puesto de gran valor. Solo aventaja en un punto a Bagnaia y se tendrá que enfrentar a dos circuitos teóricamente favorables a las motos italianas, Mugello y Montmeló, donde las Ducati pueden marcar la diferencia en la recta por su superior velocidad. Sin embargo, como vimos en Doha, esa misma característica del circuito catarí no impidió las victorias de las Yamaha de Viñales y Quartararo. Pero como decíamos antes, esta temporada nada parece encajar en los estereotipos que nos formamos.

Primer 'flag-to-flag'

Hay un hecho que casi ha pasado desapercibido para muchos, y es que esta carrera era la primera ocasión en la que Quartararo y Bagnaia, que llegaron a MotoGP en 2019, se han enfrentado por primera vez a una carrera 'flag-to-flag', en la que la lluvia no interrumpe su desarrollo. En Moto2 y Moto3, como los pilotos solo cuentan con una sola moto, no se pueden realizar este tipo de carreras. Por eso es aún más importante destacar la buena gestión que han realizado Quartararo y Bagnaia, más allá del error cometido por el francés en el cambio de moto, que realizó en el lugar que no le correspondía –el sitio de Viñales- por lo que fue penalizado. Pero incluso sin esa penalización le habría sido muy difícil frenar el empuje de Zarco, que lo adelantó a cinco vueltas del final.

También es motivo de satisfacción para el francés comprobar que su reciente operación ha sido un éxito. Una carrera en mojado es físicamente menos exigente que en seco, por lo que no parece que Quartararo haya tenido excesivas dificultades físicas para culminar la prueba y asegurarse el podio. Como decíamos tras la cita de Jerez, esta temporada apunta a un asunto entre los equipos de fábrica de Yamaha y Ducati, con Zarco y su Ducati satélite –idéntica a las motos del equipo oficial- como convidado de piedra, pero con mucho que decir, porque el francés ya suma tres segundas posiciones. Y dentro de Yamaha, Quartararo es el único con capacidad de respuesta. En Jerez se le esfumó la victoria por su problema físico, pero si este no se repite, habrá que contar con él, porque el piloto galo no tiene nada que ver con el aspirante al trono que vimos en 2020.

placeholder Fabio Quartararo celebra su triunfo. (EFE)
Fabio Quartararo celebra su triunfo. (EFE)

Los demás están marcados por los altibajos. Marc Márquez se ha ido de Le Mans con las manos vacías, pero habló alto y claro en la pista gala. Va camino de recuperar sensaciones, y en un día complicado y difícil, dio la cara como en el mejor de sus días. El polo opuesto es Viñales. En seco empezó muy bien, liderando hasta que empezó a llover, y ahí se disolvió. Los de Suzuki tampoco se olvidarán de esta carrera, por mala que ha sido para ellos. Y de KTM… El pundonor y buen hacer de Petrucci le ha brindado un buen resultado, pero nada más. A las Honda parece que les va bien el agua, pero Alex Márquez no pudo repetir el podio de 2020. Y en Aprilia, inesperadas averías. Lo dicho, todo apunta a dos claros contendientes: Quartararo y las Ducati.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gran Premio de Francia Fabio Quartararo MotoGP